jueves, 6 de septiembre de 2018

Diputado estima que cada dispositivo para el cobro de la gasolina costó $500

El diputado a la Asamblea Nacional Franklyn Duarte narró su recorrido por las distintas estaciones de servicio ubicadas en la frontera de Venezuela con Colombia por el Táchira, donde, según asegura, en ninguna bomba se inició la venta de gasolina a través del sistema biométrico y con el carnet de la patria, pues en todos hubo fallas en la conexión.

Denunció que este aparato hecho en China fue un gasto innecesario para la nación, pues no solucionará la crisis de gasolina que se vive ni eliminará el contrabando que desde hace años se registra en la frontera.

“Nos encontramos con un guiso más de esos señores que van de salida de Miraflores. Contrataron a la empresa SZZT, que vendió esos puntos de venta. Cada uno de ellos cuesta 300 dólares, pero ese es el precio sin el captahuella y el lector QR para el carnet del hambre (haciendo referencia al carnet de la patria). Esos agregados costaron 200 dólares más, es decir, cada maquinita costó 500 dólares. En la Asamblea Nacional nos preguntamos con quién se hicieron esas licitaciones y de dónde salieron esas divisas”, precisó Duarte.

Estimó que ese dinero pudo haberse invertido en solucionar la crisis humanitaria y económica que se vive en Venezuela, pues los dispositivos electrónicos, además de caros, pudiesen ser defectuosos. “Vimos cómo en el video promocional del Gobierno hasta a la mujer le cuesta que su huella sea leída. Eso ya es indicio de la calidad de esos aparatos” denunció.

Durante el inicio del plan piloto, que no se llevó a cabo por fallas, tan solo en una estación de servicio se pudo instalar el aparato chino; sin embargo, hubo retrasos porque no podían usarlo.

“En el único municipio del eje fronterizo donde pudieron hacer la prueba fue en Capacho Viejo, y allí tuvieron que irse a la oficina porque no pudieron hacer nada y la gente se estaba alterando. Diez minutos tardaron con una persona para nada, porque tuvieron que irse lejos a tratar de hacer funcionar el dispositivo”, narró el diputado.

La conexión móvil y local en los municipios de frontera usualmente es inestable; hay localidades que pasan hasta 12 horas sin señal. Esa misma circunstancia fue la que hizo que no se iniciara el pago con dichos aparatos.

El Gobierno compró 25.000 dispositivos, que calculados a 500 dólares cada uno, según la cifra aportada por el diputado, da un total de 12.500.000 dólares.

Fuente: Con información de Lorena Bornacelly - https://elpitazo.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...