Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

jueves, 24 de agosto de 2017

Más sobre la polémica de Inversiones Petroleras Iberoamericanas

Una investigación del diario español El Mundo destapa nuevos datos sobre la misteriosa empresa que recibió un millonario contrato petrolero el 10 de julio. Como se recordará, el TSJ autorizó la creación de PetroSur, una sociedad para la «producción, mejoramiento y comercialización de petróleo crudo pesado y extra pesado en el área denominada Junín 10 de la Franja Petrolífera del Orinoco Hugo Chavez Frías».
Según consta en la sentencia, Petrosur tendrá como accionistas a la sociedad que representa el empresario español Blanco Balín (en la gráfica) y a la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP), filial de PDVSA.

La nueva empresa estará constituida en un 60% por la Corporación Venezolana de Petróleo -empresa encargada de gestionar los negocios que PDVSA tiene con terceros, sobre todo con extranjeros-, y el otro 40% estará en manos de la sociedad Inversiones Petroleras Iberoamericanas representada por Blanco Balín, «domiciliada en Amsterdam conforme a las leyes de los Países Bajos», según consta en la sentencia.

En el registro holandés consultado por El Mundo, los administradores de Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas son mancomunados. En el Registro Mercantil español hay una empresa bautizada con el nombre de Inversiones Petroleras Iberoamericanas – sin trayectoria conocida en el sector petrolero – creada en 2013 y cuyo apoderado es Blanco Balín, imputado por un presunto delito de blanqueo.

El presidente de esta sociedad es Alfonso Cortina, ex presidente de Repsol y hermano de Alberto Cortina. El vicepresidente es Pelayo Luis Cortina, hijo de Alberto.

Los hermanos Cortina han sido relacionados por la prensa española como socios de Alejandro Betancourt (Derwick Associates) en empresas como la petrolera Pacific Rubiales y varios bancos en África.

Por su parte, Blanco Balín llegó a ser número dos de Repsol, pero el equipo directivo actual prescindió de sus servicios al llegar.


‘Gürtel’ y Pujol, mismo ‘ingeniero’

La empresa vinculada al cerebro de la trama Gürtel a la que Venezuela adjudicó un negocio petrolífero, el pasado 10 de julio, cuenta entre sus administradores con la pareja de empresarios holandeses que fundaron y controlaron sociedades opacas para la familia Pujol. Así consta en el registro de empresas de la Cámara de Comercio holandesa, al que tuvo acceso el diario español El Mundo.

Este registro, donde obran los datos de la sociedad Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas, representada por el empresario español investigado en el caso Gürtel José Ramón Blanco Balín -considerado el gestor del dinero de Francisco Correa-, revela que dos de los administradores de la empresa son John Willekes Macdonald y Jacob Broers, imputados en el caso Pujol que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Los hechos investigados en el procedimiento abierto contra los Pujol en el Juzgado Central de Instrucción número 5 definen a Macdonald y Broers como expertos en la creación de empresas pantalla para ocultar operaciones sospechosas. Precisamente, según la investigación, fueron los que controlaron las sociedades Marway BW y Ard Choilled BV, usadas por los Pujol para ocultar comisiones cobradas en operaciones de compraventa.

La sociedad Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas, registrada el pasado 19 de abril en La Haya y domiciliada en Ámsterdam, recibió el visto bueno de Nicolás Maduro y del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela para asociarse con la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP), filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), y crear la empresa mixta Petrosur. El proyecto es explotar un bloque de la Faja Petrolífera del Orinoco.

“TAPADERA” DE DINERO

John Willekes Macdonald y Jacob Broers son propietarios del grupo ITPS, que se define en su página web como «una proveedora independiente de servicios internacionales de planificación y estructura fiscal con licencia del Banco Central de los Países Bajos». El juez De la Mata acudió a Holanda el pasado 13 de febrero a tomarles declaración como imputados en el caso Pujol, pero se negaron a declarar.

La investigación que se sigue en España para dilucidar el origen de la fortuna de la familia del ex presidente de la Generalitat de Cataluña señala a ambos empresarios como la tapadera de los Pujol en Holanda y los que, presuntamente, les ayudaron a ocultar dinero a la Hacienda española.

Conviene advertir de que el grupo ITPS está centrado en la creación de empresas cuya estructura societaria impide que se identifiquen a las personas físicas o jurídicas accionistas de la sociedad en cuestión. En el caso de Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas, la expresión «Stichting Administratiekantoor» se refiere a un tipo de sociedad -una fundación- que permite separar legalmente la propiedad y el control de la empresa. Es decir, la identidad del propietario y beneficiario de la misma permanece oculta, siendo sólo conocido el nombre de los administradores.

En este sentido, los datos que constan en el registro de empresas de la Cámara de Comercio holandesa revelan también que otro administrador de Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas es una sociedad registrada en las Islas Vírgenes Británicas -zona considerada un paraíso fiscal-, que responde al nombre de Arazen Investments Limited. Precisamente, esta empresa fue registrada el mismo día que la sociedad representada por Blanco Balín. Esto es, el 19 de abril de 2017.

Atendiendo a la investigación del caso Gürtel, Blanco Balín actúa como asesor fiscal y experto en crear sociedades cuyo objetivo es la opacidad del beneficiario. Las empresas que crea suele registrarlas en Holanda y tienen ramificaciones en paraísos fiscales. El Mundo se puso en contacto con fuentes cercanas a Blanco Balín, pero rehusaron valorar la información por existir un «acuerdo de confidencialidad».

Según consta en el registro holandés consultado, los administradores de Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas son mancomunados. En el Registro Mercantil español hay una empresa bautizada con el nombre de Inversiones Petroleras Iberoamericanas, creada en 2013 y cuyo apoderado es Blanco Balín, imputado por un presunto delito de blanqueo.

El presidente de esta sociedad es Alfonso Cortina, ex presidente de Repsol y hermano de Alberto Cortina. El vicepresidente es Pelayo Luis Cortina, hijo de Alberto. Blanco Balín llegó a ser número dos de Repsol, pero el equipo directivo actual prescindió de sus servicios al llegar.

Fuente: Con información de El Mundo de España - http://www.cuentasclarasdigital.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...