martes, 23 de agosto de 2022

Esposos Jheam Frank Campos y Nerimar Sánchez, socios de la empresa desarrolladora del Carvativir, terminaron siendo detenidos arbitrariamente y condenados a cuatro años de prisión

El 1 de mayo del año 2020, la pareja de venezolanos conformada por Jheam Frank Campos Alvarado y Nerimar Yeila Sánchez Machuca, creyeron estar haciendo el negocio de su vida, cuando Raúl Antonio Ojeda Rondón les propuso conformar una sociedad en Venezuela para lanzar al mercado el Carvativir, unas “gotas milagrosas” que servirían supuestamente para curar la COVID-19. Posteriormente, el propio Nicolás Maduro pediría “tomarlas con fe″ a quienes esperaban curarse de la enfermedad.

Ojeda Rondón les manifestó a Campos Alvarado y a Sánchez que necesitaba fondos para financiar el “proyecto científico” y que no contaba con un socio, porque nadie creía en él. Allí comenzó la historia que mantiene en la cárcel a Jheam Frank Campos Alvarado y a Nerimar Yeila Sánchez, quienes fueron sentenciados a cuatro años de prisión.

Raúl Antonio Ojeda Rondón y Jheam Frank Campos Alvarado

Ahora la propiedad del Carvativir aparece a nombre del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y del Ministerio de Ciencia y Tecnología. El Estado venezolano le retiró a Jheam Campos y a Nerimar Sánchez la propiedad intelectual del Carvativir.

Para la familia de la pareja Campos Sánchez es increíble lo que ocurrió el 17 de noviembre de 2020, cuando a Sánchez la presionaban para que renunciara a los derechos de la marca y que vendiera sus acciones. Jheam Campos y Nerimar Sánchez fueron detenidos, acusados de delitos de los que no mucho se conoce hasta ahora. Primero los mantuvieron incomunicados mientras les decían que podían conseguirles una medida cautelar a través del tribunal y la fiscalía que lleva su caso. Jheam Campos fue presionado para que renunciara a la condición de presidente de la empresa, a favor de su socio. A la pareja se les dio a entender que la decisión de su caso no dependía exclusivamente del juez del Tribunal, sino de personajes mucho más poderosos.

Antes de su detención en Venezuela, Jheam Campos y Nerimar Sánchez solo tenían en avance la adaptación de un medicamento natural con propiedades altamente curativas. La pareja le aportó a su socio el capital para la primera y segunda fase de desarrollo del medicamento, quedando solo pendiente una tercera fase. El socio se comunicaba con ellos para pedirles el capital y costear cada una de las fases.

La familia de la pareja denunció las arbitrariedades. Los Campos Sánchez tienen cuatro hijos menores de edad, dos de ellos apenas de 4 y 6 años. Los menores han sido víctimas de la situación, pues han sido separados de sus padres, quienes fueron condenados a cuatro años de prisión, por las ambiciones de su socio, Raúl Ojeda Rondón, quien en algún momento apareció como científico. Los hijos de la pareja han sido otras víctimas de los acontecimientos, al haber sido separados de sus padres. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Prensa América

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...