martes, 19 de octubre de 2021

¿Quiénes son Ángel Alfonso Tovar y Robinson Cordero, nuevos gerentes de casinos en Caracas con un pasado de escándalos y relaciones peligrosas?

El comerciante venezolano Ángel Alfonso Tovar Gómez es el actual director del casino del empresario Alejandro Ceballos y su familia en la zona de Las Mercedes, en Caracas, antes ubicado en el Hotel Humboldt de la capital de Venezuela. La concubina de Ángel Tovar, es mientras, una de las principales gerentes.

El casino del Hotel Tamanaco Intercontinental, en Caracas, es gerenciado, por su parte, por el comerciante Robinson Cordero Salinas.

Tanto Tovar como Cordero son personajes con historia en el mundo de los casinos en Venezuela, en el que han dejado huella por sus opacas gestiones gerenciales.

Corporation Group 7C fue una empresa privada fundada en 2013. Funcionó en la Calle 53 Marbella del World Trade City de Panamá. El tesorero del consejo era Ángel Alfonso Tovar Gómez, Javier Francisco Ceballos Jiménez el director y Ramón Alfredo Chacare Calderón uno de sus accionistas. El nombre Grupo 7C hace mención a la “C”, inicial del apellido de los hermanos Ceballos.

Los casinos en Panamá son concesiones otorgadas por el Estado, por lo cual el Estado panameño puede intervenir y verificar quiénes son los dueños de tales negocios, para evitar que nacionales y extranjeros los utilicen en actividades fuera de orden. En el caso del Princess Casino Marbella, que funcionó en 2015, en la ciudad de Panamá, muy cerca de la Calle 50, uno de los socios era Ramón Alfredo Chacare Calderón, habitualmente conocido como Alfredo Chacare, quien ha sido investigado en Venezuela por porte ilícito de arma de fuego, irregularidades fiscales, monetarias, cambiarias, etc. El apellido Chacare ha sido sinónimo de casinos legales y no legales en Venezuela, entre los mismos, casinos en Maracaibo, Bingo Royal, Casablanca del CCCT de Caracas, Casa Club de Lechería, Caribbean Bingo del Caribbean Mall de Puerto La Cruz, etc.

Los acreedores de las acciones del Casino Marbella, que estuvo ubicado en el área bancaria de la ciudad de Panamá, fueron Alfredo Chacare, Ángel Tovar y Javier Ceballos, hermano del empresario Alejandro Ceballos. Increíblemente Tovar y Ceballos se asociaron con Chacare, y en Panamá nadie objetó a este último, a pesar que en Venezuela se le han hecho a Chacare averiguaciones por operación de salas de juego clandestinas y actividades relacionadas.

El casino supuestamente sufrió un desfalco de 38 millones de dólares, obstaculizando las relaciones entre Tovar y sus otros socios. Sin embargo la pérdida, muy extrañamente, no habría afectado el funcionamiento del establecimiento y Tovar siguió siendo socio, algo que aireó hipótesis sobre el trayecto que había seguido el dinero para llegar al casino.

A raíz de este incidente, Javier Cevallos, hermano de Alejandro, habría sufrido un evento cardiaco. Robinson Cordero, quien fue gerente del casino del Caribbean Mall de Puerto La Cruz y de otras recónditas salas, fue un hombre de confianza de Tovar en el Marbella. El crecimiento de Chacare en los casinos muchos lo atribuyen a la ayuda de Salomón Mucci, quien fue propietario de la empresa que operaba los casinos del Hotel Tamanaco de Caracas y del Lagunamar de Margarita.

En 2013 Ángel Tovar y Robinson Cordero manejaron un centro de apuestas Sportsbook en el Centro Comercial Coconut Center de la ciudad de Lechería, al nororiente de Venezuela. También poseían desde 2012 El Caribbean SportBook en el Centro Comercial Golf Plaza de la misma ciudad. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de Prensa América

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...