miércoles, 23 de octubre de 2019

Exministro y exasesor del exprimer ministro portugués José Sócrates ayudó al rey de la pierna de cerdo a conquistar Venezuela

Fue una oportunidad única. Para Portugal, para exportaciones, pero, sobre todo, para una empresa llamada Iguarivarius. En un momento en que el primer ministro José Sócrates estaba muy cerca de Hugo Chávez, Venezuela se convirtió, de 2006 a 2012, en un Eldorado para algunas empresas de alimentos y construcción. Pero pocos han ganado más que Grupovarius, propietario de Iguarivarius, un comerciante de alimentos y no alimentos que ganó notoriedad en la Navidad de 2017, acusado de sabotaje económico por el presidente venezolano Nicolás Maduro.

El líder del Grupovarius se llama Alexandre Cavalleri. Este gerente, que se hizo conocido en el área de Sintra como portero de una discoteca llamada "María Bolacha", logró establecer relaciones cercanas con las autoridades venezolanas, y contrató o se asoció con figuras cercanas a los dos hombres que más promovieron las relaciones comerciales entre Portugal y Venezuela: José Sócrates y Paulo Portas, de acuerdo con un artículo del diario portugués Observador.

Una de estas figuras políticas es Mário Lino, el poderoso Ministro de Obras Públicas de Sócrates que, con su colega Manuel Pinho, se hizo famoso con el presidente Hugo Chávez como el dúo "Pino y Lino" (que incluso sirvió como material para bocetos humorísticos ) . Después de ser uno de los protagonistas de las embajadas económicas en Venezuela, Lino asumió el cargo el 11 de enero de 2011 como director gerente de la compañía de Cavalleri y se convirtió en presidente de Iguarivarius en marzo de 2013. Otro hombre cercano a Sócrates es Vitor Escária, ex asesor económico de José Sócrates. En 2012, recibió de la compañía ingresos de 12 mil euros y, dos años después, se convirtió en socio del holding. familiar que Alexandre Cavalleri usa para controlar a Iguarivarius.

Manuel Brandão es la tercera cara conocida de la compañía. Entre 2011 y 2014 fue director de AICEP Portugal Global con responsabilidad de exportación. El hombre de confianza de Portas, era su jefe de gabinete en el Ministerio de Defensa bajo el gobierno de José Manuel Barroso. Como gerente público, acompañó a Iguarivarius como exportador a Venezuela. Y, después de dejar AICEP , terminó como su asesor y, en noviembre de 2017, se convirtió en administrador.

La empresa Iguarivarius ya ha facturado más de 200 millones de euros con contratos públicos que se celebraron con el país ahora liderado por Nicolás Maduro . Solo con la venta de pierna de cerdo, la compañía de Cavalleri ha ganado más de 100 millones de euros. Algunos de estos contratos se ingresan en cuentas bancarias del Grupo Iguarivarius en Portugal y Suiza, según el observador.

Alexandre Cavalleri, Mário Lino y Manuel Brandão se han negado a responder por teléfono y por escrito a las preguntas del Observador , a pesar de los intentos de contacto en los últimos meses.

El descubrimiento del "mercado anhelante" en Venezuela
Era 2005. El gobierno de José Sócrates asumió el cargo en marzo y fue la primera vez que Fernando Serrasqueiro representó a Portugal en las ceremonias del 10 de junio. El Secretario de Estado de Comercio, un hombre de gran confianza del primer ministro y su fiel escudero desde los tiempos de la lucha de poder en la Federación Castelo Branco del PS, estaba convencido de que sería un viaje para cumplir el calendario.

Pero esta frontera, de baja estatura y muy rápida de pensar, se dio cuenta en el primer contacto con su homólogo y otros representantes de entidades públicas venezolanas de que había una oportunidad allí. La comunidad portuguesa, esencialmente de origen madeirense, tenía una fuerte conexión cultural con su país, lo que significaba que era necesario importar alimentos como el bacalao, el aceite de oliva, el vino, el pescado en conserva , etc. Las necesidades del llamado "mercado anhelante" abrieron buenas posibilidades para el crecimiento de las exportaciones portuguesas.

Vitor Escária, el asesor de Sócrates que luego se convertiría en socio de la familia de Alexandre Cavalleri, recordó la conversación entre Serrasqueiro y Sócrates: “Hola, tenemos 500,000 personas allí. Es una oportunidad para aumentar las exportaciones. Además de eso, te llevas bien con Hugo Chávez ”. Leñador recibió la luz verde para preparar un "protocolo" entre los dos países.
Serrasqueiro también se dio cuenta de que, dada la idea de economía de Chávez orientada hacia el partido, había varias empresas públicas y fondos soberanos que financiaban las importaciones de alimentos y no alimentos que Venezuela necesitaba y las distribuía a través de una red de supermercados públicos. . Todo esto fue financiado por una serie de fondos de riqueza soberana alimentados por las ganancias de la venta de petróleo a través del poderoso PDVSA - Petróleos de Venezuela dirigido por Rafael ('Rafa' para amigos) Ramírez.

Al llegar a Portugal, Serrasqueiro informó al Primer Ministro José Sócrates de los contactos que había tenido con el gobierno de Hugo Chávez. El diálogo se recordaría más tarde, como parte de una investigación como testigo en la Operación Marqués por Víctor Escaria. “Oye, tenemos 500,000 personas allí, exportamos 16 millones de euros a Venezuela. Nuestra comunidad quiere bacalao, queso y aceite de oliva y no puede importar debido a los mercados de divisas. Es una oportunidad para aumentar las exportaciones. Además de eso, te llevas bien con el Primer Ministro [Hugo Chávez] ”, citó Escaria, aludiendo a la buena relación entre Sócrates y Chávez. José Sócrates le dio luz verde a Serrasqueiro para avanzar y comenzó a preparar "un protocolo" entre Portugal y Venezuela.

Aún en 2005, Fernando Serrasqueiro hizo un nuevo viaje a Venezuela, pero esta vez trajo consigo un séquito de empresarios directamente vinculados a los productos que los venezolanos más querían : leche en polvo, varios productos alimenticios y pierna de cerdo. Sin embargo, los negocios aún tardarían en materializarse.

El primer acuerdo con Venezuela

Solo en febrero de 2008 comenzaron a aparecer los primeros resultados de estos viajes. Dos hombres que caerían en desgracia en sus respectivos países años después se reunieron en Lisboa en el Ministerio de Economía, en el área de Chiado. Uno fue Manuel Pinho, ex administrador del Banco Espírito Santo ' prestado' a la política por Ricardo Salgado como jefe de la cartera de Economía del Gobierno de Sócrates. El otro fue el ministro 'Rafa' Ramírez, el poderoso hombre de derecha del presidente Hugo Chávez que conocía bien a Salgado y que hoy tiene una orden de arresto en Venezuela. bajo sospechas de apropiación indebida de fondos de PDVSA - Petróleos de Venezuela, al igual que varios administradores de fondos como Bariven y Fonden - Fondo Nacional de Desarrollo que financiaron la importación de productos alimenticios como la pierna de cerdo.

