domingo, 12 de agosto de 2018

Curazao se prepara con urgencia para un futuro post Pdvsa

Curacao está luchando para resucitar su centenaria refinería de petróleo Isla y la terminal Bullen Bay, que la petrolera estatal venezolana Pdvsa casi ha abandonado. El primer ministro Eugene Rhuggenaath de Curacao, dijo el miércoles a la agencia Argus,  que quiere que los ciudadanos piensen en el futuro de las instalaciones, y espera que el propietario de la refinería, Refineria di Korsou N.V. (RdK), contrate a un tercero en octubre mediante un contrato de operación a corto plazo, superponiéndose con el de arrendamiento de Pdvsa  que expira en diciembre de 2019. Como último recurso, el gobierno dice que está preparado para operar la refinería por su cuenta hasta que se encuentre una solución.

“Ese es el escenario menos preferido”, le dijo Rhuggenaath a Argus Curacao . Curacao tiene las habilidades para operar la instalación, pero no el suministro de capital o crudo para mantenerla, dijo.

La capacidad nominal de la refinería es de 335,000 b / d, pero la operativa en el mejor de los casos, alcanza a 220,000 b / d pero hoy apenas está en funcionamiento, lo que amenaza a unos 2.000 empleos. El suministro local de combustible, que un tribunal de Curazao ordenó a Pdvsa entregar en un fallo del 18 de mayo que levantó parcialmente los gravámenes relacionados con la deuda a pagar a la empresa estadounidense independiente ConocoPhillips a principios de ese mes, no está en peligro. Pdvsa proporciona parte del combustible, principalmente gasolina y diesel, pero no el combustible para aviones, dijo Rhuggenaath. Curoil, distribuidor de combustible de Curazao, está proporcionando lo que Pdvsa no suministra desde hace mucho tiempo.

Pero el suministro de Pdvsa ahora está saliendo del inventario local, porque la compañía no está entregando crudo a la refinería. Por lo tanto, el cumplimiento de PdV con la orden de suministro del tribunal podría no durar, arriesgandose a multas de 1 millón de dólares diarios.

“Estamos preparados para hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar el suministro local de energía. Por supuesto, estamos buscando en la consultoría jurídica que tenemos en caso de que Pdvsa no cumpla con los acuerdos, pero como siempre, preferimos entrar en conversaciones antes de que vayamos a lo jurídico. Pero es  el interés nacional, y estamos preparados para tomar medidas si es necesario”, dijo Rhuggenaath.

Bajo el “enfoque tridimensional” de Curacao para la refinería construida por Shell, un contrato a corto plazo apuntalaría las operaciones existentes, repararía unidades críticas como el craqueador catalítico y restauraría el suministro de crudo. Un contrato a largo plazo, con una duración de 20-30 años, abarcaría una inversión más amplia, que posiblemente incluiría una terminal de GNL. Un plan de reurbanización introduciría actividades económicas alternativas como la vivienda, la industria ligera y el turismo en las tierras RdK alrededor de la refinería en Willemstad, junto con un cambio hacia la energía renovable.

El contrato a corto plazo podría durar de tres a cinco años y podría fusionarse con el enfoque a largo plazo. “Tenemos que ser flexibles, porque al final del día queremos una solución que tenga sentido para los negocios”, dijo Rhuggenaath, destacando la necesidad de salvaguardar la integridad del proceso después de que los contratos de la refinería y la terminal de GNL con empresas chinas fueran revocados el año pasado .

“Queremos mantener lo político lo más alejado posible, y buscar una solución comercial que ofrezca una buena tasa de rendimiento”, dijo Rhuggenaath, quien se encontraba en Bogotá para la toma de posesión del presidente colombiano Iván Duque.

Pero lo político será difícil de evitar. En una reunión con RdK en Caracas a principios de junio, Pdvsa “expresó por primera vez que estaban interesados en contratar a un tercero antes de fines de 2019. Eso no había sucedido antes”, dijo Rhuggenaath. Pero Pdvsa omitió una reunión de seguimiento que se suponía iba a tener lugar el 15 de junio, alegando que estaba llevando a cabo “discusiones estratégicas” sobre el tema. “Seguimos abiertos. Estamos buscando la continuidad, pero el tiempo es corto”, dijo Rhuggenaath. La refinería “necesita atención urgente”.

Una delegación de RdK hizo presentaciones sobre la oportunidad a corto plazo en Houston la semana pasada. Desde entonces, unas 15 compañías, incluyendo refinadores, empresas de comercialización de productos básicos y entidades financieras de varios países, han firmado acuerdos de confidencialidad, dijo Rhuggenaath. La información sobre un plan a largo plazo se enviará en septiembre.

Rhuggenaath reconoce que la refinería Isla comparte los desafíos comerciales que afectan a otras refinerías del Caribe, pero dice que muchas compañías están considerando el valor de almacenamiento y distribución que tiene la terminal Bullen Bay.

Las sanciones financieras de Estados Unidos contra Pdvsa disuadirían a las compañías estadounidenses de participar junto con la compañía venezolana antes de que expire su contrato de arrendamiento. Y luego está ConocoPhillips, que todavía tiene activos confiscados previos, a la sentencia de Curacao, sobre la mayoría de los activos del Pdsa en el Caribe holandés, que incluyen no solo las instalaciones de Curacao sino también instalaciones de almacenamiento en Aruba, Bonaire y San Eustaquio para tratar de cobrar un laudo arbitral de $ 2 millardos.

Rhuggenaath quiere superar la crisis inmediata para evitar una “discusión basada en el miedo” sobre el futuro económico de la isla. “Soy realista y no quiero depender de la refinería en el mediano a largo plazo. Una vez que tengamos una sensación de estabilidad a corto plazo, en términos de empleo y contribución económica, podemos tener el espacio para comenzar a discutir un futuro sin la refinería, hacia la energía renovable. Necesitamos tener una hoja de ruta o un camino para explicarles a las partes interesadas cómo sería su futuro en esta transición”.

Por ahora, las relaciones diplomáticas de Curacao con Venezuela siguen siendo frías desde que Caracas cortó unilateralmente los enlaces de transporte en enero, alegando que el Caribe holandés no estaba haciendo lo suficiente para combatir el contrabando. En mayo se celebró una reunión técnica bilateral centrada en las aduanas en Curacao, con un seguimiento en Valencia, Venezuela, en junio.

Se supone que una tercera reunión tendrá lugar en Bonaire en septiembre. Los vuelos directos solo se reanudaron esta semana, con un vuelo de Avior desde Caracas a la isla.

Fuente: Agencias - https://www.lapatilla.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...