martes, 27 de febrero de 2018

Las grandes bodas de la "boliburguesía" en España

Ávila. Son las tres de la tarde en la residencia de verano de los Reyes Católicos. Estamos en el gélido Real Monasterio de Santo Tomás, donde está enterrado el Infante Don Juan, una maravilla gótica de finales del siglo XV. En este sacro y austero lugar se celebró una de las bodas más lujosas del año que pasó desapercibida para la opinión pública española.
En el corazón de Ávila se dieron el sí quiero José Roberto Rincón y Elizabeth Magally Faroh, ambos hijos de magnates venezolanosasentados en Madrid. Son de los denominados ‘boliburgueses’, la oligarquía que floreció a la sombra del chavismo. Miami fue el principal destino de estas familias para invertir su súbita riqueza, pero de un tiempo a esta parte han puesto sus ojos en España. Fuentes consultadas por Vanitatis relacionadas con el sector inmobiliario afirman que “son los nuevos rusos. No hay Real State que no haya ya contactado con ellos. Son ostentosos y buscan hacerse con el centro histórico de las principales capitales”. Muestra de su poder adquisitivo es que la boda, dicen, en la que corrió el champán francés, salió por unos 300.000 euros. Miles de lucecitas adornaron los vetustos muros del regio monasterio, de acuerdo con un reportaje de la sección Vanitatis de El Confidencial que se remonta a 2015..

Invitados en jet privado

Los 400 invitados que coparon la oferta hotelera de lujo de Ávila durante tres días vinieron casi en su totalidad directamente desde Venezuela, fletados en jets costeados por el padre del novio: Ricardo Rincón. Es un empresario petrolero y, según la prensa venezolana, amigo íntimo del exjefe de la inteligencia venezolana Hugo Carvajal, que fue detenido en Aruba debido a una solicitud de arresto del Gobierno estadounidense. Precisamente Carvajal fue detenido por la D.E.A estadounidense en el jet que le prestó Rincón y que ahora le sirvió para traer a algunos de sus invitados a España. Rincón contaba con empresa en España, Tradequip, proveedora de servicios y consultorías en el sector petrolero y domiciliada, como no podría ser de otra manera, en el exclusivo barrio de Salamanca de Madrid. El padre de la novia, Edgar Faroh Cano, también es boliburgués, un magnate atunero. Todo queda en casa.

Rosario Flores amenizó el enlace

Pero volvamos al enlace, donde el derroche fue extremo. Solo en arreglos florales se llegó a los 10.000 euros. Pero el verdadero despliegue se puso en la música. Rosario FloresDiego El CigalaÓscar de LeónElvis Crespo y Jorge Celeón, ganador de dos Premios Grammy Latinos por mejor álbum de Cumbia/Vallenato. Dicen que el toque flamenco de la fiesta se puso por la veintena de invitados españoles cuyos nombres no han trascendido. ¿Estarían Alfonso de Borbón y su mujer Margarita Vargas, también hija del boliburgués Víctor Vargas, entre los invitados? La única española que podemos confirmar su asistencia a la fiesta posterior al día del enlace es la hija de Lola Flores. Desde su oficina lo aclaran: “Hacemos muchos conciertos privados, nos contratan intermediaros y no sabemos mucha veces quién hay realmente detrás de cada evento”. La propia prensa venezolana se mofa del derroche que hubo en la boda. En el site Konzapata afirman que la jet española que acudió al evento era más de “Vivaldi y Verdi y juzgó poco atinada la elección de los flamencos más populares en el extrarradio de las grandes ciudades”.

El padre del “Messi venezolano”

¿Quiénes son los ricos boliburgueses que viven en España? La llamada a la prensa venezolana es obligatoria. Nos atiende el periodista Manuel Malaver, la cara detrás de la crítica web Factormm.com, que afirma que estos millonarios se están estableciendo en nuestro país porque: “España tiene un inoperante tratado de extradición con Venezuela, además los vínculos son de siempre y es más fácil camuflarse en España que en países de lengua no española”. Malaver señala que uno de los boliburgueses más poderosos es Rafael Lacava. “Una rata del peor albañal que es el alcalde de un pueblo, Puerto Cabello, donde nunca hay agua, ni luz, alimentos, ni medicinas y vive con su familia en Barcelona con todo tipo de lujos. En esta ciudad aspira que uno de sus hijos sustituya a Leo Messi”, explica Malaver cargando las tintas. Lo cierto es que Lavaca vive actualmente entre Venezuela, Houston y Barcelona.

Según se publicó en la prensa deportiva del país, su hijo Matías, que juega desde el año pasado en la plantilla del Infantil A del F.C. Barcelona, no pudo renovar el pasado agosto su contrato con el club por la sanción de la FIFA y su nueva normativa en relación al fichaje de menores. Por cierto, Puerto Cabello tiene desde 2012 una escuela de fútbol Puerto Cabello Te Quiero, en la que inicialmente estaba implicado económicamente el club azulgrana y cuyas instalaciones Sandro Rosell llegó a visitar.

Del suegro de Luis Alfonso de Borbón a Podemos

Otro de los boliburgueses más reconocidos según Manuel Malaver es Víctor Vargas, que ya se ha convertido en un personaje habitual de nuestra jet set patria y le hemos adoptado con naturalidad en el cuore nacional por ser padre de Margarita Vargas, la mujer de Luis Alfonso de Borbón. “Les encanta emparentarse con la realeza. Por eso o se casan con nobles europeos o buscan hacerlo en lugares regios como la pasada boda del hijo de Rincón en Ávila”, reclaca Malaver. Vargas, muy aficionado al Polo y un clásico de las competiciones en Sotogrande, es presidente del Banco Occidental de Descuento (BOD), la quinta entidad financiera más importante de Venezuela.

Otro de los boliburgueses fuertes en España es Ernesto Helidororo Velasco, ex director general del Centro de Arte La Estancia, un codiciado puesto de la cúpula chavista. Velasco ha realizado importantes obras urbanísticas en Caracas. Vive con su familia en La Moraleja madrileña, pero su ligazón con el ideólogo de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha visto dañada su imagen en nuestro país y mantiene un perfil bajo. Su empresa, Viu Europa, tiene sede en Alcobendas, Madrid, y se dedica al diseño urbano: desde parques infantiles a iluminación de ciudades.

También cercano al couché nacional es Alejandro Betancourt López, un joven empresario de 30 años, empresario y co-fundador, junto con Pedro Trebbau, de Derwich Associates, empresa 100% venezolana dedicada al sector energético. Su boda con Andréina Rojas fue en un palacete propiedad del padre de Tamara Falcó. A su madre, Lilia López, se la relaciona sentimentalmente con el torero Palomo Linares. El rico Betancourt también vive en Madrid y compró por 25 millones de euros El Alamín, la finca toledana de Gerardo Díaz Ferrán. Pues eso, welcome ‘boliburgueses’. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de https://www.vanitatis.elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...