Pinho y Ramírez firmaron, ante los ojos y las lentes de todos los medios, un acuerdo que tenía como objetivo elevar las exportaciones portuguesas a Venezuela de 12 millones de euros irrelevantes en 2005 a 200 millones de euros ese año , ese acuerdo. que se validaría meses después en la primera visita oficial de José Sócrates a Caracas por invitación de Hugo Chávez.

El negocio se explica en pocas palabras. Venezuela compró comida de compañías portuguesas y vendió petróleo a Galp. Los fondos pagados a Galp se depositarían en una cuenta de Caixa Geral de Depósitos y servirían como garantía de pago para los productos que las empresas portuguesas exportaban a Venezuela . El acuerdo tenía una especie de techo : los 200 millones de euros. En la práctica, esta cantidad correspondía a dos barcos de crudo por año.

El propio Manuel Pinho explicó que las exportaciones portuguesas seguirían una "lista previamente acordada" de productos seleccionados por Venezuela. Por lo tanto, las áreas prioritarias serían productos alimenticios, energía renovable, construcción e ingeniería civil, medicamentos y construcción naval.

Dos hombres que luego caerían en desgracia se reunieron en Lisboa para aumentar las exportaciones de Portugal a Venezuela de 12 millones a 200 millones de euros. Uno fue Manuel Pinho, ex administrador de BES 'prestado' a la política por Ricardo Salgado. El otro era el ministro 'Rafa' Ramírez, la poderosa mano derecha del presidente Chávez.
En 2012, cuando José Sócrates ya no estaba en el poder, las exportaciones a Venezuela totalizaron 313,3 millones de euros . Venezuela se ha posicionado como el tercer cliente más grande de Portugal en la zona de América Latina y el Caribe, justo después de Brasil y México.

Cómo funcionó la diplomacia económica

Las embajadas económicas fueron preparadas desde la oficina de José Sócrates. Sus asesores se pusieron en contacto con los ministerios y trataron de comprender, a través de canales diplomáticos, qué intereses en cada país podrían justificar una visita oficial del primer ministro. Luego pidieron al entonces ICEP (predecesor de AICEP Portugal Global) y al Ministerio de Economía que indicaran qué compañías estaban interesadas en unirse a la delegación . Pero establecieron reglas estrictas: el Gobierno solo tomó empresas que ya estaban establecidas en ese país, que tenían inversiones o pretensiones económicas para hacerlo. Aún así, hubo excepciones.

Victor Escaria fue uno de los tres responsables de la selección. "Hicimos un puntaje y lo establecimos", también teniendo en cuenta "los asientos que teníamos en el avión", explicó al fiscal Rosario Teixeira cuando, el 20 de marzo de 2015, fue entrevistado bajo la Operación Marqués. Pero hubo algunos casos que se desviaron de la regla. “Tuvimos que ir a algunos ministerios que decían: 'Hombre, pero cuidado porque en esta área es muy importante tomar esto o lo otro'. Y fue así " .

Después de una primera visita oficial a Angola en 2006, una visita particularmente importante para el PS debido a las difíciles relaciones que siempre existieron entre el MPLA y los socialistas, siguió a Venezuela. Después de las primeras gestiones del Secretario de Estado Fernando Serrasqueiro, Escaria termina yendo a Venezuela por primera vez en 2008.Guilherme Dray, el actual jefe de gabinete de Mario Lino, recuerda bien esta visita. También en las declaraciones que hizo en el contexto del proceso de la Operación Marqués, contó cómo los venezolanos se organizaron desde el "punto de vista coreográfico". En el Hotel Pestana en Caracas, "organizaron varias habitaciones" y luego llamaron a los interesados ​​en los temas. "Ahora queremos hablar de ... leche en polvo" y "entonces era el ministro correspondiente"; "Ahora queremos hablar sobre otro tema y sucedió".

En Mozambique, había otra situación "coreográfica", para usar las palabras de Guilherme Dray, similar, pero el escenario era un poco diferente. Durante una cena de estado ofrecida a José Sócrates en Maputo por Armando Guebuza, entonces presidente de Mozambique, su jefe llamó a Vitor Escária sobre la necesidad de construir residencias para los atletas de los Juegos Panafricanos organizados por Mozambique.. “Es un poco surrealista en África porque no estamos en una habitación todos juntos para cenar. En un escenario hay una mesa presidencial [con Guebuza y Sócrates], están allá arriba, luego la gente allá abajo. Él [Sócrates] me da una señal, tengo que subir, ir detrás de él (...) y me dice: '¿A quién tenemos aquí de las empresas portuguesas que pueden hacer casas (...)', dijo Vitor Escaria Fiscal Rosario Teixeira.

“Miré”, continuó Escaria, “y dije, '... alrededor de la mesa estaba el inglés. António Mota, de Mota Engil, y Pedro Gonçalves, de Soares da Costa, (...) que fueron las dos empresas portuguesas con la mayor implementación en Mozambique, tal vez las únicas que pueden hacerlo '. José Sócrates respondió de inmediato: 'Llámame el ingeniero. Antonio Mota '. Me bajé [del escenario], fui a llamar al ingeniero. António Mota, así que todo esto es durante un banquete, el inglés. António Mota sube y luego acuerdan que era necesario no saber cuántas casas, que tuvieron que hacerse en nueve meses (...) ”, concluyó el ex asesor económico de José Sócrates.

Guilherme Dray, en el momento brazo derecho de Mario Lino, contó cómo los venezolanos se organizaron desde el "punto de vista coreográfico". En el Hotel Pestana de Caracas "arreglaron varias habitaciones" y luego llamaron a las partes interesadas. "Ahora queremos hablar sobre ... leche en polvo" y "entonces era el ministro correspondiente". Pinho y Lino siguieron de cerca estas negociaciones.
Regresando a Venezuela. Manuel Pinho, del lado de la economía, y Mário Lino, del lado de las obras públicas, fueron los ministros portugueses más importantes. Ambos siguieron de cerca estas negociaciones entre empresas públicas venezolanas y privadas portuguesas , y se creó un organismo específico (que todavía funciona hoy) para monitorear la ejecución de los contratos firmados: la Comisión de Monitoreo Portugal-Venezuela.

Lino, por ejemplo, estaba siguiendo la posibilidad de contratos para la construcción de 12.512 casas por parte del Grupo Lena de Joaquim Barroca y Carlos Santos Silva, un asunto que culminó en 2008 con la firma de un contrato con Venezuela valorado en unos 988 millones. US $ 838 millones). Además de otros importantes contratos de obras públicas que se firmaron con la empresa constructora Teixeira Duarte. Más tarde se trasladó al otro lado de la barricada y representó a Iguarivarius en el trabajo de la Comisión de Monitoreo Portugal-Venezuela.

