miércoles, 8 de agosto de 2018

Cae José Manuel González, el exgerente de Pdval, dueño de un imperio empresarial mundial

La historia de José Manuel González no es nueva, pero sí el hecho de que a su llegada al Aeropuerto Internacional de Miami este martes 31 de julio, agentes federales lo tomaron en custodia para presentarlo ante la justicia estadounidense acusado por crímenes de corrupción. En los medios se leen decenas de denuncias de irregularidades en las que habría incurrido durante su gestión como gerente en Pdval.
Hasta el pasado año constituyó más de 50 empresas que le conectan con familiares cercanos convertidos en socios al mando de una red de negocios como contratistas de la estatal petrolera venezolana Pdvsa, bajo el padrinazgo de nombres influyentes del Gobierno. El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció su detención, con base a un delito criminal que cursa en la corte del Distrito Sur de Texas. Caraota Investiga recuerda quién es el magnate, hoy caído en desgracia en este reportaje publicado en marzo del pasado año.

José Manuel González Testino (González), de 48 años, fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Miami, con base a una denuncia penal presentada en el Distrito Sur de Texas que fue revelada ayer. Hizo su aparición inicial hoy ante el juez Magistrado de los Estados Unidos Lauren F. Louis del Distrito Sur de Florida. González está acusado de conspirar para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (Fcpa) y pagar sobornos a un funcionario extranjero en violación a esta ley.

Según la denuncia penal, González y un conspirador pagaron al menos 629.000 dólares en sobornos a un ex funcionario de Pdvsa a cambio de los pasos oficiales para dirigir los contratos de la estatal petrolera venezolana a sus empresas, dar prioridad a dichas compañías sobre otros vendedores para recibir pagos y otorgar a las empresas de Gonzalez contratos en dólares estadounidenses en lugar de bolívares venezolanos.


De esta forma, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció la captura del zar de Pdval.

Este ingeniero cobró relevancia en la opinión pública tras formar parte en 2008 de la Junta Directiva de la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos S.A. (Pdval), la misma que dejó perder más de 2000 millones de dólares en alimentos que fueron abandonados en contenedores ocultos en diversas regiones del país.

Fue el resultado de una gigantesca trama de corrupción tejida entre funcionarios de la estatal petrolera venezolana Pdvsa, empresarios y oportunistas que echaron mano de sociedades para enriquecerse con los dineros del Estado destinados a palear las necesidades básicas de los más pobres. Y es que en Venezuela, el hambre es un negocio muy apetitoso.

Líderes políticos chavistas alegaron que aquellos hechos formaban parte de una conspiración de la derecha que quería “aniquilar” la “revolución”. La entonces presidente de la Asamblea Nacional y hoy primera dama Cilia Flores afirmaba que “no es casualidad que los medios aparezcan justo en el momento en que se descubren estos alimentos. Aquí hay sabotaje al tratar de generalizar este tema”. Así respondía durante la séptima ocasión en la que sectores de oposición del Poder Ciudadano solicitaban la creación de una comisión para la investigación de los casos de Pdval en el Parlamento.

Los ingredientes de una fórmula para la corrupción
La contundencia de los hallazgos dio al traste con las hipótesis conspirativas emanadas desde el Gobierno. Un informe elaborado por la Contraloría General de la República y la condena por parte del Ministerio Público a tres funcionarios vinculados a Pdval, entre ellos su presidente Luis Pulido – por “mandato” del fallecido presidente Hugo Chávez – , desmontaron los argumentos con los que se pretendió ocultar las irregularidades tras la importación de alimentos a través de Pdval.

Cuatro aspectos principales señala este expediente que no es otra cosa que una combinación de elementos para facilitar hechos de corrupción: la adjudicación directa de contratos de procura, la complicidad de funcionarios al interior del organismo, empresas y almacenadoras que prestaron sus espacios – y cobraron por ello – para mantener por meses los contenedores y la ausencia de control interno del proceso de contrataciones realizado y según observa el informe, por las mismísimas Juntas Directivas de Pdval y Bariven.

