lunes, 20 de junio de 2011

Aquellos días de gloria del boxeador “Pantoño” Oronó

Rafael “Pantoño” Oronó
Por: Ramón Andrade - Hace ya varios años era común observar a Rafael “Pantoño” Oronó apostado en la entrada del Hotel Fénix, al final de la avenida Páez de la urbanización El Paraíso en Caracas. Era una especie de leyenda.
Eran sus días de gloria como campeón mundial. Usaba las camisas casi abiertas hasta la cintura, exhibiendo una gran cadena de oro. Frente al hotel estacionaba su famoso vehículo Mustang amarillo. Sus fiestas en la discoteca “El Tranvía de El Paraíso” eran famosas. Cerraba el local con numerosas chicas y damas de compañía de los bares cercanos de la redoma de La India. Bebía y consumía de todo un poco, llegando hasta el exceso día tras día. Así fue perdiendo su fortuna, su gloria y sus capacidades boxísticas. En sus frecuentes borracheras protagonizaba riñas y casi siempre se le veía con alguna venda o curetaje días después. Mucha gente pasaba a haberlo en los sitios que frecuentaba, aunque su fama no era muy buena.
Hoy Oronó sobrevive casi en la indigencia e invoca la ayuda del gobierno, en su condición de “gloria del deporte”, diciendo ser excluido frente a otras figuras deportivas que también han alcanzado fama.

1 comentario:

Anónimo dijo...

...despues de gastar lo que se te pago ahira ...??? pues no eso es para que veas que haci como la vida esña quita si no la administra...

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...