Este contrato de Lena fue descalificado por los cargos de la Operación Marqués, que culminó con la imputación de un presunto delito de corrupción a José Sócrates por aceptar "usar su cargo como primer ministro" y relaciones privilegiadas con el Gobierno venezolano. en beneficio del Grupo Lena, a cambio de la recepción de ventajas de activos a las que sabía muy bien que no tenía derecho ", habiendo" confiado en sus empleados cercanos y confiables para apoyo al Grupo Lena "en esa misión Víctor Escaria, su asesor económico, y Guilherme Dray, su jefe de gabinete y ex jefe de gabinete de Mario Lino, fueron los objetivos del fiscal Rosario Teixeira, pero, como Lino, no fueron acusados ​​de ningún delito. Por el contrario, las sospechas que existían en su contra fueron archivadas.

Sin embargo, a Escaria finalmente se le acusó de viajar en la Eurocopa 2016 por el presunto delito de recibir una ventaja indebidamente, una investigación que aún no se ha completado.

Victor Escaria, ex asesor de Sócrates, socio de Cavalleri

Victor Scout es un prestigioso economista. Profesor del Instituto Superior de Economía y Gestión, fue el principal asesor económico del primer ministro José Sócrates entre 2005 y 2011, y regresó a ese puesto en 2015 con António Costa cuando reemplazó a Passos Coelho. Fue elegido en 2013 por Augusto Mateus, ex ministro de António Guterres, como una de las " caras del futuro " en el país.

Según los documentos de la Autoridad Tributaria, Escária trabajó para Iguarivarius durante el año fiscal 2012, reportando ingresos de 12,000 euros . Era el único ingreso de Iguarivarius que Escaria habría declarado a las autoridades fiscales.

Sin embargo, dos años después, más específicamente el 22 de mayo de 2014, Escária aparece en las páginas del Diário Económico como miembro de la Junta Asesora de Iguarivarius. Tres días antes de los 19 de mayo de 2014, Vitor Escaria se había convertido en un socio de la celebración de la familia de Alexander Cavalleri (Ribeiro Carvalho Cavalleri, SGPS, SA) con una posesión del Iguarivarius.

En una conversación telefónica el 23 de febrero (que reproducimos en base a las notas del periodista del Observador), Escária rechazó inicialmente que fuera socia de Ribeiro Carvalho Cavalleri, admitiendo lo contrario de inmediato y explicando esto:

Observador (OBS) : Sr. Dr., ¿tiene un minuto?

Scary Victor (VE) : Depende de lo que sea.

NOTA : Estoy haciendo un artículo sobre Grupovarius y me di cuenta de que le diste una entrevista al Diário Económico sobre Iguarivarius ...

VE : si, si

NOTA : ¿Cuál es su relación con la empresa?

VE: En ese momento hice un trabajo para ellos y por eso respondí. Recuerdo que es la empresa matriz, que había estado presente desde 2009 o 2010, y solo entonces tenía otras ramificaciones.

NOTA : ¿Pero recuerdas cómo se constituyó?

VE : Recuerdo que fueron pequeñas empresas de procesamiento de carne que se unieron ...

NOTA : ¿Recuerdas los nombres de estas empresas? En la entrevista con Diário Económico habla sobre Euroeste ...

VE : Sí. Y recuerdo a Montebravo. Pero mira, no puedo ser una buena fuente porque era solo un trabajo. No conozco la naturaleza ni la estructura accionarial de la empresa.

NOTA : Pero no conoces al Dr. Alexandre Cavalleri?

VE : Sí, pero es personal. Conocí a Alexandre en la infancia. Fuimos a la escuela juntos. En ese momento hice un estudio económico para la empresa, que es mi profesión. Soy economista

NOTA : Sí, lo se. ¿Pero eres socio del Dr. Alexandre Cavalleri?

VE : ¿Del Dr. Alexandre? No

NOTA : ¿No es socio de RCC - Ribeiro de Carvalho Cavalleri?

VE : No.

NOTA : Pero estaba consultando al Servicio de la Fiscalía, cuando le preguntaron por la Operación Marqués, y hay indicios de que era socio de esta empresa.

VE : Ah, pero eso fue solo por un tiempo para pagarme una colaboración.

NOTA : ¿Qué hiciste por Iguarivarius?

VE : No ... una colaboración que hice ... mira, lo siento, pero realmente tengo que colgar.

Como miembro de la Junta Asesora de Iguarivarius, Vitor Escária concedió una entrevista a Económico TV, que se publicó en la edición del 22 de mayo de 2014 de Diário Económico. Mostró un conocimiento profundo sobre la empresa. Por ejemplo, el periódico escribió en su edición en papel, basada en la entrevista, que Iguarivarius había ganado inmediatamente un contrato de 30 millones de euros en Venezuela poco después de su fundación el 9 de septiembre de 2010. Por Según el Observador, dicho contrato ya estaba garantizado incluso antes de que se formara la empresa.

El ex asesor económico de Sócrates también dijo que Iguarivarius ya tenía un contrato para transportar "productos lácteos, conservas y suministro de bienes industriales" . "PDVSA - Petróleos de Venezuela nos preguntó si habría alguien que pudiera suministrar algunos tipos de equipos a la industria petrolera", dijo Escária.

El ex asesor económico del primer ministro António Costa estaba al tanto de las cuentas de la compañía y agregó que, en 2013, la compañía había exportado directamente carne y conservas a Venezuela por un valor de 20 millones de euros, pero que "las ventas realizado a través de Iguarivarius ascendió a 145 millones de euros ”.

Vitor Escária trabajó para Iguarivarius durante 2012, habiendo reportado ingresos de 12 mil euros. Dos años después, Escaria aparece en la prensa como miembro de su Consejo Asesor. Tres días antes, el 19 de mayo de 2014, el ex asesor de Sócrates se había convertido en socio de la familia de Alexandre Cavalleri que controlaba Iguarivarius.
¿Y qué estaba haciendo Iguarivarius, además de garantizar el transporte y la comercialización de la pierna de cerdo y el pescado en conserva? "El papel de la empresa es proporcionar servicios, marketing y apoyo para la entrada de estas empresas [exportadoras] en los mercados internacionales " , como Venezuela, explicó Escaria.

Después de buscar a Vitor Escária, el equipo de investigación de la fiscal Rosario Teixeira evaluó en los registros de casos de la Operación Marquês la relación del economista con José Sócrates en el contexto de presuntos favores del Grupo Lena y los servicios que Sócrates tenía con el farmacéutico Octapharma. Todo con Venezuela en el centro de la conversación. "José Pinto de Sousa ha demostrado tener una relación muy confiable con Víctor Escaria". Esto, a su vez, "demostró tener una amplia red de conocimiento con figuras prominentes de otros países, y vale la pena mencionar los contactos con políticos de Venezuela, a pedido de José Pinto de Sousa", se lee en un informe del inspector de impuestos Paulo Silva

"Como parte del presente proceso de investigación, también se descubrió que Vitor Escária tenía contactos regulares con el acusado Carlos Santos Silva, y desde 2013 ha brindado servicios a través de Proengel II", dice Paulo Silva. De hecho, Escária declaró en 2013 y 2014 un ingreso total de 21.250 euros pagado por Proengel II International Projects, SA, una compañía de Carlos Santos Silva y el Grupo Lena que operaba esencialmente en el extranjero, es decir, en mercados donde el Gobierno de José Sócrates había tenido desarrollado significativamente para empresas portuguesas como Argelia.

