martes, 20 de febrero de 2018

Salas Römer, socio del accionista de EVTV de Miami Carlos Méndez, abrió empresas en paraísos fiscales con Mossack Fonseca

* Henrique Salas Römer está vinculado con EVTV de Miami, bajo representación de Carlos Méndez. - Henrique Salas Römer fue consultado por la firma legal sobre la orden de captura girada en su contra en Venezuela. Él les sugirió "educarse" sobre la situación en el país. Ante la prensa negó su relación con el bufete y las compañías.
A lo largo del año 2015, empleados del bufete panameño Mossack Fonseca intercambiaron correos electrónicos para intentar resolver el caso de un cliente que encendió las alertas. Henrique Salas Römer, un férreo opositor a Hugo Chávez y gobernador del estado Carabobo (1990-1992 y 1993-1995), en el occidente de Venezuela, solicitó abrir la empresa Tannenbaum LTD en las africanas islas Seychelles.

Salas Römer (17 de abril. 1939) fue el primer candidato presidencial con el que se midió el polémico mandatario venezolano cuando alcanzó el poder en 1998, y fundador del partido Proyecto Venezuela.

En 2014, el segundo hombre fuerte del poder venezolano, Diosdado Cabello, lo acusó de planificar un supuesto plan magnicida contra el presidente Nicolás Maduro. Desde entonces pesa sobre él–y otras figuras de oposición- un proceso judicial con orden de captura que lo llevó al exilio, en Estados Unidos.
Fue justamente esa la información que encontró en la prensa venezolana un empleado de Mossack Fonseca cuando le pidieron investigar a Salas Römer. En febrero de 2015, Jesús Hernández advirtió que había “información adversa” sobre el cliente que acababa de sumar otra compañía a sus bienes, según se lee en correos internos que salieron a la luz gracias a la filtración de Los Papeles de Panamá, que llegó a manos del diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y a los que tuvo acceso Univision Noticias. 
“Por ahora , sería bueno si su departamento de cumplimiento tiene una educación en cuanto a lo que está pasando en el país en cuestión. Estaré de regreso en Suiza la próxima semana”, fue la respuesta que el bufete obtuvo de Salas Romer cuando le hicieron la “ due dilligence”, una investigación de protocolo a clientes denominados PEP (Personas Expuestas Políticamente, por sus relaciones directas o indirectas con cargos de la administración pública).
A lo largo de ese año el bufete pidió explicaciones al político y ante la ausencia de respuestas el departamento de cumplimiento sugirió renunciar a manejar su compañía. Pero después del 23 de diciembre de 2015 no se habló más del asunto.
Sin embargo, el exgobernador no era un cliente nuevo del bufete señalado por esconder sociedades y fortunas en paraísos fiscales para burlar impuestos en los países donde se originan o invierten los bienes. Según la correspondencia la relación data de 10 años atrás. En 2005 abrió Kendville Consultants INC con 50 mil acciones de un dólar cada una.
A los dos meses, el excandidato presidencial solicitó que la empresa se traspasara al hijo que siguió sus pasos en la política y gobernación del estado: Henrique Fernando Salas Feo. En septiembre de 2005 y hasta el 5 de marzo de 2007, período en el que ninguno de los dos fungía como mandatario regional, "El Pollo" Salas Feo - como se le conoce en la política venezolana - fue el acreedor de las 50 mil acciones de la compañía, con un remozado nombre: Adamont Consulting LTD.
En 1995, Salas Feo fue electo Gobernador de Carabobo por primera vez para el periodo 1996-1998 y de esa manera sustituyó a su padre en el cargo. Llegó con la experiencia de haber sido parlamentario y el legado político de su antecesor. Fue reelecto y relegitimado en el poder regional hasta 2004, cuando perdió la elección. Pero en 2008 volvió a ganar y mandó hasta 2012. La "dinastía de los Salas" gobernó uno de los estados industriales más importantes del país por casi 20 años.
Según los archivos filtrados de Mossack Fonseca, la operación de traslado de acciones de Kendville Consultants INC. del padre al hijo se realizó en la sede de Ginebra del bufete panameño, a través de la empresa suiza Mirabaud Planification Financiere S.A. Fueron ellos los encargados de anular el certificado de propiedad a nombre de Salas Romer y emitir otro idéntico, para Salas Feo, el nuevo accionista. La sociedad "heredada" está en las Islas Vírgenes Británicas.

