martes, 25 de mayo de 2021

¿Passam Yusef, un empresario exitoso o un engaño comercial?

Passam Yusef es presidente de Síragon, empresa de equipos electrónicos, y de las tiendas Ivoo, dedicadas a la venta de electrodomésticos en Venezuela.

En mayo de 2015 fue galardonado como la “Personalidad Iberoamericana del Año” por la Organización de Periodistas Iberoamericanos (OPI), de acuerdo con Max Lobo en expresa.se.

En 2012 agradeció al presidente Hugo Chávez por sus políticas económicas: “Gracias a que usted paró a una gran aplanadora que se llamaba el ALCA nosotros pudimos nacer, caminar y ahora estamos en los escenarios internacionales donde competimos y les ganamos a las grandes transnacionales con un diseño hecho en Venezuela”.

Ese mismo año, de acuerdo con una nota de Roberto Deniz en la web Konzapata.com, firmó un acuerdo con el gobierno para la creación de una empresa mixta de electrónica y computación, cuando fue alabado por el entonces ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, como líder de una “empresa privada nacionalista”.

Además de Venezuela, Síragon es una marca que cuenta con registros en países como Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, México, además de la Unión Europea; siendo operada mediante la firma Greentech de Venezuela C.A., que también ha registrado en los mismos países Soneview, conocida por ser la marca “de bajo presupuesto” del grupo de firmas de Yusef. Ambas marcas confrontan quejas de compradores por la baja calidad y poca durabilidad de muchos de sus productos, especialmente los artefactos electrónicos que comercializan.

Un poco de historia

En 2003 fue fundada en Venezuela la empresa Síragon, C.A , hoy dedicada al ensamblaje, fabricación, diseño y distribución de equipos electrónicos y de computación, que incluyen smartphones, cámaras digitales, tabletas, televisores LCD y otros productos.

La compañía es propiedad de Passam Yusef, miembro de una familia de origen palestino dedicada a la comercialización de telas en la ciudad de Valencia, provincia de Carabobo en Venezuela, donde también se encuentran las plantas ensambladoras de los productos Síragon. En los Estados Unidos, Yusef realizó estudios de ingeniería de software en la Universidad de Northeastern, que se encuentra ubicada en la ciudad de Boston, Massachusetts. Síragon debería su nombre al Çırağan Palace Kempinski, un lujoso hotel de Estambul, Turquía, en el que Passam Yusef alguna vez se hospedara.

Además de presidente de Síragon, Passam Yusef, es dueño de la red de tiendas Ivoo, dedicada a la venta de electrodomésticos, esto sin contar un sinfín de otras marcas y empresas de la que también es propietario. En 2015 recibió un galardón como “Personalidad Iberoamericana del Año”, de manos de la Organización de Periodistas Iberoamericanos (OPI). En 2012 Síragon había firmado un acuerdo con el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez para la creación de una empresa mixta destinada a producir chips y “microdispositivos” para equipos electrónicos y de computación. La empresa logró el acceso a dólares preferenciales baratos de la Comisión Nacional de Administración de Divisas (CADIVI), organismo del Gobierno venezolano. Sin embargo, la empresa Síragon fue acusada de vender productos a una tasa muy superior, equivalente al precio de las divisas en el mercado cambiario paralelo.

Las facetas de Passam Yusef como triatlonista y filántropo, colaborando con organizaciones de caridad en pro de niños y ancianos, coliden con las acusaciones de quienes señalan al empresario de tener supuestamente vínculos con el movimiento extremista islámico Hezbollah o de guardar relación, a través de su importadora Canaima, con una organización dedicada al tráfico de personas procedentes de Arabia, Colombia, y Ecuador, en condición de ilegales y sin documentos, que han laborado en Venezuela. También se ha acusado a Yusef de la venta de mercancía que no es completamente original adquirida en Panamá.

Calidad dudosa

Pero más allá de la realidad o la ficción alrededor de Passam Yusef y su compañía Síragon, se oculta una verdad innegable que arroja dudas acerca de la calidad de los productos de la marca y que hace que algunos supongan se traten de un fraude.

Aunque la ensambladora tecnológica declara tener una política de calidad para satisfacer y superar las necesidades y expectativas de sus clientes, preguntas cómo que tal son los ordenadores, televisores o los smartphones Síragon, son comunes en las redes y en foros especializados de tecnología. Las respuestas se dividen entre quienes aseguran haberlos utilizado satisfactoriamente y quienes recomiendan no comprarlos, por haber tenido muy malas experiencias con éstos.

Las recomendaciones de mantenerse alejados de la marca van para con las cámaras digitales, tabletas, los ordenadores de escritorio; portátiles y PC Sticks, otro tipo de ordenadores de sobremesa que pueden caber en la palma de la mano, ensamblados por la compañía y que se venden en las tiendas Ivoo. La falta de soporte técnico suficiente y la existencia de talleres autorizados, sin capacidad para realizar reparaciones por falta de repuestos, hacen menos atractiva la marca. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de Max Lobo - expresa.se

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...