Si Sócrates ha puesto su red de contactos internacionales en Brasil, Venezuela y Argelia construidos durante los seis años en Sao Bento al servicio de Octapharma, algunos de sus ex asesores han tratado de hacer lo mismo. Según la investigación de Vitor Escaria en la Operación Marqués, el propio Escaria, junto con José Almeida Ribeiro (ex espía y asesor político de Sócrates), Óscar Gaspar (ex asesor económico) y Luís Bernardo (ex asesor de comunicaciones) formó una empresa de consultoríadespués de dejar el gobierno llamó a Nau. "A veces nos contactaban gobiernos extranjeros, nuestros colegas, preguntando: '¿Las empresas portuguesas están interesadas en esto?'". Nau intentó cerrar la brecha entre los estados o las empresas públicas internacionales y las empresas privadas portuguesas, pero no tuvo mucho éxito porque solo duró un año.

Miedo a Porras y otros amigos venezolanos de Escaria

Víctor Escaria tuvo, de hecho, excelentes contactos en Venezuela por parte de Hugo Chávez, por lo que continuó con Nicolás Maduro. Después de haber participado en las reuniones de la Comisión Conjunta Portugal-Venezuela, desarrolló una red de contactos con figuras cercanas de los dos jefes de estado.

Por cierto, uno de sus mejores contactos, y, por supuesto, José Sócrates, fue Temir Porras, jefe de gabinete de Maduro cuando era Ministro de Asuntos Exteriores y futuro Viceministro para Europa, que luego fue llamado por la prensa local. como "el cabildero del poder" . El otro se llamaba Max Arvelaiz y era asesor diplomático del presidente Hugo Chavéz. Tanto Porras como Arvelaiz han sido reportados hasta el agotamiento por José Sócrates y Vitor Escária en numerosas conversaciones que fueron objeto de escuchas telefónicas por parte de los investigadores de la Operación Marqués.

Cuando el fiscal Rosario Teixeira le preguntó, Vitor Escária explicó su relación con Porras y Arvelaiz. “Tenían un ... dentro de cierto folklore, eran divertidos ... Una de las veces que vinieron aquí, el presidente Chávez se quedó en el Tivoli. Decidieron ir a Largo do Carmo, porque tenían un recuerdo del 25 de abril y estaban en el letrero que decía lo de Salgueiro Maia y 'Bula' ... estaban un poco respetuosos ... ", dijo Escária.

Las paradas técnicas que Hugo Chávez y Nicolás Maduro debían hacer en Lisboa, debido a que los aviones de la aerolínea venezolana debían reabastecerse, hicieron que estas reuniones se repitieran regularmente. "Una vez ... incluso me pareció un poco surrealista ... se quedaron en el Tivoli y fueron a cenar a algo llamado" The Valentino ", que era un restaurante cerca de la sede del Benfica en el Jardim do Regedor, un italiano bastante astuto ... Quiero decir, había un Ministro de Asuntos Exteriores en ese lugar ... Cuando caminas por la Avenida da Liberdade a la izquierda, junto a la Rua das Pretas, hay una estatua de Simón Bolívar (...). Estos caballeros caminaban por la 'puerta' de Simón Bolívar y cantaban ... se detenían y cantaban(...) Se detenían allí y cantaban algunas canciones y luego continuaban hacia Tivoli. Así que estos eran ministros, uno de los ministros más poderosos, 'Rafa' Ramírez [Ministro de Energía y Presidente de PDVSA, la mano derecha de Hugo Chávez], así que lo tomaron en serio ... es folklore, pero no es solo folklore ”, explicó. Escaria

Temir Porras, quien solía salir de noche con Vitor Escária y Óscar Gaspar (el otro asesor económico de José Sócrates), luego se convirtió en Viceministro de Europa y resultó ser el homólogo serbio venezolano en las negociaciones bilaterales y también en el seguimiento. del Comité Conjunto Portugal Venezuela.

Porras fue una figura central para las empresas portuguesas, siendo viceministro de Europa. Visitó Portugal varias veces oficialmente y recibió al embajador portugués en Caracas para hacer frente a los pagos atrasados ​​a empresas como Iguarivarius. El 19 de octubre de 2012, por ejemplo, Alexandre Cavalleri fue informada por AICEP Portugal, la agencia pública de comercio exterior, que Temir Porras estaba siguiendo "muy de cerca" las "dificultades que ha conocido sobre la venta de la pierna [de cerdo]". entre la empresa Iguarivarius ”y la empresa pública venezolana que compró el jamón a Iguarivarius. Es importante mencionar que Temir Porras se convirtió en secretario ejecutivo de Fonden - Fondo Nacional de Desarrollo que financió la compra de alimentos.

Después de dejar el gobierno, Temir Porras negoció con Carlos Santos Silva la posibilidad de ser intermediario de sus empresas en Venezuela, siendo remunerado con un porcentaje de los contratos que Santos Silva finalmente obtuvo. Parte de las negociaciones se habrán llevado a cabo en el Hotel Ritz, en Lisboa, el 23 de octubre de 2013, según informó Vitor Escária a la fiscal Rosario Teixeira. Detalle: el equipo investigador de la Operación Marquis estaba vigilando a José Sócrates en ese momento y sospechaba que Fear Porras sería un intermediario venezolanopara garantizar al Grupo Lena un contrato de obras públicas por valor de 900 millones de euros. Este fue un segundo contrato para la construcción de más de 12,500 casas, luego de un primer contrato que se firmó en mayo de 2010 durante la segunda visita oficial de Sócrates al país de Hugo Chávez.

En las conversaciones en el Ritz, se habló un porcentaje del 1%, pero no está claro si esto se logró. Como Viceministro para Europa, Temir Porras siguió de cerca la negociación de estos contratos. El 2 de marzo de 2012, la Secretaria de Estado Almeida Henriques (actual alcalde de Viseu) acompañó la visita oficial a la construcción de viviendas. Lena Group estaba emprendiendo en la ciudad de Cúa, Venezuela, bajo el primer contrato firmado en 2010. Manuel Brandão, ex jefe de gabinete de Paulo Portas, entonces administrador de AICEP y futuro director de Iguarivarius, también estuvo allí. visita

Más tarde, José Sócrates ayudó a Temir Porras a obtener una entrevista con el decano de Science Po, la prestigiosa universidad francesa donde estudió Sócrates, para inscribirse en uno de los másteres de esa institución educativa.

