miércoles, 23 de octubre de 2019

La respuesta de una filial del BOD a un cliente que pide su dinero

Giuseppe Iodice no ve. En el 2007 lo declararon clínicamente ciego y desde ese momento tomó la decisión de vender su casa en El Tigre, estado Anzoategui, para mudarse a Caracas.

Aunque Giuseppe no se arrepiente de vender su casa, sí se arrepiente de colocar el dinero que recibió por ella “en el lugar equivocado”.

Con 87 años de edad, en este momento lo que Giuseppe quiere es sólo que le devuelvan su dinero, aunque piensa que quizás no lo vuelva a ver.

Italiano de nacimiento y venezolano de corazón, Giuseppe llegó a Venezuela hace más de 60 años después que se enamoró de una venezolana con la que aún vive y con la que tiene ocho hijos.

De sus ocho hijos, solo uno queda en el país. Sin embargo, la idea de irse de Venezuela no se le cruza por la cabeza. “Con esta edad y estas malas condiciones físicas ¿Qué voy a estar yo saliendo?”, dice Giuseppe.

Ese mismo deseo de no salir del país fue lo que lo llevó a tomar la decisión de colocar los dólares de la venta de su casa en una sucursal del Banco Occidental de Descuento, también propiedad de Víctor Vargas.

“Yo era cliente de Corp Banca y cuando se fusionó con el BOD, entonces me dijeron que podría colocar mis dólares en una cuenta en Curazao, en el Banco Orinoco NV, que pertenecía al mismo grupo de bancos”, recuerda.

Víctor Vargas obtuvo en 2013 la esperada autorización de Sudeban para fusionar ambos bancos poco después de servir como intermediario para la compra, por parte del gobierno chavista de Nicolás Maduro, del grupo editorial Cadena Capriles. Esa empresa de medios era una de las más modernas e influyentes de Venezuela, pero después de su venta terminaría arruinada junto con sus diarios Últimas Noticias, y El Mundo.

¿Los dólares están en bonos?

A Giuseppe le gustó la idea de colocar sus dólares en la filial del BOD por dos razones, la primera era que no tendría que salir del país para colocar su dinero en efectivo en otra cuenta. Con su edad y su condición física no se sintió capaz de hacerlo. La segunda razón, para dejar sus dólares en la filial del BOD, era que le ofrecían un mejor rendimiento.

Sin embargo, cuando su hijo le pidió dinero para invertir en un negocio, entonces Giuseppe fue al banco a pedir sus dólares, pero no pudo salir con ellos.

“Me dijeron que no me los podían entregar porque lo habían invertido en bonos de Venezuela y esos bonos habían caído en default. Yo les dije que eso no era mi problema y que me entregaran mi dinero”, recuerda Giuseppe.

En los próximos meses a Giuseppe le pidieron carpetas con documentos y balances para poder resolver su problema. “Solo me estaban dando largas, me pedían ridiculeces para dejar correr el tiempo”.

Lo máximo que consiguió fue que le pagaran 3 mil dólares por algunos meses, pero después nada más. Ahora, su tragedia financiera personal también tiende a agravarse porque ha salido a flote la verdadera situación del banco donde depositó parte del patrimonio de su vida.

Según expertos en banca, consultados por El Estímulo, desde el punto de vista de la normativa legal, para el cliente no importa lo que el banco haga con los recursos que le presta por la vía de los depósitos, por lo que la justificación para no entregarle el dinero a Giuseppe no resulta válida. ->>Vea más...

Fuente: Con información de ARIANA BRICEÑO ROJAS - El Estímulo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...