lunes, 7 de marzo de 2022

La lámpara de Aladino de “Chuíto" Gimón

Por: Enrique Toledo - 
Así como en el cuento de Aladino y su famosa lámpara, parece haberle ocurrido lo mismo en Venezuela a Jesús Gimón, conocido cariñosamente como “Chuíto El Cabrito”, porque no hay otra explicación para el giro de 180° que experimentó su estilo de vida y el de su familia, al pasar de ser un limpio de solemnidad a uno de los hombres mas adinerados de la ciudad de Anaco, gracias, al decir de mucha gente, de su actitud "pacífica y tolerante" ante algunas situaciones de vida que le ha tocado sortear, como un surfista en la cresta de una ola, sin importar el que dirán, todo a cambio de vivir como un nuevo rico.

Es vox populi que esta súbita riqueza se debe a que “Chuíto” se prestó para tener a resguardo, como testaferro, la enorme riqueza que en apenas un período de cuatro años logró amasar un joven exalcalde de una ciudad situada en la zona central del estado Anzoátegui, a quien presuntamente estarían investigando los cuerpos de inteligencia del estado por ordenes expresas de gente de muy alto nivel en el Gobierno central venezolano.


De esto se ha aprovechado “Chuíto” muy bien, puesto que a cambio de manejarle la fortuna al exalcalde ha obtenido una buena tajada que le ha permitido darse la gran vida junto a su familia, así como adquirir muchas propiedades y autos de LUJO, junto con vehículos rústicos para disfrutar de la naturaleza en espacios abiertos, que al parecer es una de sus aficiones. ->>Vea más...

FUENTE: Artículo de Opinión - hable.se

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...