miércoles, 10 de julio de 2019

El Confidencial: La "misión imposible" de Noruega en el diálogo entre chavismo y oposición

Noruega tiene una larga -y exitosa- tradición de mediar en conflictos internacionales. Sus expertos negociadores lograron sentar a la mesa a israelíes y palestinos en 1993, consiguieron un alto al fuego entre las autoridades de Sri Lanka y el grupo rebelde Tigres Tamiles en 2002 y fueron anfitriones hace siete años de las primeras conversaciones directas entre el Gobierno de Colombia y las guerrillas de las FARC en una década. Ahora que han puesto a dialogar a chavismo y oposición, muchos se preguntan: ¿lograrán algún acuerdo?

Representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y de la oposición, liderada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, iniciaron esta semana una nueva fase de conversaciones en la isla caribeña de Barbados. Esta es la cuarta ocasión en que ambas partes se sientan desde que a finales de mayo se conociera que Oslo había iniciado "reuniones exploratorias" para buscar una salida negociada a la crisis política, económica y social que vive el país petrolero. Pero esta no es la primera vez que se habla de “diálogo” en Venezuela.

No en vano, al menos en tres ocasiones distintas (2014, 2016 y 2017) chavismo y oposición se han sentado para tratar de buscar salitas a la eterna encrucijada ideológica. En la última ronda, la oposición se levantó de la mesa cuando el Gobierno anunció elecciones presidenciales para mayo de 2018 sin otorgar los plazos y condiciones de transparencia que exigían los detractores de Maduro. Así que las esperanzas en un acercamiento en las posiciones son bajas. Estas son las claves del diálogo.

Contexto macabro
Las negociaciones bajo el paraguas noruego ya han tenido su primer 'impasse'. La cita en Barbados, programada originalmente para la semana pasada, se canceló tras conocerse la muerte del capitán de corbeta Acosta Arévalo, presuntamente torturado a manos de la Contrainteligencia venezolana. Esa misma semana Naciones Unidas publicó el informe de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, que señala al Gobierno de Nicolás Maduro como responsable de torturas, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales, así como del decrépito estado de la economía, la salud y el suministro alimentario.

Este contexto, un sector de la oposición considera incomprensible sentarse a negociar en estas condiciones, mientras que el núcleo duro del chavismo critica un acercamiento contra los que solo quieren destruirlos. Pero, pese al sentir de las bases, ambas partes han cedido a la presión internacional, cada vez más hastiada con el bloqueo.

“A diferencia de lo que pasaba en febrero y marzo, cuando se inició la fase exploratoria de este nuevo diálogo, ahora casi toda la comunidad internacional favorece una salida negociada y electoral. No es solo una posición de la Unión Europea, que actúa con el Grupo de Contacto. Lo dice el Grupo de Lima, la Organización de Estados Americanos (OEA) y hasta el país que era más reticente, Estados Unidos, parece que tampoco va a obstaculizar nada. Incluso, entre los socios de Maduro hay consenso, al menos así se ve con Rusia”, opina el politólogo Ricardo Sucre. ->>Vea más...

Fuente: Con información de ALICIA HERNÁNDEZ - El Confidencial

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...