domingo, 28 de julio de 2019

Denuncian operaciones irregulares entre PDVAL Anzoátegui y el Hotel Venetur Maremares

A través de una serie de documentos damos a conocer algunas de las negociaciones que tienen lugar en la sede oriental de PDVAL, donde el jefe de la misma en la entidad, Frank Gómez, vende los alimentos al hotel estatal y luego son revendidos a terceros con exorbitantes ganancias para los protagonistas de la trama.
En la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos, S.A. (PDVAL) en su sede del estado Anzoátegui, supuestamente se estarían cometiendo una serie de irregularidades al estar siendo desviados los alimentos y productos que deben destinarse al consumo de la población de esa entidad, hacia otros destinos,
como el Hotel Venetur Maremares a través de negociaciones que, al parecer, no son del todo transparentes, para luego ser revendidos proporcionando grandes ganancias a los protagonistas de esta trama de corrupción, informa la en su blog periodista Maibort Petit.

A nuestra mesa de redacción llegó una nueva denuncia con relación a los presuntos manejos turbios que operan PDVAL a través del jefe de la estatal en Anzoátegui, Frank David Gómez Colmenares, quien en asociación con otros individuos habría desviados los objetivos de la empresa estatal en procura de obtener beneficios personales.
PDVAL fue constituida el 6 de enero de 2008 por el entonces presidente de la república, Hugo Chávez Frías, “con el objetivo de garantizar el abastecimiento de los alimentos”, tal como lo manifiesta su página web[1], donde además se asegura que busca enfrentar al sector de los alimentos “altamente concentrado en capitales foráneos y está altamente dominado por el sector privado”, con lo que lo denunciado en estas páginas contravendría, igualmente, el propósito antes expuesto.
Nacida inicialmente como una filial de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), PDVAL pasó a estar adscrita desde el 27 de julio de 2010 al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación, luego del escándalo que tuvo lugar en dicho año, por el hallazgo de miles de toneladas de alimentos descompuestos en diferentes almacenes en todo el país.
Ahora, según la denuncia, la gestión de Frank Gómez Colmenares ha convertido a PDVAL en un ente donde supuestamente reina la corrupción y la desidia, la cual ha transformado catorce locales destinados a la venta de comida en cascarones inservible que dan cuenta de un objetivo no cumplido, pues solamente tres de estas estructuras estaría medianamente funcionando en el estado Anzoátegui.
Cabe destacar que el Hotel Venetur Maremares fue entregado para su supuesta rehabilitación, equipamiento y mantenimiento de la infraestructura, a JPEC Inversora C.A.[2], la cual ha sido denunciada como una empresa de maletín constituida rápidamente entre diciembre de 2016 y abril de 2017, solamente para cumplir con el objetivo de lograr la administración del hotel y convertirlo en un instrumento para llevar a cabo negociaciones irregulares en las cuales, el gerente general del hotel, Jesús Enrique Quijada Suárez, es pieza clave y el cómplice necesario para cumplir tal cometido. Con este último, Frank Gómez habría estructurado una alianza mediante la cual el hospedaje compra comida y productos a PDVAL para, presuntamente, revenderlos posteriormente a precios muy superiores, obteniendo así millonarias ganancias que no están destinadas a las arcas estatales, sino a los bolsillos de los denunciados, de acuerdo a lo que refieren los informantes. De tales negociaciones presentamos a nuestros lectores en las próximas líneas algunos documentos que probarían lo expuesto.
Fuentes internas consultadas subrayan que entre Jesús Quijada y Frank Gómez fue designado Freddy Gómez Colmenares —hermano del primero— quien actúa como mano derecha del administrador del hotel y funge de intermediario en las negociaciones.


Freddy José Gómez Colmenares ingresó como funcionario de la Gobernación del estado Anzoátegui durante la administración de Tarek William Saab. Para esa época ya Frank Gómez trabajaba en el área de mercadeo y distribución de alimentos de PDVAL y, aprovechando tal posición, supuestamente habría sustraído sellos y falsificado documentos para pedir que su hermano, Freddy Gómez, fuera trasladado en comisión de servicios a PDVAL.
Por ejemplo, en una comunicación fechada el 28 de agosto de 2009, Frank Gómez solicitó a Josué Maica, a cargo de la Dirección de Personal de la Gobernación de Anzoátegui, la comisión de servicios de su hermano, Freddy José Gómez Colmenares, al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación y Venezolana de Alimentación (Venalcasa), para desempeñarse en Fruticola de Monagas (Fruticasa), ubicada en Aragua de Maturín, estado Monagas.
Acotan las fuentes que para esa fecha, Frank Gómez, se desempeñaba en PDVAL y no en el estado Monagas, pues su ingreso a la primera habría ocurrido en julio de 2008 a través de las consultoras Serproca y Propetrol. Es decir, según los informantes, Gómez habría usurpado funciones que no le correspondían al suscribir la comunicación como gerente de planta de PDVAL.
Aseguran las fuentes que Frank Gómez nunca trabajó en Fruticola Monagas.


La siguiente comunicación fechada el 29 de septiembre de 2013 habría sido falsificada, según informan nuestras fuentes, la firma no corresponde al gerente para la época. Refieren los informantes, que los Gómez debieron recurrir a este recurso de la falsificación en razón del cambio de las autoridades que facilitaban la renovación de la comisión de servicios.


Tales irregularidades fueron investigadas determinándose que Freddy Gómez Colmenares estando en comisión de servicios en PDVAL mantuvo su remuneración en la gobernación de Anzoátegui, es decir fue ingresado como empleado fijo en ambas dependencias violando así las disposiciones legales que lo prohíben.
Además, el 26 de septiembre de 2012 fue abierta una averiguación administrativa que estableció que Freddy Gómez Colmenares se valió de dos partidas de nacimiento falsas para justificar el pago de bonos por nacimiento, guardería y juguetes que la Gobernación del estado Anzoátegui cancelaba a sus empleados con hijos.
Las fuentes internas refieren que Freddy Gómez presentó unas partidas de nacimiento de unos supuestos hijos mellizos, Ignacio y Freddy, nacidos en la parroquia Caigua de Barcelona, de acuerdo a los documentos fraudulentos.
A continuación mostramos el oficio que dio inicio a la investigación administrativa de este hecho:


Aquí las partidas de nacimiento falsificadas de “Ignacio José” y “Freddy José”:



Pero lejos de ser castigados por estas irregularidades, los hermanos Gómez Colmenares continuaron desempeñando en la administración pública en el estado Anzoátegui, Frank Gómez fue designado jefe estatal de PDVAL, mientras que Freddy Gómez Colmenares fue enviado al Hotel Venetur Maremares, gracias a las gestiones del primero que lo ingresa al hospedaje donde su amigo, Jesús Enrique Quijada, ejerce como gerente general.

Fuente:  Con información de Maibort Petit - maibortpetit.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...