jueves, 9 de agosto de 2018

Aseguran que inhibidores no impidieron que drones estuviesen en perímetro de seguridad presidencial

El perímetro de seguridad del presidente de Venezuela fue burlado por drones con explosivos, el 4 de agosto. “Una de las aeronaves sobrevoló sobre la tarima presidencial con el fin de detonar a distancia el material explosivo, pero gracias a las técnicas especiales de nuestra Guardia de Honor Presidencial se logró desorientar al dron, activándose fuera del perímetro planificado”, dijo Néstor Reverol, ministro para Relaciones Interiores Justicia y Paz sobre el atentado fallido contra Nicolás Maduro.

Este martes 7 de agosto, el presidente de Venezuela, dio más detalles sobre lo que calificó como un intento de magnicidio. Aseguró que vio una de las aeronaves tripuladas a distancia pasar por encima de su cabeza y posicionarse a unos 100 metros de distancia de la tarima presidencial, sobre la avenida Bolívar de Caracas. Allí, él daba las palabras de cierre del evento que conmemoraba el aniversario 81 de la Guardia Nacional Bolivariana, de acuerdo con un reportaje de Efecto Cocuyo.

Se expresó sorprendido por el tamaño del dron, pues aseguró que los usados por Prensa Presidencial y el Ministerio de Comunicación e Información son más pequeños y silenciosos. Una fuente extraoficial, apunta que ese día, el Gobierno usó cuatro aeronaves.

En sus declaraciones de este martes, también indicó que el aparato intentó regresar hacia la tarima y explotó. “Fue perturbado por los equipos tecnológicos que usamos para inhibir señales de radio, televisión, de diversos signos. Se llaman inhibidores, muy modernos, porque tenemos un buen equipo de seguridad”, acotó.

Continúo con su testimonio. Otro dron grande y ruidoso fue despegado ese día. Según Maduro, se desorientó por los inhibidores de señal, se desvió hacia el edificio Don Eduardo, a dos cuadras de la avenida Bolívar, e impactó contra la estructura. Segundos después explotó.

Un militar de la Armada ya retirado, actual asesor de seguridad, explicó que un mandatario debe tener al menos seis anillos de seguridad. Un agente de contrainteligencia agregó que cada 200 metros de distancia, un grupo de escoltas debe estar desplegado para la vigilancia de la personalidad. En este caso, Nicolás Maduro.

Un anillo de seguridad es un grupo de personas capacitadas para detectar irregularidades en el entorno del dignatario. Los expertos señalaron que la posición de estos custodios puede variar según el acto o circunstancia.

Un comisario retirado de la antigua Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) indicó que hasta el 2006, la seguridad presidencial tenía tres anillos de seguridad:

– Primer anillo: Casa Militar (cuerpo de Edecanes)

– Segundo anillo: escolta civil

– Tercer anillo: la Guardia de Honor. Este último está apoyado por un grupo denominado Avanzada.

Dentro de los protocolos de vigilancia están los inhibidores de señales, conocidos internacionalmente como Jammers. “Que el dron haya pasado encima del Presidente y de otros dignatarios, habla de fallas en el protocolo de seguridad. Si a esto le sumas que el artefacto explotó a 100 metros de distancia, es un error grave que debe ser corregido”, apuntó el militar retirado. ->>Continuar leyendo...

Fuente: Con información de VANESSA MORENO LOSADA | @MORELOSADA24 -  ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...