Bacalao venezolano y la idea de Iguarivarius

Los contratos con Grupo Lena, Teixeira Duarte y JP Sá Couto fueron la cooperación bilateral más mediada Portugal / Venezuela, que comenzó a tomar forma después de 2008. Pero las primeras visitas de empresarios portugueses al país comenzaron en 2006 con Secretario de Estado Fernando Serrasqueiro. Sin embargo, este último requería que cada uno de los privados pagara su viaje y no garantizaba que al final regresarían con un contrato en sus manos. Una de las compañías que se unió fue Montebravo, donde Cavalleri era director comercial y estaba interesado en allanar el camino para las exportaciones de carne de cerdo. En Venezuela, la pierna de cerdo es para Navidad como el bacalao para los portugueses.

Le dice al observador que acompañó estos viajes que el entonces jefe de Montebravo pasó cerca de dos o tres años haciendo su tarea, creando una red de contactos con la base de la administración venezolana. "Inteligente, proactivo y dinámico", en palabras de un hombre de negocios que participó en los mismos viajes, Alexandre Cavalleri solía llevar obsequios de cortesía a todos sus contactos cada vez que visitaba Venezuela; así fue como solidificó las relaciones y quiso respetar la cultura local.

Hoy, es recibido por destacados miembros del gobierno de Nicolás Maduro (a menudo desconocido para la embajada portuguesa en Caracas), y escribe cartas al presidente venezolano cuando hay dificultades para pagar las facturas de Iguarivarius. Un ejemplo de esto es una carta del 12 de septiembre de 2017, en la que Cavalleri pregunta, con un estilo emocional, "con su corazón para ayudarnos, Sr. Presidente para que esta situación pueda resolverse con urgencia y de la mejor manera posible " . Esto implicó el pago de una deuda de más de US $ 30 millones para 2016 que luego se lanzó.

Le cuenta al observador que acompañó los primeros viajes de Cavalleri a Venezuela, que pasó unos 2/3 años haciendo su tarea, creando una red de contactos con la base de la administración venezolana. Cavalleri solía llevar obsequios de cortesía a todos sus contactos cada vez que visitaba Venezuela; así fue como solidificó las relaciones y quiso respetar la cultura local.
A partir de cierto punto, y antes de que se hicieran los primeros contratos con los productores portugueses, Cavalleri se dio cuenta de que podía ganar dinero creando su propia empresa. Una empresa con un propósito muy específico: concentrarse en los esfuerzos de varias empresas interesadas en exportar a Venezuela, reduciendo los costos de exportación de cada una de ellas. Cavalleri dio a luz a Iguarivarius.

La estrategia de Cavalleri era clara: crear un intermediario entre los productores portugueses y las autoridades venezolanas. En la práctica, cree una nueva empresa que fuera un comerciante que compraría el producto final a los productores y lo revendería a Venezuela , asegurando su transporte. No es casualidad que Iguarivarius generalmente represente a otras compañías de alimentos portugueses en las reuniones de la Comisión Conjunta Portugal / Venezuela, el organismo que monitorea las relaciones económicas entre los dos países.

Curiosamente, algunos que siguieron este comienzo del viaje en una fase previa a Iguarivarius no vieron a Alexandre Cavalleri como el líder de esta futura compañía. “No fue y nunca fue visto como director ejecutivo . Fue esencialmente un comercial que sabía cómo vender su pescado ”, dice una fuente que siguió de cerca la creación de Iguarivarius.

Basado en una entrevista con el gerente, Jornal de Negócios incluso escribió que Cavalleri "comenzó a ocupar puestos en empresas en 2008, cuando llegó a la conclusión de que no era fácil trabajar junto con otras empresas". Estas sociedades no están identificadas pero, como el Observador se entera, Iguarivarius fue fundada por Alexandre Cavalleri y otras dos empresas portuguesas que ya exportaban a Venezuela.

Cuando se formó Iguarivarius a principios de septiembre de 2009 como una sociedad de responsabilidad limitada con un capital mínimo de 5 mil euros, el capital se dividió, según el registro comercial en el Portal da Justiça, en dos partes iguales de 2.500 euros. Uno estaba en manos de Alexandre Cavalleri, mientras que el otro estaba en manos de Antonio Luís Magalhães Tavares, Presidente del Consejo de Administración de Cofaco - Comercial e Fabril de Conservas, SA. Como productor de conservas de pescado, Cofaco contrató una cantidad muy importante de mercancías con Venezuela, pero varios problemas impidieron la conclusión del contrato.

Iguarivarius se transformó más tarde en una sociedad anónima el 18 de octubre de 2010 (un mes después de su constitución) con un capital de 55,000 euros en acciones al portador, lo que significa que el accionista es el titular de las acciones. Casi ocho años después, la sociedad anónima continúa teniendo acciones al portador, pero ya tiene un capital social de 10 millones de euros , después de aumentos sucesivos, lo que finalmente demuestra el tamaño de su balance.

Entre los diversos accionistas que ha tenido la compañía, se destacan los siguientes: RCC - Ribeiro Carvalho Cavalleri, una compañía holding con participaciones que fue incorporada en 2014 por Alexandre Cavalleri y António Parente (un ex director de BCP que retirado de la banca en 2007) para mantener su posición en Iguarivarius y su grupo matriz. Hoy, RCC posee más del 90% del capital social de Iguarivarius y domina Grupovarius. Al tener acciones al portador, solo sus empresas saben quiénes son sus accionistas.

A partir de cierto punto, y antes de que se hicieran los primeros contratos con los productores portugueses, Cavalleri se dio cuenta de que podía ganar dinero estableciendo su propia empresa para un propósito específico: concentrarse en sí mismo los esfuerzos de varias empresas interesadas en exportar a Venezuela, reduciendo los costos de cada uno de ellos. Así nació Iguarivarius.
En marzo, el Observador contactó al CEO de Iguarivarius como parte de este trabajo, pero el portavoz de la compañía respondió: "Alexandre Cavalleri agradece su propuesta pero no ve interés en darle una entrevista al Observador". Se enviaron nuevas preguntas el 20 Junio, pero el Observador no recibió respuesta hasta el final de esta obra.

¿Quién es Alexandre Cavalleri?

Cualquiera que conozca a Alexandre Cavalleri lo recuerda de joven cuando era un portero encorvado en una discoteca en la playa de Praia das Macas llamada "Maria Bolacha". Los años 90 seguían y el club nocturno atraía a clientes jóvenes de la zona y del Gran Lisboa que pasaban sus vacaciones allí. Sabían que su padre era dueño de un pequeño matadero en el área de Sintra, donde Cavalleri eventualmente trabajaría antes de que surgieran dificultades económicas, como fue generalmente el caso de los asesinos familiares que no pudieron adaptarse a las estrictas nuevas normas sanitarias de la UE.

Más tarde se mudó a otra compañía de carne más grande llamada Montebravo. Fue a través del departamento comercial de Montebravo que comenzó a visitar Venezuela en 2007 y tuvo más ambición , lo que lo llevó a anunciar a sus empleadores que iba a trabajar solo. Carnes Primor y Sapropor fueron, junto con Montebravo, las compañías cárnicas que comenzaron a explotar el mercado venezolano.

