Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

martes, 19 de septiembre de 2017

Exportaciones españolas a Venezuela caen a la mitad ante su crisis política y económica

Los «problemas políticos» de Venezuela, como los definen algunos de los «afectados», también tienen consecuencias económicas para Castilla y León. Aunque no es uno de los mercados más habituales para las empresas de la región y el peso en el global de las exportaciones autonómicas es mínimo, lo cierto es que en los últimos dos años las ventas al país sudamericano se han reducido a menos de la mitad, de acuerdo con un reportaje de ABC.

 Según las propias firmas que tenían clientes en el territorio caribeño, los intercambios comerciales con el Gobierno bolivariano presidido por Nicolás Maduro son casi una «utopía». Entre los múltiples motivos que aducen para que hayan tenido que dejar de surtir sus productos a Venezuela están principalmente las dificultades para poder cobrar. No sólo porque la crisis haya hecho mella y el dinero escasee, sino también por las prohibiciones para adquirir cualquier producto que no se considere un bien de primera necesidad. Además, indican que la corrupción, «habitual» en el país, ha ido a más y también influye a la hora de «convencer» a las aduanas de permitir que alguno de los productos requerido llegue a su destino,

Más allá de los porqués, lo cierto es que las exportaciones a Venezuela se redujeron un 60 por ciento a lo largo de 2016 hasta alcanzar un valor de apenas 8,9 millones de euros -fueron 21,9 en 2015-. El mercado venezolano fue además, donde más bajaron las ventas castellano y leonesas en toda latinoamérica, donde hubo un descenso generalizado el pasado año.

En este inicio de 2017, la caída continua ya que hasta mayo el valor de lo exportado se redujo a 2,3 millones de euros (frente a los 4,3 del mismo periodo de 2016 y en 2010 superaron los 9 millones), mientras que las operaciones llevadas a cabo pasaron de 70 a sólo 47.

Desde hace años son las empresas burgalesas las que más tratos mantienen con clientes venezolanos al copar más del 98 por ciento de las ventas de Castilla y León. Entre ellas se encontraba Heimbach Ibérica. Su responsable de marketing y calidad, Didier Verhasrt, reconocía a ABC que desde hace dos o tres años «no hacemos nada con ellos» porque el método de pago que se utilizaba «ha dejado de funcionar». Esta firma vendía vestiduras para máquinas de papel que había que renovar cada pocos meses, por lo que existe una relación comercial «regularizada» que ha terminado de un plumazo «porque las máquinas que tienen están paradas, no producen y, lógicamente, no nos compran. Viven una situación dramática», asegura el directivo de la firma, quien no ve un cambio a mejor a corto plazo: «Tenemos un agente allí, pero tendría que cambiar mucho a nivel político y económico para volver a ser lo que era ese país».

Crustáceos y moluscos
Si las ventas de Castilla y León están principalmente vinculadas a productos industriales, aunque también una pequeña parte son bebidas y maderas, el principal producto que se sigue adquiriendo de Venezuela es el que pertenece al capítulo de pescados, crustáceos y moluscos, con un valor en 2016 superior a los ocho millones de euros de un total de casi doce millones. En este caso, las importaciones no sólo se mantienen sino que aumentan, con más operaciones cada año. De nuevo, las firmas de Burgos -en este caso de alimentación- copan casi el total de las compras a un país que necesita productos, pero no puede adquirirlos por una crisis que no parece camino de solucionarse.

«Hay muchas más dificultades para cobrar y enviar»
Aunque continúan con las «ventas esporádicas» de maquinaria de churrerías a Venezuela, «donde hay mucha cultura con este producto», la gerente de Industrias José Luis Blanco, radicada en Valladolid, reconoce que la situación «se ha vuelto mucho más complicada y nos encontramos con más pegas que nunca». Según detalla, en los últimos tiempos «ha habido operaciones a punto de salir que finalmente no se han hecho» principalmente «por problemas con los permisos en las aduanas», con «cada vez más dificultades para que puedan recepcionar la mercancía» salvo que «conozcan alguna en la que un conocido o familiar les haga la vista gorda, que también ocurre», desvela. Blanco destaca, además, los problemas «para cobrar» lo que se vende, cuando antes «nunca los había» porque contaban con «un nivel adquisitivo importante». La gerente de la empresa, que exporta a más de 80 países y factura en el exterior cerca del 60 por ciento de sus ventas, sabe además por su experiencia que «muchos» venezolanos «han abandonado el país para intentar montar fuera sus negocios».

Fuente: Con información de J. M. AYALA - http://www.abc.es - (PULSE AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...