¿El resultado?, 116 mil toneladas de alimentos nunca llegaron a las mesas de los venezolanos, según las cifras que maneja este informe. Apenas un 14% de los pedidos realizados por Pdval fueron distribuidos por la red del Estado y claro, decenas de empresas, socios y funcionarios que se enriquecieron a costillas del negocio del hambre.

González Testino: de Pdval a las Grandes Ligas

Así como en otras entregas que sobre el tema ha publicado Caraota Investiga, en esta oportunidad se repite el esquema: personas que constituyeron empresas especialmente para convertirse en contratistas del Estado y así entrar en el ‘negocio’, muchas de estas confeccionadas para ocultar detrás de nombres de familiares o socios al verdadero operador. En el caso particular de José Manuel González Testino hay una importante variante. Su salida de Pdval sólo fue el inicio de un negocio mucho más ambicioso en el que sus empresas, cuyos socios son familiares y allegados, transan jugosos contratos de procura con la industria petrolera nacional, Pdvsa.

Aun cuando González Testino fue parte importante en las operaciones entre Pdval y Bariven que desfalcaron la nación, no enfrentó la justicia por estas irregularidades, lo que sí ocurrió en EEUU, pero por otros motivos. En la actualidad, deberá pagar por otras penas que se suman a las ya conocidas por la justicia de este país.

A González se le conoce por sus vínculos con el sector de seguridad y vigilancia. Antes de pertenecer a la junta girectiva de Pdval, sus empresas venezolanas “Insistema Integración Sistémica De Empresas, C.A” y “Serenos Responsables Sereca, C.A” estaban habilitadas para contratar con el Estado para la compra de armas y equipos de seguridad la primera y brindar servicio de vigilancia la segunda, negocios que estableció también en EEUU.

En ese país sí tuvo que enfrentar la justicia por dos casos de impago de impuestos y de la cobertura de seguros a los trabajadores, durante el período entre 2004 y 2006. Eran los empleados de “Sereca Security, Corp”, la versión americana de la misma sociedad constituida en Venezuela, quienes establecieron esta disputa que se prolongó hasta 2014, caso en el que incluso hubo petitorios para una fuerte condena monetaria y 10 años de libertad condicional, entre otras medidas que se ventilaron en la corte del Distrito Sur del estado de Florida. En 2014 los demandados (hay 16 entidades vinculadas al caso y a José Manuel González que entraron en este proceso judicial) acordaron el pago a los trabajadores afectados.

González contó con la defensa del afamado bufete Squire Patton Boggs (US), LLP, el mismo que defiende los intereses de la estatal petrolera venezolana y el primero en defender a los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Franqui Flores de Freitas y Efraín Campo Flores, encontrados culpables por conspirar para introducir cocaína en EEUU, al ser detenidos en Haití el pasado mes de noviembre de 2015.

Muchas sociedades, un solo destino: Pdvsa
Algunos nombres de estas 16 entidades que fueron acusadas y perdieron la demanda en EEUU, coinciden con los que forman parte de las investigaciones que el Parlamento venezolano adelantara en 2016 a una serie de sociedades presuntamente culpables del desfalco a Pdvsa por medio de sobrefacturaciones, sobornos y otros tantos hechos de corrupción.

Se lee en el anterior expediente criminal de González en EEUU que a la figura de este ingeniero se le unieron las siguientes entidades:

SMI Security Management, Inc., José Manuel González, María A. Díaz, JMG Insystem, Inc., Elbamed International, Inc., H.R. & Security Consultant, LLC. a/k/a H.R. & Security Consultant, Corp., Odalis Gonzalez a/k/a Odalis Borroto., REK International Business, Inc., WSS Whole Security S.A.C., Santillana de Seguridad., Securital Corp., ASC Active Security Corporation, Jose Guevara., Henry Pittier International Holdings, LLC., Carlos Lezama., Ameritraders, Inc., Sereca Security Corporation., Sereca Corp.


Estas fueron consideradas como la parte ejecutora de la acción criminal, según el expediente que cursa en los archivos del caso y por ende incluidas en la demanda. Es un elemento que prueba los vínculos entre José Manuel González y estas personas o sociedades. ->>Continuar leyendo...

Fuente: Con información de  Fiorella Perfetto - http://www.caraotadigital.net - ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...