Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

jueves, 16 de noviembre de 2017

Juan Pablo Guanipa: “No juramentarme fue una decisión personal” (+Enntrevista de Panorama)

Juan Pablo Guanipa no se mueve un ápice de la que fue su decisión de no juramentarse como gobernador del Zulia ante la ANC. Está convencido de que “esa Constituyente se hizo, únicamente, para firmar el acta de defunción de la democracia venezolana”.
— Un mes después del 15-O, ¿volvería a hacer lo que hizo?
— Logramos muchísimo, vencer en unas primarias a un grupo muy fuerte del Zulia, que tenía 22 años conduciendo directa o indirectamente el estado, es casi una hazaña (...) Ganarle a Arias Cárdenas era también algo que no lucía tan sencillo, menos sabiendo cómo estaban manejando el proceso electoral de una manera poco transparente. El 15 de octubre ganó una esperanza para el Zulia; ahora, nosotros siempre desconocimos la ANC y las razones las podemos conversar: esa Constituyente se hizo, únicamente, para firmar el acta de defunción de la democracia venezolana, me siento tranquilo con la decisión que tomé.
Fue una decisión absolutamente personal, nadie puede decir que tomó la decisión por mí o que me obligó a tomarla; eso sí, consultada, dediqué varios días a consultar con la sociedad civil zuliana, con los partidos políticos. Cuando alguien dice que no fue consultado está mintiendo, en el caso del propio Rosales, lo invité a desayunar y lo hablamos cara a cara, él me dio sus impresiones, las cuales respeto (...) Como fue consultada toda la unidad democrática,  en todas las consultas había decisiones a favor y decisiones en contra, esa era una decisión muy compleja, la que tomara siempre iba a tener gente que la aplaudiera y quien la criticara. ¿Qué hice?, pensar en lo correcto, qué está primero, si está primero Venezuela y voy a hacer algo que va a favorecer la permanencia de Maduro en el poder yo no puedo hacerlo, eso fue algo que influyó muchísimo (...)


— Usted asegura que el 15-O el Zulia votó por una esperanza, ¿Qué le dice a esa gente, porque usted mismo anuló esa esperanza?
— Les digo que primero tenemos que pensar en Venezuela. Todo el Zulia sabía cuál era mi punto de vista, en todas mis entrevistas, en todas mis intervenciones siempre dije que no me podía arrodillar ante la Constituyente, por una razón muy sencilla, esa Constituyente no fue convocada por el pueblo (...) El 30 de julio todo el mundo sabe que ahí casi nadie votó, después hicieron un registro de casi 8 millones de electores y tuvo que salir la misma Smartmatic a decir que era un fraude (...) Juramentarse ante ella consistía en favorecer únicamente el objetivo que ellos se habían trazado, ellos (el Gobierno) solo querían una foto de los gobernadores recorriendo el mundo y diciendo que nosotros reconocíamos a esa ANC y eso hubiera significado, en mi caso, un error imperdonable, si estoy convencido de que el primer problema que tiene este país es el de la democracia, el problema de la libertad que han desencadenado en un problema político a uno económico y social, que es profundo (...).

— ¿Es falso entonces lo que dijeron los gobernadores y Rosales de que el 80% de los sectores que consultó le pidieron que se juramentara?
— No puedo hablar de porcentajes porque sería una temeridad, ni los gobernadores, ni Rosales estuvieron en las consultas que hicimos. Sí te puedo decir  que parte importante de la gente que consultamos consideraba que debía juramentarme, otros creían lo contrario. Por ejemplo, la mayoría de los partidos de la Mesa consideraba que no debía juramentarme, lo cual para mí fue una sorpresa (...) Hubo reuniones en las que había unanimidad en contra de que me presentara, y lo contrario, por ejemplo, en el comité político de Primero Justicia en el Zulia la mayoría consideraba que debía juramentarme, entonces, esto no es un asunto cuantitativo, sino cualitativo, lo que quería era escuchar argumentos y eso fue lo que hice, los sopesé (...) Al final, te reitero, la decisión la tomé yo, no era una decisión colectiva, era personal, que debía asumir para el presente y para la historia.

— Si Primero Justicia ganaba también Miranda, ¿habría incidido para que la dirección nacional presionara para no ceder los dos principales centros políticos del país?
— En el caso de Miranda, ya había conversado con Carlos Ocariz y estábamos claros de que no podíamos arrodillarnos ante la ANC, esa era una decisión clara y no creo que Carlos hubiera cambiado de punto de vista si ganaba. Creo que este es un momento crucial de la historia del país, en mi perspectiva se está instaurando una dictadura y si no actuamos con pasos firmes, vamos a terminar siendo colaboradores de su instauración. Me reuní con Henrique Capriles, Julio Borges, Tomás Guanipa, Carlos Ocariz y hay una sintonía total de planteamiento, todos estábamos claros (...)

— ¿Si lo llamó el vicepresidente?
— Sí, claro...

— ¿Qué le planteó?
— Como él hizo pública esa conversación, yo también puedo hacerlo (...) A mí me llamaron para decirme que Maduro me llamaría, que  si yo podía atenderlo, claro, con mucho gusto, respondí (...) A los dos minutos, recibo una llamada y no era Maduro, era Tareck El Aissami, me felicita, y me dice: ‘Espero que comencemos a trabajar juntos, queremos un país mucho mejor y lo que queremos es que luchemos juntos por el pueblo’. Yo le respondí: ‘El pueblo se está muriendo de hambre’, él me dijo que eso es por la guerra económica, por la inflación inducida y comenzó a decirme la receta que ellos tienen sobre esto (...) Yo no entré en ninguna disputa ideológica; ahora, si vamos a hablar desde el punto de vista ideológico, yo le digo que ustedes acabaron con el aparato productivo del país, quisieron sustituir la producción nacional con los petrodólares, ahora se acabaron los dólares, se acabó la producción y la gente está comiéndose un cable (...).
Entonces me dijo, ‘bueno, ya te tocará la oportunidad de gobernar para demostrar lo que puedes hacer, es muy fácil hablar siendo oposición (...)’, ante lo que respondí que haré todo lo posible, lo que sí me gustaría es tener un Gobierno nacional capaz de dictar políticas económicas para paliar la situación económica del país (...) No fue una conversación agresiva, ni mucho más, fue una conversación seria con dos visiones distintas.

