viernes, 16 de diciembre de 2016

(Opinión) El atractivo negocio de los gasoductos

Por: Juan Farías - Como “arquitecto” de los principales desarrollos gasíferos de Venezuela pudiese definirse a César Triana, gerente de Infraestructura de Gas para el sector eléctrico de Pdvsa Gas. De hecho, es quien maneja los detalles de los últimos proyectos de Pdvsa Gas en esta materia y los que se desarrollarán en el país para los años venideros.
Triana es el encargado de anunciar el plan de crecimiento en su capacidad de infraestructura que tiene como meta principal la disminución del consumo de diesel en las empresas termoeléctricas de Venezuela. El plan 2016-2019 de Pdvsa Gas incluirá a las gasíferas privadas en la construcción de 1.983 km de gasoductos, los cuales permitirán el suministro gasífero al parque industrial y doméstico al occidente del país, así como cambiar el patrón de consumo de diesel a gas en las termoeléctricas de Bachaquero, El Vigía y Enelbar. Se entiende entonces que, por decirlo de alguna manera, Cesar Triana es un “Zar” de esta materia. El proyecto requerirá una inversión por financiamiento de 9.124 millones de dólares; en el corto plazo prevé culminar, en 2016, la tercera máquina de la Planta Compresora Los Morros y así liberar 109 mil barriles de diesel. Un negocio realmente atractivo, donde participan unos pocos peces gordos. Triana seria el encargado de llevar a cabo un plan de Pdvsa Gas donde cuenta con un portafolio de negocios que ha recibido 30 empresas nacionales e internacionales, de las cuales 21 ya han firmado cartas de intención. Entre los proyectos de gasoductos que se ofrecen en el portafolio de la empresa, se encuentran:

El gasoducto Andino de 430 kilómetros que va desde Ulé, en la Costa Oriental de Maracaibo hasta San Cristóbal.

El gasoducto Ulé-Azuay, de 240 kilómetros, permitirá incrementar la capacidad de transporte en 400 millones de pies cúbicos, el suministro de gas metano desde Cardón IV hacia El Zulia y la exportación hacia Colombia.

El gasoducto Guacara-El Palito, comprende 65 kilómetros desde Valencia hasta Morón, con una capacidad de transporte de 200 millones de pies cúbicos y el gasoducto Altagracia Guacara, con extensión de 233 kilómetros; permitirán satisfacer la demanda de gas requerido por las termoeléctricas La Cabrera y Termocarabobo.

El gasoducto Figueroa-Litoral de 32 kilómetros, suministrará gas metano a la planta termoeléctrica Josefa Joaquina Sánchez Bastidas (Tacoa), y contará con una capacidad de transporte de 207 millones de pies cúbicos.
No cabe duda del poder de Triana, en comparación sólo a la altura de gerentes como Pedro León, director ejecutivo de Producción de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Fuente: Juan Farías - Voz de los Lectores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...