miércoles, 6 de febrero de 2019

El Confidencial: Venezuela se quedará sin divisas en dos años

¿Cuánto tiempo podrá aguantar la economía de Venezuela aislada de medio mundo? La pregunta, obviamente, no tiene respuesta. Pero sí hay una primera evidencia. Un país sin apenas reserva de divisas, con dificultades para vender su principal fuente de riqueza: el petróleo, sin inversión extranjera, con un tejido productivo devastado, y sin capacidad alguna para encontrar financiación en el exterior (los mercados están cerrados por el elevado riesgo-país) tiene un negro futuro.

Ni siquiera la ayuda humanitaria está en condiciones de llegar. Maduro ha dicho que Venezuela “no es mendigo de nadie” y no hay que olvidar que esa asistencia tendría que ser distribuida por el Gobierno de Maduro, a quien se le ha quitado la legitimidad para seguir gobernando. Y la Unión Europea ha sido, precisamente, uno de los principales donantes en los últimos años. Ayer mismo, la Comisión Europea aprobó una asistencia adicional de cinco millones de euros que se suman a los 34 millones destinados solo para la crisis de 2018. Una gota de agua para un problema oceánico, de acuerdo con el diario El Confidencial de España.

Con este panorama, no hay que descartar una catástrofe más intensa que la actual, que ha obligado a salir del país a cientos de miles de venezolanos (algunas informaciones hablan de más de tres millones), lo que representaría uno de cada 10 venezolanos. Ni siquiera instrumentos de financiación como el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) están operativos.

Lo cierto es que las exportaciones venezolanas se hundieron, según el BID, un 29% el año pasado, mientras que un año antes, la caída fue del 13%. Es decir, que las ventas al exterior se han hundido un 42% en apenas dos años. La consecuencia es clara. Venezuela se queda sin reservas de divisas para comprar en el exterior, lo cual es algo más que necesario en un país arrasado por la hiperinflación y en el que el tejido productivo está devastado. Y sin divisas no se pueden comprar ni medicinas ni bienes de equipo para reparar el equipamiento que necesita la industria del petróleo básico para garantizar el funcionamiento del mermado sistema productivo.

La falta de divisas, precisamente, es lo que explica que el Banco Central de Venezuela anunciara recientemente la enésima intervención cambiaria. Obviamente, porque la situación es insostenible. Venezuela, de hecho, se ha comido casi todas sus reservas de divisas, que, según el banco central, alcanzaron un máximo de 41.327 millones de dólares en 2008. Una década después, y siempre según los datos oficiales, las reservas han caído hasta los 8.698 millones de dólares, la mitad que las existente en 2015, lo que da idea de la velocidad de deterioro de los flujos de capital exteriores. Eso quiere decir que a este ritmo, si no sube el petróleo (que representa el 80% de las exportaciones venezolanas) o aumentan las exportaciones de forma súbita, dentro de dos o tres años el país se habrá quedado sin divisas para financiar la economía. ->>Vea más...

Fuente: Con información de CARLOS SÁNCHEZ - https://www.elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...