lunes, 4 de junio de 2018

Dueños de Derwick se hacen los rusos para cobrar un favor a Pdvsa

En junio de 2011 el expresidente venezolano Hugo Chávez Frías anunciaba, a través de un video grabado en Cuba, que sufría un cáncer abdominal. En marzo de 2013 falleció después de haber sido reelecto para el período presidencial 2012-2018. Durante esos casi dos años, en los que Venezuela transitó hacia la peor crisis de su historia reciente, enormes fortunas de altos funcionarios, exfuncionarios y empresarios relacionados con el gobierno chavista se acumularon en la banca suiza.
Así lo revela la filtración de un conjunto de 300 documentos financieros que tienen un tamaño de 380 MB a la que tuvo acceso los medios venezolanos Runrun.es, El Pitazo, Armando.info y el diario español El Confidencial. Se trata de archivos internos de la entidad de banca privada suiza Compagnie Bancaire Helvétique (CBH), cuya sede se ubica en Ginebra, y de documentos acumulados por un gestor financiero especializado en captar clientes multimillonarios extranjeros para atraer sus fortunas a bancos suizos, el francés Charles-Henry de Beaumont. La mayoría de los archivos datan entre 2011 y 2013, mientras en Venezuela la discusión sobre la salud presidencial copaba la cotidianidad, de acuerdo con un reportaje publicado por El Pitazo.

Hoy inicia la publicación de una serie de reportajes de investigación que evidencia que montañas de dinero relacionado con el chavismo se apilaron en Suiza. Las actividades financieras de estos grupos de poder están relacionadas, en su mayoría, con Petróleos de Venezuela, Corpoelec y la Corporación Venezolana de Guayana; también con fondos públicos creados originalmente por Chávez para el desarrollo del país y con áreas estratégicas como la importación de medicinas e insumos hospitalarios.

La documentación revela que esas fortunas se han expatriado de Venezuela hacia la propia Suiza, pero también en dirección a otros países como España, Países Bajos, Bahamas, Barbados, Panamá o Estados Unidos. Esos movimientos de capitales están siendo investigados por las autoridades judiciales y policiales en lugares como España, Andorra, Suiza, Venezuela y Estados Unidos. Los reporteros han verificado los hechos expuestos en los registros financieros mediante el análisis de metadatos y el propio trabajo de investigación periodística que contextualiza las informaciones ahí contenidas.

Más allá de la filtración, se entrevistó a expertos financieros reputados, abogados, empleados de banca y a los propios afectados. Asimismo, se ha consultado un amplio repertorio de fuentes documentales que incluye registros mercantiles y de la propiedad, asientos de autoridades migratorias, escritos de fiscalías, juzgados y policías en diversos países, entre otras. Además, para informaciones puntuales se consultó la documentación derivada de los Papeles de Panamá y Paradise Papers, proyecto coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Entre la noche del 22 y la madrugada del 23 de febrero de 2018, Venezuela vivió las horas más oscuras de su historia reciente. Fue el quinto apagón eléctrico en un mes, pero duró más tiempo que los cuatro anteriores: al menos 12 horas y afectó a 10 de los 23 estados del país. Entre ellos Barinas, lugar donde se registraron protestas, saqueos y heridos.

En ese estado, donde nació el expresidente Hugo Chávez, no hubo forma de mitigar las consecuencias de la falla en el sistema de transmisión eléctrica proveniente de Guri, Macagua y Caruachi, el principal sistema de generación hidroeléctrica del país y que provee 10.000 Mw a una nación que hoy consume cerca de 14.000 Mw en las horas pico.

Al igual que en el resto de los nueve estados, Barinas no contó con la generación hidroeléctrica y térmica instalada en la entidad, entre otras razones porque una de las tres termoeléctricas de la zona, que fue construida por Derwick Associates Venezuela, no funciona prácticamente desde su inauguración, en mayo de 2014.

El 25 de abril de 2011, Derwick inició la construcción de una planta de 100 Mw en Barinas, de acuerdo con un acta firmada con Pdvsa (Petróleos de Venezuela, S.A.) a la cual se tuvo acceso. Según el documento, la obra tendría un costo de Bs 580.173.891,80, que calculado al tipo de cambio oficial de la época, de Bs 4,30 por dólar, serían $136 millones de dólares. De ellos, Derwick recibió 30% de adelanto con el compromiso de concluir los trabajos en 250 días, es decir, en enero de 2013.

De acuerdo con un reporte realizado en agosto de 2013 por el experto eléctrico José Aguilar, miembro del think tank Grupo Ricardo Zuloaga, ya Derwick acumulaba 15 meses de retraso en esa obra y un promedio de 18 meses en otras seis. Pero eso no impidió que su asesor financiero, el francés Charles Henry De Beaumont, diera el 1° de mayo de 2013 las mejores recomendaciones de dos de los fundadores y principales accionistas de la contratista, los primos Leopoldo Alejandro Betancourt López (37 años) y Francisco Convit Guruceaga (40 años), al dirigir una comunicación a los funcionarios de Compagnie Bancaire Helvétique (CBH).

“Construyeron su reputación bajo el segundo mandato de Chávez en la crisis eléctrica en Caracas. Mientras Chávez acusaba a los estadounidenses y otros imperialistas de sabotear el sistema eléctrico, Alejandro y Francisco trajeron enormes generadores al país, lo que permitió al Presidente restaurar la situación y mantener la cara frente al pueblo…”. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de  César Batiz,  Marcos García Rey y Grisha Susej Vera - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...