lunes, 4 de enero de 2010

El enroque del zar: Cambian accionistas en empresas de Fernández Barrueco en Panamá

(Incluye otras informaciones)

Los Fernández Barrueco aseguraron el patrimonio que ostentan en Panamá. En tan sólo un mes, cambiaron las empresas de nombre. Una medida para evitar la suerte que corren en el país.
A mediados de diciembre, el Gobierno tomó el control de Proarepa y otras de las sociedades que han gozado de las mejores tajadas de la Misión Mercal


Un diciembre ajetreado para la familia Fernández Barrueco. Hasta el día 21 del mes pasado comparecieron en la Notaría Tercera de la Ciudad de Panamá, para terminar de cambiar la directiva de una decena de empresas a su nombre.

Esta Navidad debió ser diferente. Todo ha cambiado desde que Ricardo, el mayor de los hermanos, cayó preso en Caracas. No sólo porque encabeza la lista de imputados por la quiebra de cuatro de los ocho bancos recientemente intervenidos.

Aunque preso en la Dirección de Inteligencia Militar, su nombre ahora es una constante hasta en los documentos que de un plumazo lo borraron de las empresas que ostentaba en la planta baja de la torre Dresdner Bank de Panamá.

Y no es el único. En cuestión de un mes, los apellidos Fernández Barrueco dejaron de aparecer juntos en el Registro Público de Panamá. Entre el pasado 26 de noviembre y el 21 de diciembre, Felipe, Gustavo y Bernardo dejaron constancia en las notarías tercera, cuarta y décima de la salida de Ricardo y de ellos mismos de los peces gordos que manejan en el istmo.

Fue un barrido total. Es así como las corporaciones pesqueras Salomon Islands, King F y New Caledonia pasaron en menos de 30 días a las manos de la ciudadana panameña Valerie Phillips. Lo mismo que la firma Fextum Holding y las inmobiliarias Torre A-50 y Torre B-50.

Juan Montes y Luz González, por su parte, ahora están al frente de la Corporación Pesquera Marino F e Inversiones Loft, respectivamente. Sólo dos de las empresas más grandes quedaron a nombre de Bernardo, quien guardaba bajo perfil. Aun así, hubo que hacer enroques para que sus otros tres hermanos oficialmente salieran de dos de las joyas que tienen en Panamá: Comercial Atunera y Astilleros Braswell International.

Toma de las empresas El grupo Fernández Barrueco nació en Venezuela; apenas a unos pocos kilómetros de Panamá, el panorama pinta diferente: en los registros y notarías de todo el país reposa desde el pasado 7 de diciembre una circular con membrete del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones de Interior y Justicia, que ordena paralizar cualquier acto o negocio jurídico en una lista de 49 firmas relacionadas con esta crisis bancaria.

Entre ellas destaca Venarroz, a nombre del propio Ricardo. También la Constructora Gamaven y firmas como las agrícolas Atabapo y Cerro Azul, las agropecuarias Cartago y El Embalse, Coana e Inversiones Tierra Buena, a cargo de Adán Esser, José Gregorio y Caribay Camacho, entre otros socios de Ricardo Fernández Barrueco.

Los papeles se invirtieron; ahora sufren en las empresas más consentidas del Gobierno. El ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez Araque, anunció el pasado 22 de diciembre en Gaceta Oficial "medidas de custodia, conservación y administración" de las empresas Venarroz, Inversiones Majaguas, Profinca, Protécnica, Almacenes y Transportes Cerealeros, Molinos Nacionales y la famosa Proarepa, que tuvo las tajadas más grandes de la Misión Mercal.

¿Qué fue lo que hizo Ricardo Fernández Barrueco? ¿Cómo es que el Gobierno terminó dándole la espalda a uno de los "empresarios patriotas" que desmontó el paro de 2002 y 2003 a punta de viajes y gandolas con comida? El Ministerio Público lo imputa del delito de apropiación fraudulenta de los fondos de los ahorristas de los bancos Bolívar, Banpro, Canarias y Confederado. Es decir, fraude bancario. Pero algunos voceros de la oposición y comentarios de foros digitales señalan un supuesto informe del G2 cubano, que alertaba sobre una clase de empresarios emergentes, más fieles al dinero que a la ideología.

La figura de Fernández Barrueco entonces salió al ruedo. Aunque anónimo para los cronistas sociales, acusaciones que venían hasta de Miraflores empezaron a advertir que tras el llamado Zar de Mercal y los cuatro bancos que recientemente había adquirido, hay un empresario imputado con al menos 266 empresas a su nombre.

"En este momento he ordenado tomar todas las empresas atuneras, de pesca, de procesamiento de maíz, arroz, haciendas, ganado, hasta la última vaca, hasta la más flaca, para el pueblo", dijo Chávez el pasado 11 de diciembre en referencia a las firmas de Fernández Barrueco.

Ya el día anterior, en su programa Aló Presidente, había indicado que designó al general Luis Mota Domínguez como encargado de tomar las empresas de los banqueros involucrados. "¿Por qué? Porque se empiezan a llevar las cosas. No se puede perder un día y hay que publicar la lista de las empresas y empezar a ocuparlas".

Sea lo que sea, esta historia continúa. En Venezuela ha caído un gigante. Los Fernández Barrueco, sin embargo, siguen por allí. A pesar de un diciembre ajetreado, ya es bien sabido que la familia arregló buena parte de las empresas que levantaron en el extranjero después del paro de 2002 y 2003.

jpoliszuk@eluniversal.com
eluniversal.com
Por Joseph Poliszuk y Suhelis Tejero

ALCALDE DE LIBERTADOR. Muchas críticas ha generado la forma como el Alcalde de Libertador Jorge Rodríguez celebró la llegada del Año Nuevo en la ciudad de Caracas. A través del siguiente enlace se pueden leer algunas consideraciones al respecto: http://www.aporrea.org/contraloria/a92635.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...