viernes, 9 de noviembre de 2018

EE.UU. intenta confiscar cuentas en las Bahamas vinculadas con tramas de corrupción en Venezuela

Las cuentas en dos bancos de las Bahamas, que presuntamente contienen sobornos provenientes de un plan de lavado de dinero masivo de $ 1.200 millones atado a altos funcionarios venezolanos, están en proceso de incautación por parte del gobierno de los Estados Unidos.
Los documentos judiciales obtenidos por Tribune Business revelan que las autoridades federales de los EE. UU. Desean confiscar los activos mantenidos en cuentas bancarias con Deltec Bank & Trust y Ansbacher (Bahamas) como parte de una ofensiva contra la corrupción relacionada con Venezuela.

Las incautaciones planeadas en Bahamas se relacionan con 12 millones de dólares en sobornos que un alto ejecutivo de PDVSA admitió haber recibido por su papel de ayuda en el saqueo y la franja de activos, la compañía petrolera estatal de Venezuela de millones de dólares.

Abraham Edgardo Ortega, quien fue director ejecutivo de planificación financiera de PDVSA, en su declaración de culpabilidad con las autoridades estadounidenses acordó perder "todos los activos en depósito en la cuenta / cartera número 1303311-00 en Deltec Bank & Trust en Nassau, Bahamas".

Y se comprometió a hacer lo mismo con "todos los activos depositados en la cuenta 200020600 en Ansbacher Ltd en las Bahamas, a nombre de Greatwalls FS". No hay nada que sugiera que Deltec, Ansbacher y sus respectivos ejecutivos / juntas hayan hecho nada malo en relación con Ortega o el escándalo de lavado de dinero.

Sin embargo, las incautaciones de activos en los Estados Unidos son especialmente inoportunas para las Bahamas dada su reciente colocación en la lista de vigilancia / vigilancia del Grupo de Acción Financiera (FATF) de 11 naciones que tienen deficiencias estratégicas en sus regímenes de financiamiento contra el lavado de dinero / lucha contra el terrorismo .

También resaltan los riesgos que enfrentan las Bahamas y su industria de servicios financieros para realizar negocios con América Latina, una región que este país está atacando cada vez más, y especialmente Venezuela en medio de la crisis económica y social del país que ha visto migrar a millones de ciudadanos.

El acuerdo de culpabilidad de Ortega está vinculado a los mismos eventos que vieron a Matthias Krull, quien anteriormente estaba destinado a un trabajo de banca privada en las Bahamas, condenado a 10 años en una prisión federal de EE. UU. A fines de octubre.

Krull, quien iba a comenzar su nuevo trabajo como director gerente de Gonet Bank & Trust (Nassau) antes de fin de año 2018, también admitió su papel en facilitar el plan de corruptos funcionarios del gobierno venezolano para saquear PDVSA y enriquecerse a expensas de la gente de ese país.

Ortega, por su parte, además de ayudar en el mismo esquema en el que Krull estaba involucrado, también aceptó $ 5 millones en sobornos a cambio de asegurar el estatus de "prioridad" para que las compañías francesas y rusas alcancen acuerdos con PDVSA para resolver el dinero que se les debe en su cuenta conjunta. ofertas de riesgo.

Las cuentas bancarias de las Bahamas se utilizaron para disfrazar y lavar los pagos de soborno a Ortega para que parecieran estar limpios. Los documentos presentados ante el tribunal del sur de Florida revelan que Gustavo Adolfo Hernández Frieri, director de una correduría de servicios financieros con sede en Miami, desempeñó un papel clave.

Él y Ortega, junto con un informante confidencial (CS) que trabaja para el gobierno de los EE. UU., Se reunieron en Panamá en abril de 2016 para discutir cómo los sobornos de $ 5 millones en el estado de "prioridad" podrían ocultarse y limpiarse, por lo que los "fondos parecen" han sido legítimamente adquiridos ".

Hernández Frieri sugirió su "fondo de inversión falso", una entidad domiciliada en las Islas Caimán llamada Global Securities Trade Finance, como el vehículo ideal. Explicó que recibía dinero como un fondo de inversión normal para hacer que los pagos parecieran legítimos, pero luego los transfirió de inmediato, haciendo que pareciera que se había solicitado una redención.

"El 24 de febrero de 2017, el CS instruyó a Deltec Bank & Trust en Nassau, Bahamas, donde se llevó a cabo una parte de los fondos ilícitos de Ortega, para suscribirse al fondo", revela el acuerdo de culpabilidad de Ortega.

“El 28 de febrero de 2017, o alrededor de esa fecha, bajo la dirección de Ortega y Hernández Fieri, se transfirieron aproximadamente $ 5 millones de un número de cuenta / cartera en Deltec Bank & Trust” a una institución financiera de los EE. UU. En Nueva Jersey, que tenía una cuenta para Global Securities Trade Finance, el fondo falso.

Los $ 5 millones se transfirieron luego a otra institución financiera anónima de EE. UU., Con la "suscripción falsa en Global Securities Trade Finance depositada [de nuevo] en Deltec Bank, por lo que los $ 5 millones están disponibles para Hernández Frieri para su distribución a Ortega".

El acuerdo de culpabilidad de Ortega también reveló que Hernández Frieri "ayudó a abrir una cuenta en Las Bahamas y a transferir el saldo de los fondos de Ortega ... a esa cuenta" desde una institución financiera de EE. UU., Que representa el saldo de $ 7 millones de los pagos de $ 12 millones de sobornos recibidos por el ex ejecutivo de PDVSA. El banco de las Bahamas no se menciona, pero su mención en los documentos judiciales de los Estados Unidos indica que es probable que sea Ansbacher.

Deltec Bank & Trust, mientras tanto, se ha visto envuelto en la controversia que rodea a Tether, la compañía de tecnología financiera (Fintech) cuyas fichas, a diferencia de las criptomonedas tradicionales, están respaldadas por monedas fiduciarias reales, como el dólar estadounidense en una: una base.

Esa "paridad" ha estado bajo presión en los últimos meses en medio de un comercio cada vez más volátil, con el "token" de Tether deslizándose por debajo de la relación de uno con el dólar estadounidense. Los inversores también han expresado su preocupación por la transparencia y liquidez de la compañía, en medio de la incertidumbre sobre sus relaciones bancarias.

Tether, sin embargo, trató de disipar estos temores al producir una carta de Deltec Bank & Trust, con sede en Lyford Cay, el 1 de noviembre de 2018, en la que la institución de las Bahamas dijo que "el valor en efectivo de la cartera" de su cuenta era de $ 1,831 billones. A finales de octubre.

Deltec rechazó cualquier responsabilidad asociada con la carta, sin embargo, y el documento ha sido cuestionado ya que no hay un firmante designado del banco que figura en la lista.

Sin embargo, Tether dijo en un comunicado: "Tether Ltd se complace en confirmar que ha establecido una relación bancaria con Deltec Bank & Trust, una institución financiera de 72 años con sede en el Commonwealth de las Bahamas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...