lunes, 29 de abril de 2019

Venezolanos Capriles buscan comprador para proyecto residencial en España

Algo se mueve en el mercado inmobiliario en Madrid. Hace apenas un par de semanas, contábamos cómo son varios los promotores —grandes y pequeños— que han comenzado a poner a la venta promociones con proyectos, licencia de obra y cierto nivel de preventas ante un cada vez más cercano cambio de ciclo.
La situación se ha iniciado en la Costa del Sol, donde los expertos señalan que hay exceso de producto y donde los precios podrían estar tocando techo. Pero también en Madrid capital, donde algunos actores del sector, especialmente las grandes fortunas latinoamericanas, han comenzado a buscar salida a varios inmuebles en el centro de la ciudad, también con proyecto, licencia de obra y preventas, , según publica el diario español El Confidencial.

Entre ellos, los venezolanos Miguel Ángel y Áxel Capriles, dueños de Gran Roque Capital, su vehículo de inversión inmobiliaria en España. Tal y como adelantó El Confidencial, han intentado, sin éxito, la venta de Alcalá 84. Un proyecto de viviendas de lujo que finalmente han decidido sacar adelante ellos mismos, rehabilitarlo y vender sus 12 viviendas. Los venezolanos también han comenzado a tantear el mercado con otro de sus proyectos: Acacias 51, junto a la famosa Operación Calderón.

Según confirman a El Confidencial hasta tres fuentes diferentes, los Capriles están ofreciendo, tanto a promotores como a inversores, su proyecto residencial 'más asequible' en Madrid. Una promoción de 105 viviendas, cuya comercialización arrancó hace unas semanas con un precio de venta en torno a 5.700 euros el metro cuadrado, a partir de 450.000 euros más IVA las unidades de menor tamaño, si bien las más grandes superarán los 600.000 euros. Un proyecto que está llamado, desde que los venezolanos compraron la parcela a Prosegur en la segunda mitad de 2017, a convertirse en referencia para los potenciales compradores de los terrenos de la futura Operación Mahou-Calderón.

Un suelo finalista que no ha necesitado ningún tipo de tramitación urbanística y tiene uso residencial, por el que Gran Roque desembolsó 25 millones de euros —unos 2.900 euros el metro cuadrado de repercusión—, y por el que espera obtener 28-29 millones de euros, con proyecto y licencia de obras. De cerrarse a esos precios, los Capriles conseguirán una revalorización del 16% para su inversión, muy inferior a la que han conseguido con otros grandes proyectos de lujo en la capital, donde entraron en 2013-2014, cuando pocos inversores apostaban por España y pudieron comprar a precios de derribo. "El hecho de que se estén planteando vender pone de manifiesto que ven el fin del ciclo cerca y prefieren deshacer ya posiciones". ->>Vea más...

Fuente: Con información de E. SANZ - El Confidencial

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...