En 2010, fundó Iguarivarius, que sería el origen, cinco años después, de un grupo empresarial mayoritario propiedad de su holding , Ribeiro Carvalho Cavalleri. "Lo que comenzó con una empresa, este año se convirtió en un grupo empresarial que llamamos Grupovarius, con la formación de nuevas empresas", se lee en el informe y cuentas de Iguarivarius 2016. Dentro de este grupo, había ocho empresas : entre las empresas de seguridad (para dedicarse a la "seguridad VIP especializada que viene a Portugal", en palabras del CEO de Iguarivarius to Business ), empresas industriales (pinturas Kenitex adquiridas de la familia de una de las cuñadas de Alexandre Cavalleri y quién era dificultades económicas) y consultoría, entre otros objetos sociales.

Otra de estas compañías es Racingvarius, una compañía que ofrece autos deportivos de lujo para simulación de carreras en el Estoril Race Track, que tiene una flota de autos valorada en más de 1 millón de euros. El observador tuvo acceso a una propuesta que esta compañía hizo a un cliente y la oferta es amplia, como lo muestra el sitio web de la compañía: Lamborghini Aventador (valorado en 450 mil euros), Lamborghini Huracán (237 mil euros), Rolls Royce Phantom ( 520,000 euros), Bentley Continental GT (250,000 euros),  Bentley Bentayga (294,000 euros), Ferrari GTC4 Lusso (348,000 euros), Ferrari 488 GTB (272,000 euros), MacLaren Mp4(automóvil anterior a 2011 con un valor en el momento de 260 mil euros), Porsche 911 Turbo S (241 mil euros), Mercedes, Aston Martin Rapid (281 mil euros), BMW M4 (107 mil euros), Porsche Cayman (85 mil euros) y, entre otros vehículos, varios deportivos Mercedes valorados en más de 100 mil euros cada uno. En total, la flota de Racingvarius está valorada en alrededor de 4 millones de euros.

Algunos de estos vehículos son utilizados por Cavalleri en su vida diaria. Racingvarius ofrece diferentes servicios, uno de los paquetes que ofrece a sus clientes cuesta 15 mil euros e incluye automóvil, dos vueltas en el hipódromo de Estoril, coffee break, dos vueltas y seguro.

La compañía también tiene un barco Sunseeker 34, que tiene un valor de mercado de alrededor de 3 millones de euros .

Además de la pasión por los autos, Cavalleri es un fanático del deporte. Después del ataque a la Academia de Alcochete no dudó en criticar a Bruno de Carvalho y anunció el retiro del patrocinio a la sección de judo. Incluso respondió a fanáticos fanáticos que lo criticaron ferozmente. Cavalleri no se escondió y respondió en esa red social uno por uno. Sin embargo, sus respuestas, algunas más agresivas, fueron eliminadas.
Además de esta pasión por los autos, Cavalleri es un fanático del Sporting. Iguarivarius es uno de los patrocinadores de la sección de judo, un deporte que Alexandre y sus seis hermanos (cuatro niños y dos niñas, uno de ellos atleta olímpico) practicaron desde la infancia. Socio con el número 10.384, no dudó en criticar al presidente Bruno de Carvalho luego del ataque a la Academia de Alcochete. "Estoy muy avergonzado del momento presente y veo un futuro muy oscuro", dijo a través del Facebook de Grupovarius.El empresario anunció en la página de su grupo corporativo la retirada del patrocinio de la sección de judo de Sporting y no dudó en responder a los fanáticos fanáticos de Bruno de Carvalho que lo criticaron ferozmente, a menudo en un lenguaje violento. Cavalleri no se escondió y, en el apogeo de la crisis leonina en la que el club se fracturó entre quién estaba en contra de BdC y quién estaba a favor, el gerente respondió en esa red social uno por uno. Sus respuestas, algunas más agresivas, han sido eliminadas del Facebook de Grupovarius. Más tarde fue invitado a unirse al Comité de Gestión dirigido por Artur Torres Pereira.

El cerdo español que exporta Iguarivarius ...

Cuando nació Iguarivarius, Portugal exportó alrededor de 160 millones de euros a Venezuela. Pero, según Jornal de Negócios, que citó el 11 de noviembre de 2016 información proporcionada por una fuente oficial de la compañía de Cavalleri, Iguarivarius comenzó a vender carne de cerdo a Venezuela en 2008, dos años antes de su constitución formal. Hubiera vendido 3.000 toneladas de vástago en ese año y 2.500 toneladas en 2010. La eventual caída del negocio seguramente se derivará del hecho de que Alexandre Cavalleri estaba vinculado a empresas que ya suministraban carne a Venezuela.

El hecho es que en varias cartas enviadas por Alexandre Cavalleri al presidente Nicolás Maduro y varios miembros de su gobierno, el CEO de Iguarivarius siempre menciona una relación comercial que comenzó en 2008 o 2009, la fecha varía de una letra a otra.

Durante el mandato de Paulo Portas, ex Ministro de Estado y Asuntos Exteriores responsable de la diplomacia económica, la compañía de Cavalleri comenzó a generar importantes ingresos: entre 2012 y 2017, el Grupo Iguarivarius vendió más de 54,000 toneladas de pierna de cerdo. congelado a Venezuela, logrando solo con este producto una facturación total en el mismo período que superó los 100 millones de euros.

El siguiente gráfico muestra las cantidades de carne de cerdo congelada exportadas a Venezuela entre 2012 y 2017; sin embargo, las exportaciones de la compañía comenzaron en 2010. Al año siguiente, también se exportó carne de cerdo, pero no hay referencia a cantidades y valores exportados

Además del vástago, Grupovarius también ha contratado varios contratos de importación y exportación con PDVSA - Petróleos de Venezuela, uno de los 15 mayores productores de petróleo del mundo. Solo los activos de PDVSA están valorados en más de 100 mil millones de euros . En total, Iguarivarius ya habrá facturado más de 200 millones de euros en la cuenta de Venezuela.

En 2013, por ejemplo, se firmaron contratos de suministro con Corporácion La Casa, una empresa supervisada por el Ministerio de Alimentación. Una compañía en el universo PDVSA, Bariven, también compró alimentos y, como descubrió el Observador, también habría hecho contratos con el Grupo Iguarivarius. Pero en los últimos años, se convirtió en Corpovex, la Corporación Venezolana de Comercio Exterior, dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas, que se convirtió en la entidad responsable de importar productos alimenticios.

Corpovex, que se fundó en 2013, está financiado por Fonden - National Development Fund . Este es un fondo de riqueza soberana que se financia con los ingresos de la venta de petróleo, y la compra de pierna de cerdo se realiza bajo el "Plan General de Compra de Alimentos".