No recuerdo ninguna

La tarde del pasado miércoles 4 de mayo del 2016, Salas Römer levantó su teléfono y escuchó atentamente las preguntas de Univision Noticias sobre su relación con el bufete panameño y las empresas. “No tengo la menor idea de lo que estás hablando”, dijo pausadamente. Pidió que fueran deletreados algunos nombres de compañías y detalles sobre el monto de las acciones. “No, no me suenan. Para nada, esas no son mías, no tengo ninguna empresa en Panamá y no sé de qué correos me hablas”.
K – e – n - d – v – i – l – l - e : Kendville Consultants fue dictada letra por letra en el auricular, pero no lo recordó. La fecha de apertura, según registros del bufete panameño, es 2005.
Dijo que era un hombre que a la par de su carrera política se dedicaba a la empresa privada, sin detallar. Pero no aceptó que alguna de las sociedades, registradas en los archivos de Mossack Fonseca siempre con sus dos apellidos, fuera suya.
Mucho menos reconoció que hubiera autorizado ceder a su hijo las acciones de Adamont Consulting.
 Lejos de aquella campaña de 1998 cuando Chávez decidió no llamarlo jamás por su nombre y apodarlo “Frijolito”, a sus 77 años Salas Römer se dedica “a negocios privados”, como prefiere llamarlo. En los registros públicos de Florida hay una empresa en la que funge de director: Dieseldal Corp. Sin embargo, ese nombre tampoco le resulta conocido.

Mientras, en Venezuela

Hay dos direcciones en Venezuela asociadas a las empresas que los Salas abrieron con Mossack Fonseca, como se puede leer en los documentos legales filtrados a la prensa. Una en Caracas y otra en Valencia, capital del estado Carabobo.
Un recorrido periodístico arrojó que no existe una Torre Santos en la avenida Bolívar Norte, una de las principales arterias valencianas. Sin embargo, un empresario que prefirió no revelar su identidad, comentó: "El piso 9 más famoso que hay para el mundillo de la política en la Avenida Bolívar Norte es el de la Torre Stratos. Ahí está el cuartel de Salas Römer".
En la entrada a la oficina de la Torre Stratos atiende María Eugenia Jiménez, secretaria de Proyecto Venezuela y asistente de Henrique Salas Römer. “Él está perseguido por el Gobierno, no está en Valencia ni en Venezuela”, respondió.
Al consultarle sobre Henrique Fernando Salas Feo, Jiménez refirió a otra encargada, en las mismas instalaciones. Marianela Faría, asistente de “El Pollo” coincidió con su compañera: no conoce nada sobre Tannenbaum LTD y niega que allí funcione la sede de alguna empresa.
A ambas se les solicitó contacto con sus jefes, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.
Al norte de Caracas, en la quinta Soray de Alta Florida una mujer aseguró que allí funciona una asociación civil y que desde hace dos años nada de lo que opera en el lugar tiene que ver con la familia Salas.
Salas Römer, egresado de la Universidad de Yale, mantiene el correo electrónico de esa casa de estudios. Lo facilitó a petición de Univision Noticias para leer los nombres de las empresas y su relación con Mossack Fonseca.
Al cierre de este reportaje, el líder de la dinastía carabobeña de los Salas no había recobrado la memoria. Se mantuvo irreductible: “mis actuaciones son públicas, todo está en mis declaraciones juradas”. Que no. Que debe haber un error. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Univisión -http://fueradepauta.blogspot.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...