lunes, 15 de agosto de 2016

Detallan "pecados con divisas" perdonados al empresario Mauro Libi

Nueve personas rodeaban al entonces ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres, durante la reunión con empresarios venezolanos el 7 de octubre de 2014. Uno de ellos, Mauro Libi Crestani, obtuvo esa tarde una especial mención en la cuenta de la red social Twitter del ministro.

Según la reseña de la actividad difundida por el portal de la televisora estatal Venezolana de Televisión (VTV), Libi garantizaría para esas navidades el “tránsito de 18 contenedores de panetón, almendras, uvas pasas y avellanas”, según reportó El Pitazo.

Lo que omitió el portal oficialista es que dos meses antes el Ministerio Público había abierto una investigación penal en contra de varias empresas de Libi por estar involucradas en un desfalco cambiario. Aún así, Libi gozaba de la confianza de Marco Torres.

Dos años más tarde, el miércoles 10 de agosto de 2016, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional aprobó iniciar una averiguación sobre Libi, basándose en un estudio realizado por Luis Enrique Gavazut Bianco y publicado en el portal Aporrea.org en agosto de 2014.

El Pitazo intentó comunicarse con el empresario, enviando una comunicación directa a través de sus activas redes sociales. Hasta el momento de la publicación de este trabajo, el mensaje no fue respondido.

¿Quién es Mauro Libi Crestani?

Libi Crestani ha sido vinculado con seis empresas venezolanas de maletín que recibieron en total 581 millones de dólares preferenciales sin poseer tradición importadora ni estructura formal, sin oficina o empleados, de acuerdo con la denuncia introducida ante la instancia legislativa por el diputado Julio Montoya. Todas pertenecen al Grupo Libi y algunas comparten la misma dirección fiscal.

Entre 2004 y 2012 Cadivi aprobó 573,7 millones de dólares a Inversiones 4528, C.A.; Inversiones Pro-Image de Venezuela, C.A.; Distribuidora Pasta Granoro, C.A.; Importaciones Millecose, C.A.; Industria y Procesadora de Cereales Inproceca; y Representaciones Orval, C.A. Posteriormente, el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) les asignó 7,57 millones de dólares adicionales.

Cuatro de estas sociedades están actualmente “inhabilitadas” para contratar con el Estado venezolano y las dos restantes nunca fueron inscritas en el Registro Nacional de Contratistas por no finalizar el proceso.

Fue el 7 de agosto de 2014 cuando la Fiscalía General publicó la primera lista de compañías investigadas por estafar a la nación a través de los sistemas Cadivi y Cencoex. De las 212 sociedades en el catálogo, Inversiones 4528, C.A fue la segunda con más dinero adjudicado.

Según datos apuntados en el RNC, el domicilio de la empresa está ubicado en el galpón 3 de la avenida principal El Ingenio de Guatire, Miranda. Esta dirección coincide con otras de las compañías, de las cuales algunas tienen a Libi como presidente.

Inversiones 4528, C.A apunta como único accionista a Jhonny Alfonso Cilli, quien es también director general de Importaciones Millecose. Pese a que esta última no aparece en el RNC, una demanda del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (Fogade) ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en 2012 permite asociar a Libi como “avalista y principal pagador” de la sociedad. Entre 2004 y 2011 esta compañía recibió más de 92 millones de dólares y, según la base de datos internacional ImportGenius, figura como una empresa venezolana que importa productos desde Ecuador y otras partes del mundo.

Una de estas empresas, la procesadora de cereales Inproceca, es reconocida por el mercado comercial por manejar la marca Avelina, que ha estado abiertamente asociada al empresario. Adicionalmente, Libi figura como dueño del operador logístico Frío y Servicio Macaracuay (Frimaca), que presta servicios de refrigeración y congelación para el sector alimenticio y está ubicado en el Área Metropolitana de Caracas, y que tampoco está inscrito en el RNC. Tanto Avelina como Frimaca aparecen entre los principales anunciantes del país, con altos gastos en publicidad.

Fue igualmente director de DC Electronic Maturín C.A., conforme a lo dictado por una sentencia del TSJ en 2004, y su padre –fallecido en octubre de 2012– era dueño de Inversiones Elecom JC, otra empresa que recibió al menos 42,5 millones de dólares en ocho años de control cambiario. Elecom, cuya dirección se registra también en Guatire, importó entre otras cosas electrodomésticos provenientes de México.

Desde 2005 la familia Libi impulsa la fundación Casa Hogar “Al Fin” en la parroquia Caraballeda, Vargas. El proyecto de la organización privada sin fines de lucro es promocionado repetidamente en el blog personal del empresario http://maurolibicrestani15.blogspot.com/.

Esto no es todo. Los negocios del grupo familiar se han ido extendiendo más allá de nuestras fronteras. La expansión alcanzó Estados Unidos, Panamá y España, con funciones desde la exportación e importación de alimentos o electrodomésticos hasta compra y venta de bienes raíces.

En la División de Corporaciones del Departamento de Florida, Estados Unidos, Libi aparece como presidente o director de 29 compañías registradas entre 1989 y el 2016 –16 activas, 10 inactivas y 3 disueltas–. Una veintena comparten el domicilio fiscal en Doral.

A & M Global Solutions, Inc; Valentina Investments, Inc; Padova Investments, Inc; Fov Investments Inc; OV LLC; VO LLC; OV Investments Inc; Food Group International Inc y Ornella Investments, Inc. son algunas de estas compañías. La nombrada en última posición tiene el mismo nombre que una registrada en Panamá, cuyo apellido fue sustituido de Inc por Corp y de la cual se sospecha también es propietario.

Por su parte, en España es miembro del Consejo de Administración de la compañía AFC Investment Solutions SL, que posee un capital suscrito de 11,6 millones de euros, según el Registro Mercantil de Madrid.

Cupo a dedo desde BanPlus

Libi es actualmente dueño del 30% de las acciones de BanPlus y miembro de su Junta Directiva. Sin embargo, una vez iniciadas las investigaciones, la entidad financiera ha buscado distanciarse del personaje, explicó a El Pitazo una fuente cercana al organismo.

El banco fue denunciado en 2013 en medios de comunicación por supuestamente realizar lo que se conoce como “centrífuga financiera”con instituciones gubernamentales. Esto consiste, por ejemplo, en la captación de fideicomisos del Estado que son movidos a BanPlus para comprar papeles negociables, quedándole como ganancia el diferencial de la operación a través de empresas de maletín. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)


Pulse imagen para ampliar

Fuente: Con información de Oriana Vielma - http://www.elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...