miércoles, 27 de junio de 2018

Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora rechaza designación de presidente de Industrias Diana por masacre en Apure

El pasado persigue al coronel Ángel Rafael Saldeño Armas. Su designación el​ 1º de febrero de 2018 como presidente de Industrias Diana, empresa adscrita al Ministerio de Alimentación, saca nuevamente a la luz pública una masacre ocurrida hace casi siete años en el estado Apure y que empañó la hoja de vida de este oficial del Ejército venezolano.

El ataque proviene del seno de la revolución. “El asesino coronel Saldeño Armas, responsable de la masacre de Boca del Río Viejo, Apure, lo premiaron designándolo presidente de Empresas Diana. Hasta cuándo la impunidad fiscal Tarek William Saab”, publicó el 9 de junio en Twitter el constituyente Orlando Zambrano.

Antiguo diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), coordinador de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ) y dirigente cercano al gobernador apureño Ramón Carrizalez, Zambrano preguntó a través de la red social si el presidente Nicolás Maduro estaba al tanto del nombramiento de “ese asesino” al que acusa de ser el “autor intelectual” de la matanza registrada en noviembre de 2011.

¿Qué pasó?

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) difundió el 22 de noviembre de 2011 un comunicado que ofrecía la versión oficial del hecho. “En la madrugada de hoy, miembros del 923 Batallón de Caribes “Sucre” tuvieron un enfrentamiento armado en la reserva forestal de San Camilo, municipio especial del Alto Apure, con integrantes de un grupo generador de violencia, que según informaciones, se dedicaba al robo y contrabando de ganado”, afirmaban en el texto suscrito por el Ministerio de Defensa.

El presunto “enfrentamiento armado” arrojó un saldo de “tres personas fallecidas (al final serían cuatro) y cuatro heridas, todos miembros del grupo generador de violencia, así como la retención de armas largas, cortas y otros objetos para delinquir”, según el balance de la FANB, que reivindicó la acción como un triunfo “en contra de aquellas personas o grupos que pretenden desconocer el ordenamiento jurídico, las autoridades y al gobierno nacional, regional o local, en aras de la tranquilidad y la paz nacional”.

La CRBZ, plenamente identificada con el oficialismo, desmintió el 24 de noviembre de 2011 al Ministerio de Defensa, aseverando que “los compañeros abatidos no eran ni delincuentes, ni contrabandistas, ni ladrones de ganado; sino por el contrario, eran militantes sociales y revolucionarios, que históricamente han defendido la soberanía y luchado en el Alto Apure por la construcción de la patria socialista”.

Negando que hubiera habido algún “enfrentamiento armado” y comparando este suceso con las masacres de Cantaura, Yumare y El Amparo, el grupo chavista subrayó que “si bien estos compañeros han dado la lucha con métodos diferentes que los nuestros (…) sus formas de lucha no los hacen merecedores de la pena de muerte y menos de la ejecución extrajudicial que les fue aplicada por un sector en particular de la FANB”. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Pedro Pablo Peñaloza - http://runrun.es - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...