— ¿Él lo conminó a juramentarse?
— No, nunca, ese no fue un tema tocado.

— ¿Después no llegó la llamada de Maduro?
— No. Nunca llegó (...)

— Usted no se juramentó, como una estrategia de lucha internacional, ¿cómo queda su decisión ahora con la oposición en una huída hacia delante con el diálogo?
— La oposición lo que está buscando es condiciones para participar en unas elecciones presidenciales, la única forma de lograr un cambio en Venezuela es con un proceso electoral con unas bases sólidas y mínimas para poder participar y lo que busca la oposición es eso. De hecho, ese diálogo estaba previsto con los cancilleres, pero el Gobierno no quería que fuera con los cancilleres, porque para el Gobierno el diálogo es ganar tiempo (...) Su objetivo fundamental es el poder, a ellos no les importa lo que está pasando en Venezuela, que la gente se muera de hambre o por falta de medicinas.
Ahora, ¿por qué ir al diálogo? porque ese tiene que ser el camino para una negociación que logre condiciones para participar en un proceso electoral presidencial (...)

— ¿En su conversación con Rosales alguna vez le asomó que si habían elecciones UNT tendría candidato?
— En su reunión conmigo él me dijo que estábamos ante una oportunidad de tensar un poco la cuerda, ‘pero nunca dejes de juramentarte, nunca pierdas ese espacio’, esa fue su recomendación (...) El lunes 23, cuando tengo la decisión totalmente tomada, lo llamo y le digo: Manuel he tomado la decisión de no juramentarme, él me ofreció hacer los últimos esfuerzos con una mediación (...) Después, cuando él decide presentarse como candidato, bueno, la primera sorpresa es la habilitación en los días de inscripción, eso es una evidente medida del Gobierno para tratar de medrar en la unidad y el mismo Manuel lo dijo: Eso lo hace el Gobierno para dividirnos, entonces tú vas y te presentas como candidato en una elección que es consecuencia de un acto fraudulento, como despojar al Zulia de su gobernador. ¿No debías más bien estar dando la pelea con nosotros para restituir al gobernador electo? Creo que esa era la pelea.

— ¿Qué debe hacer la gente el 10-D?
— Decidimos no participar como mecanismo de presión para lograr condiciones para la elección principal que es la presidencial, eso es un argumento sólido, pero se mina un poco cuando otros se postulan, pierde fuerza; evidentemente, quienes se presentan afectan la estrategia que estamos impulsando, así que nuestra postura es no participar como un mecanismo de presión para buscar condiciones para las presidenciales (...) Con respecto a la elección de gobernador del Zulia, sencillamente no voto, ¿cómo puedo participar en una elección que es producto del despojo de su gobernador electo?

— Usted ha planteado resetear a la oposición, pero parece que no alcanza para presentar una sola plataforma, porque pareciera que la sangre llegó al río en la MUD.
— Es un momento urgente para definir roles en la oposición. Los que se sientan y hacen negociaciones con Maduro,  lo mejor es que se vayan con él. Este no es un momento en el que podemos conciliar con quien está destruyendo el país, lo único que acepto es una negociación para buscar condiciones electorales con una base mínima, pero no una negociación para lograr un espacito por aquí, otro por allá, ¿y el país? Creo que debemos hacer lo que los abogados definen como el 185 A (divorcio convenido) esto es necesario porque hay una diferencia abismal en lo que pensamos acerca del país.

— Con una división que tenga a AD, UNT y AP por un lado y por el otro a PJ, VP y La Causa R, ¿no queda la unidad muy fracturada para enfrentar a un movimiento como el chavismo?
— Claro. Por eso lo que falta agregar es que llega un momento de encuentro que es el momento de las primarias presidenciales, no podemos presentarle al país dos candidatos, por eso tiene que haber primarias

— ¿Cuanto antes?
— Lo más pronto posible, porque en este país no hay reglas, no hay instituciones y si no las hay Maduro puede decidir cuándo es la elección, como lo ha hecho, si eso es una realidad tenemos que elegir pronto un candidato porque la pueden convocar en enero, febrero o marzo (...)

— Usted está recorriendo el país y no han faltado voces que digan que quiere tomar la batuta de la orquesta, ¿qué responde?
— (...) Nunca pensé que al tomar la decisión que tomé esto podría ser una especie de catapulta hacia una candidatura presidencial. Estoy recorriendo el país y escucho eso que tú dices, algunos lo dicen con muy buena intención, otros no. Hermano, yo tenía muy claro mi objetivo que era llegar a la Gobernación y realizar una labor , a los cuatro años reelegirme y después ver si se da en el futuro una candidatura presidencial (...) Que se vaya a dar o no se dé, no soy quién para pensar que eso sea así, todo el mundo sabe que en PJ hemos tenido a un candidato natural que ha sido Henrique Capriles, él está ahora inhabilitado y el partido, si está llamando a primarias, tiene que definir una candidatura, es lo que te puedo decir.

Fuente: Con entrevista de Heilet Morales - http://www.panorama.com.ve - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...