viernes, 1 de julio de 2022

Panamá tiene su propio Goebbels, pero su maquinaria propagandística ha sido un rotundo fracaso para la administración Cortizo (+Opinión)

Por: Elena Muñoz -
La mayoría de los presidentes latinoamericanos parecen tener su propio Goebbels. Paul Joseph Goebbels fue “ministro para la Ilustración Pública y Propaganda” del Tercer Reich entre 1933 y 1945, además de haber sido uno de los colaboradores más cercanos de Adolf Hitler. El alemán Goebbels se encargaba del manejo de los medios de comunicación en la Alemania nazi y fue quien masificó dentro y fuera del país europeo el mensaje de Hitler, utilizando las tecnologías que en ese momento los nazis tenían a su disposición, como la prensa impresa, la radio y el cine, donde la imagen del líder del Tercer Reich era proyectada positivamente de manera constante.

Como su mano derecha, Goebbels fue el responsable de hacer llegar el mensaje de Hitler a las masas, entre otras formas, convocando a grandes concentraciones para promover el discurso nazi. Joseph Goebbels se encargaba de que durante horas, Hitler practicara sus discursos sobre una tarima y ante un podio que lo hiciera lucir mucho más alto de lo que en realidad era. Goebbels era también quien aconsejaba a Hitler sobre los gestos que debía hacer con sus brazos, manos y dedos, que hoy para el común de las personas occidentales resultarían prácticamente demenciales. Tales gestos eran continuamente practicados por el líder nazi y no eran producto del azar, la improvisación o la inspiración del momento.

Pero volviendo al tema de los presidentes latinoamericanos, como ya se ha dicho, se puede afirmar que la mayoría de ellos tienen su Goebbels. Se ha visto en Colombia con el equipo catalán de Gustavo Petro, vinculado al movimiento separatista de Cataluña. Está también el caso de El Salvador, donde el presidente Nayib Bukele ha contado con un equipo de asesores encabezado por la venezolana Sara Hanna.

En el caso específico de Panamá, se pudiera decir que algunos ciudadanos no parecen haberse dado cuenta que también existe un Goebbels en el Gobierno de Laurentino “Nito” Cortizo. Y no es otro que Juan Carlos Tapia, quien se dio a conocer como comentarista deportivo y como promotor de famosos encuentros de boxeo, logrando también fortuna como empresario e inversionista. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de A Writer With Freedom

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...