viernes, 26 de octubre de 2018

El dólar en el ojo del huracán cambiario

A lo largo del 2018, pero sobre todo durante septiembre, los venezolanos fuimos testigos de un fenómeno económico históricamente aberrante. Desde noviembre del 2017, el mismo mes en que inició la hiperinflación, los precios de los bienes y servicios de la canasta local, agrupados bajo el INPC, han aumentado a un ritmo 10,1 veces mayor que el del precio del dólar en el mercado no oficial. Por esta razón, la vida se ha encarecido en dólares.
A raíz del suceso, evidente para cualquier venezolano afectado, ha surgido un debate en torno a sus posibles causas y su (im) posible continuación indefinida de cara al futuro. Sin embargo, hay quienes permanecen escépticos a su ocurrencia porque encuentran pequeñas excepciones, islas que, por alguna u otra razón, han experimentado en menor medida la hiperinflación y en consecuencia se han encarecido menos en dólares.

La discusión sobre sus posibles causas es compleja. Para comprender cómo transitamos desde el punto inicial hasta el punto presente es necesario analizar qué sucedía en el primero, qué sucedió para quebrantar la aparente estabilidad dinámica, y qué sucede en el presente. Hemos modelado las variaciones en los términos de intercambio desde 1991 y resulta evidente que, salvo 3 períodos atípicos, Venezuela tuvo un tipo de cambio real de equilibrio relativamente estable.

El tipo de cambio real es, básicamente, la relación entre el costo de una canasta de bienes en un país y el costo de esa misma en el mercado de los países con quienes comercia. Como los precios locales se denominan en bolívares y los foráneos no, es necesario homogeneizarlos a través del tipo de cambio nominal que se utilice en la economía. Un tipo de cambio nominal subvaluado hace que los bienes locales sean relativamente baratos, y un tipo de cambio nominal sobrevaluado hace que los bienes locales sean relativamente caros. En consecuencia, la variación en los términos de intercambio y el tipo de cambio real es la diferencia entre la variación de los precios locales, los precios internacionales, y el tipo de cambio nominal. ->>Continuar leyendo...

Fuente: Con información de Guillermo Arcay y Asdrúbal Oliveros - https://prodavinci.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...