Sin embargo, la carne que se exporta no es toda de origen portugués. Según la documentación a la que tuvo acceso el Observador, Iguarivarius generalmente compra cerdos sacrificados a productores españoles, que son empresas portuguesas que procesan, preparan y presentan el producto final de pierna de cerdo congelada a Iguarivarius para transportarlo. a Venezuela

Sin embargo, la carne que se exporta no es toda de origen portugués. Iguarivarius generalmente compra cerdos españoles, siendo compañías portuguesas que hacen la pierna de cerdo deshuesada congelada para que Iguarivarius la transporte a Venezuela. DCIAP ha abierto una investigación criminal sobre presunto fraude fiscal y lavado de dinero para investigar la supuesta exportación de carne española etiquetada como portuguesa.
Según el programa Sixth at Nine de RTP, DCIAP ha abierto una investigación criminal precisamente para investigar la exportación de carne española supuestamente etiquetada por Iguarivarius. La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó la apertura de dicha investigación, que cuenta con la colaboración de la Dirección General de Alimentos y Veterinaria y la ASAE. Pero, para el Observador, la Dirección General de Alimentos y Veterinaria dijo que no tenía conocimiento de tal empresa y tal investigación. Estos casos investigan las sospechas de la presunta comisión de delitos de fraude fiscal y lavado de dinero.

En enero, la PGR confirmó al Observador la investigación y agregó que aún no tenía acusados. El observador volvió a preguntar en julio si la información se mantenía actualizada, pero el cuerpo dirigido por Joana Marques Vidal no respondió.

De lo que el Observador ha aprendido, este problema no es nuevo. Los primeros pedidos de pierna de cerdo hechos en 2007 y 2008 por las autoridades venezolanas obligaron a los proveedores portugueses a importar carne de España por falta de su propia producción. Los venezolanos, que han tenido terribles relaciones diplomáticas con España desde que el rey Juan Carlos hizo callar a Hugo Chávez en la Cumbre Iberoamericana de 2007 en Chile en el famoso episodio "por qué no llamarlo", comenzaron a plantear problemas cuando sospecharon que Las empresas portuguesas estaban comprando cerdos españoles y obligaron a las autoridades portuguesas a emitir documentación que acredite el origen nacional de los animales. Según una fuente del gobierno, el entonces Director General de Alimentos y Veterinaria se negó a aprobar dicha declaración.

Por otro lado, las empresas portuguesas que exportan carne y alimentos a Venezuela deben estar certificadas por las autoridades sanitarias venezolanas, que, en cooperación con la Dirección General de Veterinaria portuguesa, realizan inspecciones en Portugal en las instalaciones de las empresas exportadoras.

.. y pagos en cuentas suizas

El grupo dirigido por Alexandre Cavalleri en 2016 celebró un contrato con Raporal (una empresa agroalimentaria con capacidad de producción instalada, industria de sacrificio y procesamiento de carne de cerdo y accionista minoritario de Iguarivarius) para "suministrar" 11 mil toneladas de "pata de cerdas" deshuesado y congelado ”, es decir, pierna de cerdo deshuesada y congelada.

Raporal compraría estas 11,000 toneladas y las suministraría a Agrovarius de dos maneras:

Raporal produjo 3.800 toneladas, vendiéndolas por 6,9 millones de euros a Agrovarius;
Las 7.200 toneladas restantes se comprarían por 15,2 millones de euros a la empresa española Cárniques Celra, con sede en Girona (Cataluña), uno de los grupos agroalimentarios más grandes de España, con una facturación de más de 600 millones de euros .
En este último caso, las 7.200 toneladas suministradas por la empresa española representan un producto bruto que Raporal tendría que dividir, procesar y congelar. Está claro, por lo tanto, que la mayor parte de la pierna de cerdo suministrada por el Grupo Iguarivarius a Venezuela es de origen español , con una minoría producida en Portugal. Al menos en 2016.

The Observer contactó a Raporal en mayo, pero la compañía se negó a hacer declaraciones o proporcionar información.

De las 11.000 toneladas vendidas por el Grupo Iguarivarius a Venezuela en 2016, 3.800 toneladas se produjeron en Portugal, mientras que las 7.200 toneladas restantes se comprarían por 15,2 millones de euros a la empresa española Cárniques Celra, con sede en Girona (Cataluña). .
Según la documentación a la que tenía acceso el Observador, Corpovex (el cliente venezolano de Agrovarius) asumió en enero de 2018 a la compañía de Alexandre Cavalleri que le debía unos $ 38 millones (aproximadamente $ 32.5 millones). euros) debido al suministro para 2016. Según un informe de Jornal de Negócios del 11 de noviembre de 2016, que cita datos proporcionados por el mismo Iguariarius, corresponderá a menos de la mitad del contrato total para 14 mil toneladas de carne por 63,5 millones de euros (unos 69,3 millones de dólares). Es cierto que el texto do Negócios solo habla sobre el suministro de pierna de cerdo, pero, según la documentación a la que tuvo acceso el Observador, Iguarivarius también contrató con una empresa pública venezolana el suministro de combos.

¿Qué es un combo? Es un tipo de canasta que tiene varios productos como carne de res, pollo y cerdo, leche, huevos, latas de atún y otros pescados, jamón y hierbas o pastas de condimento. Estos son productos cada vez más raros en Venezuela que enfrentan una grave crisis económica y sanciones por parte de la comunidad internacional que dificultan la importación de alimentos.

Según el Observador, Agrovarius habrá firmado contratos de suministro de combustión en 2016 y 2017, y el año pasado se acordó suministrar 600,000 combos .

Con respecto a 2017, el año en que Nicolás Maduro acusó a Portugal de sabotaje económico, Corpovex transfirió un total de 11,6 millones de euros entre octubre y diciembre de 2017 a una cuenta que Agrovarius tiene en Novo Banco, debido a la relación que Iguarivarius tuvo con BES de Ricardo Salgado desde la fundación de la sociedad de Alexandre Cavalleri.

Según la documentación a la que tuvo acceso el Observador, Corpovex transfirió un total de 11,6 millones de euros entre octubre y diciembre de 2017 a una cuenta que Agrovarius tiene en el Novo Banco. Los venezolanos también enviaron $ 17,290,000 (alrededor de 14.8 millones de euros al tipo de cambio actual) en el mismo período a una cuenta de Agrovarius en Banque Privée Millenium BCP, el banco suizo del Banco Comercial Português, ubicado en Genébra.
Corpovex también transfirió en octubre de 2017 un monto de $ 17,290,000 (aproximadamente 14.8 millones de euros a los tipos de cambio actuales) a una cuenta de Agrovarius en Banque Privée Millenium BCP , el banco suizo del Banco Comercial Português, ubicado en Ginebra. .

Corpovex transfirió esta cantidad total de aproximadamente 26,4 millones de euros como pago anticipado por el suministro de 7,000 toneladas de pierna de cerdo, y Agrovarius confirmó el 30 de noviembre de 2017 que había recibido solo una cantidad de $ 10 millones (alrededor de 8,5 millones de euros al tipo de cambio actual) El monto total contratado ascendió a $ 34,5 millones (alrededor de 29,5 millones de euros al tipo de cambio actual).

