viernes, 6 de abril de 2018

Rajoy: España evalúa con la UE, nuevas sanciones contra funcionarios venezolanos

Segunda jornada en Europa de la oposición venezolana esta semana. Primero en Francia, con el presidente Emmanuel Macrón. Ahora en España. El presidente de gobierno Mariano Rajoy recibió el jueves 5 de abril en el palacio de la Moncloa a Julio Borges, Antonio Ledezma y Carlos Vecchio, que buscan apoyos más decididos ante el fraude electoral que prepara el régimen de Maduro el próximo 20 de mayo.

La estancia en Madrid se completó con reunión con el líder del partido Ciudadanos, Albert Rivera, y una rueda de prensa en Casa de América en la que estuvieron acompañados por el ex jefe de gobierno español Felipe González. Asimismo, fueron recibidos por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, quien les transmitió que la única “opción viable” es “que las elecciones cumplan criterios fundamentales de transparencia y pluralismo político”.

Los diarios El País, El Mundo, La Vanguardia publicaron amplias entrevistas y las agencias de noticias hicieron cobertura suficiente al llamado a la comunidad internacional para que las democracias de todo el mundo aíslen al régimen de Maduro, “sea cual sea el resultado de las elecciones fraudulentas”.

Entretanto, desde Caracas, el gobierno respondió con recriminaciones a los gobiernos de Francia y España, ante las amenazas de nuevas sanciones. El canciller Jorge Arreaza manifestó que Rajoy está cumpliendo “cabalmente las órdenes de su jefe Donald Trump”, mientras que Maduro acusó al presidente francés de ser un “sicario” que trabaja para la “oligarquía financiera”.

-La lucha actual es buscar el pronunciamiento de todas las democracias del mundo para desconocer y deslegitimar el resultado electoral y que a partir del 20 de mayo tengamos un régimen más aislado, más sancionado, con más fracturas internas y con un apoyo decidido de la comunidad internacional para que en Venezuela tenga un proceso democrático este mismo año”, insistió Borges, coordinador del partido Primero Justicia, en todos los escenarios en los que estuvieron presentes en Madrid.

En el encuentro en La Moncloa, Mariano Rajoy expresó que España seguirá ejerciendo un papel relevante en el escenario internacional para contribuir a la salida de la crisis venezolana. “En el marco de la Unión Europea definiremos junto a nuestros socios las medidas adicionales de respuesta adecuadas para el supuesto de que las elecciones presidenciales no cumplan los requisitos exigibles conforme a los estándares internacionales”, señaló.

Albert Rivera anunció que Ciudadanos ha introducido en el Congreso de los Diputados un proyecto de resolución “contra aquellos que están oprimiendo al pueblo venezolano, contra aquellos que no respetan los derechos humanos, contra aquellos que hacen narcotráfico y corrupción. España tiene que liderar eso”, dijo. “Espero poder deciros en pocos días que este Parlamento está a la altura y que España emprende las acciones contra la dictadura Venezolana”.

El tema del diálogo con el gobierno de Maduro, con mediación internacional desequilibrada y parcial, sigue siendo punto de controversia en la oposición venezolano. En Casa de América, Felipe González expresó que “el diálogo por el diálogo no tiene sentido, sólo tiene sentido para resolver problemas”. “Estoy absolutamente en desacuerdo con este tipo de diálogo que lo único que hace es darle tiempo al Gobierno de Venezuela”. En estos momentos, según González, “lo único que se debe negociar es la fecha de unas elecciones y las garantías para que sean limpias”, lo cual implica que “no se pueden reconocer” las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo.

Por su parte, el exalcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma reclamó el apoyo a la denuncia que “en los próximos días” va a presentar el secretario general de la OEA, Luis Almagro, contra Maduro ante el Tribunal Penal Internacional y pidió que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “acelere” la concesión de asilo a “20.000 exiliados que lo han solicitado”.

En entrevista publicada por el diario El País, Julio Borges dejó claro que “Henri Falcón no ha sido nunca un icono de la oposición democrática del país. Los líderes opositores o están presos, como Leopoldo López, o están inhabilitados, como Henrique Capriles, o están en el exilio, como Antonio Ledezma. El Gobierno deja vivos a quienes le son cómodos e ilegaliza a quienes le son incómodos. Falcón le está haciendo el favor más grande a Maduro.


Fuente: Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...