miércoles, 25 de mayo de 2022

Los negocios en Venezuela de Julio Herrera Velutini con el también banquero Pedro Torres Ciliberto que convirtieron a ambos en prófugos

Julio Herrera Velutini o Julio Martín Herrera Kolster, como sería su nombre anterior, es, según una lista reciente del medio colombiano Pulzo, una de las personas más ricas de Venezuela, con una fortuna de entre $1.2 y 1.8 mil millones.

Pero el banquero tiene un turbio pasado empresarial vinculado a la quiebra de bancos en Venezuela.

Julio Martín Herrera Kolster, quien según algunas referencias en línea, se ha hecho llamar Julio Martín Herrera Velutini o Julio Herrera Velutini, fue dueño en Venezuela del Banco Real. El banquero huyó de su país tras la crisis financiera de 2009.


Su vida es digna de un drama de intrigas y misterios, desde la adopción de su padre, la condena de su madre por homicidio hasta su fuga de Venezuela. La familia Velutini ha tenido una gran influencia sobre la banca venezolana desde finales del siglo XIX, con la fundación del Banco Caracas y el Banco de Venezuela. Su bisabuelo Julio César Velutini Couturier, presidió el Banco de Caracas hasta 1930; posteriormente todas sus generaciones fueron presidentes y directores principales del Banco Caracas por más de cien años, hasta su venta en 1998.

Cuando se habla de Julio Martín Herrera Velutini y su descendencia es propicio hacer algunas aclaratorias, pues su bisabuelo, por ejemplo, no era realmente de su sangre, pues su padre había sido adoptado.

Es oportuno recordar el caso de las negociaciones entre los banqueros Julio Herrera y Pedro Torres Ciliberto, que encendió ciertas alarmas que probablemente las autoridades bancarias venezolanas ignoraron en un principio.

En ese sentido, distintos comunicadores brindaron su manto protector a Herrera.

En río revuelto los oportunistas tratan de pescar y con campañas de desinformación afectaron a varias instituciones bancarias.

En enero de 2009 Pedro Torres Ciliberto, con reconocido poder económico y político, se presentó en las oficinas de Banco Real, acompañado por un asesor y calificador de bancos muy cercano al proyecto de esa institución, para adquirir la entidad financiera.

En las primeras conversaciones, Julio Herrera Velutini se negó a vender hasta consultarlo con los otros miembros familiares y con los accionistas minoritarios.

Durante las siguientes semanas, Torres hizo varias ofertas para la adquisición de Banco Real y Banreal Holding, empresa madre en la cual se mantenían diversos activos que formarían parte, en un futuro cercano, de un planificado proyecto de Banco Universal.

Pero fue en marzo de 2009 cuando, presionado por los accionistas minoritarios, familiares, asesores y el propio Pedro Torres, Julio Herrera Velutini accedió a vender, tras solicitar la demostración del origen de los fondos.

Acto seguido, Torres demostró contar con fondos suficientes en cuentas en el exterior para adquirir Banco Real, incluso demostró tener relaciones con un banco suizo de larga data, con más de 9 cifras altas.

De acuerdo con la fuente, Julio Herrera Velutini y familia avalaron todos los activos y pasivos del banco (balance al 31 de marzo de 2009), muestra suficiente para que Torres comprara sin revisar dicho banco.

Y así se firmó en la ciudad de Panamá el documento macro mediante el cual se entrega el 100% de las acciones de Banreal Holding S.L. (España) y Banco Real C.A (Venezuela).

Luego se firmó la venta en Venezuela y se notificó a la Superintendencia de Bancos la venta de Banco Real, por otra parte, se notificó al registro en España la venta de Banreal Holding S.L.

Sin embargo, posteriormente Julio Herrera Velutini renunció, junto con los miembros de su familia, a Banco Real. Inicialmente, Pedro Torres también manifestó su interés en adquirir el contrato que le daría derecho a la adquisición de Helm Bank de Venezuela, oferta que finalmente nunca se materializó. Paralelo a ello, ya estaba el proceso de compra de Central Banco Universal y, al parecer, no le interesó una licencia con sólo cuatro agencias.

Y así Julio Herrera Velutini vendió su proyecto de Banco Real a Pedro Torres quien, como representante de Banreal Holding, nombró de inmediato una nueva Junta Directiva presidida por Arné Chacón, hermano del entonces ministro Jesse Chacón. Esta Junta Directiva fue aprobada por la Sudeban. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de Reporte de la Economía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...