El problema del jamón de 2017 y las 'declaraciones de amor' de Cavalleri para la Revolución Bolivariana

Precisamente por el muslo de cerdo, Iguarivarius ganó una inesperada notoriedad pública por cargos de sabotaje económico por parte de Nicolás Maduro en la Navidad de 2017. Esta no es la única empresa portuguesa que exporta muslo de cerdo a Venezuela. Euroeste, por ejemplo, también ofrece el mismo servicio.

Corpovex ha contratado a Iguarivarius para suministrar 7,000 toneladas, pero solo unas 2,000 toneladas habrán llegado a Caracas, lo que provocó una ola de protestas en algunas de las áreas más pobres de Venezuela . Como recordó el Observador en ese momento, seis millones de venezolanos reciben ayuda alimentaria, una respuesta del Gobierno de Maduro a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y sus aliados.

El origen del problema se debió principalmente al retraso en el pago (antes de la entrega de los bienes) que Corpovex se vio obligado a hacer en 2017, pero también a los pagos atrasados ​​en relación con el suministro del año anterior. Además de este retraso en el envío de pierna de cerdo, también han surgido problemas aduaneros en países que tienen relaciones difíciles con el régimen de Nicolás Maduro y son parte de la ruta marítima entre Portugal y Venezuela.

Lo que es seguro es que Iguarivarius ha tenido problemas para recibir pagos de Venezuela desde 2016, lo que provocó reuniones en 2017 entre Alexandre Cavalleri y Delcy Rodríguez, entonces Vicepresidente y Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela. Según las misivas intercambiadas entre la embajada portuguesa en Caracas y las oficinas de Lisboa de AICEP Portugal Global, la orden de la pierna de cerdo de este año habrá sido "evaluada" por el Jefe General Lucas Rincón Romero, embajador de Venezuela en Lisboa desde 2006 , pero "sin la autorización previa del Gobierno [Maduro] o garantía de pago", se lee una carta enviada por el asesor comercial de la embajada portuguesa en Caracas.

Lucas Rincón Romero fue una figura importante en el régimen de Hugo Chávez, habiendo sido su ministro en el Interior y Justicia (2003/2006) y Defensa (2002). Una de sus asistentes y asesora, Margarita Luísa Mendola Sánchez (quien fue fiscal general de la República entre enero y agosto de 2011), fue una de las figuras del régimen venezolano que, según los informes, recibió grandes sumas ($ 6,8 millones) de Espírito Santo ( ES) Enterprises, la famosa 'bolsa azul' del Grupo Espírito Santo.

Alexandre Cavalleri también tiene una buena relación con el general Rincón Romero. Con respecto a un conjunto de sanciones contra Venezuela decididas en 2015 por el entonces presidente Barack Obama por violación de los derechos humanos, Cavalleri mostró a Ricon Romero su apoyo a la revolución bolivariana. "Iguarivarius, que a lo largo de los años ha mantenido las relaciones comerciales más profundas con el Estado venezolano ... expresa su más sincera solidaridad con el pueblo venezolano y con el presidente Nicolás Maduro", se lee en la carta firmada por Cavalleri y a lo que el observador tenía acceso.

El líder de Iguarivarius entendió que las sanciones impuestas por Obama (y, sin embargo, fueron significativamente agravadas por Estados Unidos) representaban "una agresión grave y una violación del derecho internacional". De ahí la "condena" que decidió expresar al general Lucas Romero contra las "medidas coercitivas unilaterales contra la República Bolivariana de Venezuela", que no eran más que un "nuevo ataque imperialista" de los estadounidenses . Todo porque el propio empresario, "con presencia frecuente en Venezuela desde 2007", fue "testigo de la evolución que ha tenido este país a lo largo de los años, con la reducción de la pobreza, el analfabetismo y el crecimiento del país en términos de PIB".

Solo en los últimos tres años, el PIB de Venezuela ha caído alrededor de un 40%, y la tasa de inflación puede alcanzar el 14,000% este año.

Intentos de contacto y rechazo del Gobierno de Costa
A lo largo de esta investigación, que comenzó en enero, el Observador intentó contactar a Alexandre Cavalleri, Mario Lino, Victor Escária y Manuel Brandão varias veces. Todos se negaron a responder preguntas telefónicas y escritas. Lino, por ejemplo, como puede ver en la conversación que jugamos en base a las notas del periodista Observer, incluso finalizó la llamada:

Observador (OBS): Dr. Mario Lino, ¿tiene un minuto?

Mario Lino (ML): depende de lo que sea

NOTA: Estoy trabajando en Grupovarius y la empresa Iguarivarius ...

ML: Sí ... para eso tienes que hablar con el asesor ...

NOTA: Pero no puedes decirme cómo llegaste a la empresa, cómo creció tan rápido ...

ML: Bueno, para crecer tan rápido tienes que tener un término comparativo ... Pero ahora no puedo, habla con el asesor ...

NOTA: dígame una hora para que me sea más fácil llamar.

ML: No ... no puedo ...

NOTA: ¿ Pero no quieres decirme cómo conociste a la empresa?

ML: Mira, tendré que colgar, lo siento ...

También los ministros Augusto Santos Silva (Asuntos Exteriores) y Manuel Caldeira Cabral (Economía), y Luis Castro Henriques , presidente de la AICEP Portugal Global, les niega el acceso a los documentos del Conjunto Portugal / Venezuela (que acompañaron a los negocios de Iguarivarius y otra exportadores con Venezuela). Los ministros consideran que "los documentos producidos en el contexto de las relaciones diplomáticas del Estado portugués no se consideran procesos administrativos" y, por lo tanto, el Observador no puede acceder a ellos. AICEP, por su parte, entiende que "la competencia y responsabilidad" de la gestión de archivos recae en el Ministerio de Relaciones Exteriores. El observador ha presentado una queja.Comisión de Acceso a Documentos Administrativos contra los Ministros Augusto Santos Silva y Manuel Caldeira Cabral y contra Luis Castro Henriques.

El Observador también realizó en abril y junio varias solicitudes formales de acceso a la documentación relacionada con Iguarivarius y otras compañías de Grupovarius que existen en AICEP Portugal Global (y fuera de la Comisión Conjunta Portugal / Venezuela) sobre cualquier proporcionado por la organización, dirigida por Luís Castro Henriques, el 20 de julio, publicó un dossier con documentación interna relacionada con el apoyo logístico otorgado a Iguarivarius. AICEP Portugal Global ha decidido borrar los nombres del personal de la organización en esta documentación, en base a su interpretación de la nueva ley de protección de datos.

La discreción e incluso el secreto rodean no solo a Iguarivarius sino también a la diplomacia económica, incluso cuando los ex funcionarios políticos y públicos que abrieron el mercado venezolano a las empresas portuguesas trabajarán para una de las empresas privadas que más se beneficiaron de esta profundización. relaciones entre los dos países.

Fuente: Luis Rosa - Sonia Simões - observador.pt

1 comentario:

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...