jueves, 8 de febrero de 2018

Fatou Bensouda, la fiscal que revisará el caso venezolano en la Corte Penal Internacional

Fatou Bensouda ha logrado abrirse paso dentro del mundo judicial por mérito propio, y logrado escalar posiciones por su equidad y firmeza en las investigaciones que realiza, lo que le ha valido el apodo de la fiscal “que caza tiranos” por algunos medios de comunicación.
En 2011, fue elegida por consenso en la Asamblea de los 121 Estados miembros de la Corte Penal Internacional y se convirtió en la primera mujer al frente del único organismo permanente destinado a juzgar el genocidio y los crímenes de guerra y contra la humanidad.

Medios la han retratado como una mujer de figura imponente, maneras suaves, y orgullosa de sus orígenes (Gambia) que proclama en su manera de vestir.

Ha sido abogada, acusadora del Tribunal Penal Internacional para Ruanda (creado en 1994 para juzgar el genocidio de la etnia tutsi por parte del Gobierno hutu) y secretaria de Estado de Justicia en su país. Allí ha ostentado además el cargo de Fiscal y de Abogado General del Estado.

Después de estudiar Derecho en Nigeria y obtener su licencia para ejercer la abogacía, Fatou Bensouda se convirtió en la primera mujer de Gambia especializada en legislación del Mar.

Desde 2004, era la segunda fiscal de la CPI (que estaba a cargo del argentino Luis Moreno Ocampo) y conoce a fondo la institución. En esos años, ha dejado clara su preocupación por los crímenes de género y la violencia sexual padecida por miles de mujeres y niñas en las guerras.

Su primera declaración a punto de tomar posesión de la Corte Penal ahondó en esa lucha personal y legal: “Trabajaré con y por las víctimas de conflictos masivos y terribles sin consideraciones geográficas”, dijo.

Desde 2003, la Fiscalía ha llevado a cabo investigaciones sobre países como Uganda; la República Democrática del Congo; Darfur (Sudán); la República Centroafricana (dos investigaciones distintas); Kenya; Libia; Côte d´Ivoire; Malí; Georgia; y Burundi.

Desde el 20 de noviembre de 2017, la Sala de Cuestiones Preliminares III tiene ante sí la solicitud de la Fiscal de autorización para iniciar una investigación de la situación en la República Islámica de Afganistán.

Sobre ese país, una de las principales motivaciones de la fiscal Bensouda en 2016 era investigar la responsabilidad de Estados Unidos (bajo la presidencia de George W. Bush) pues existían evidencias claras para creer que se cometieron crímenes de guerra, torturas y un trato inhumano”, al menos durante el periodo que su equipo ha estado estudiando, entre 2003 y 2004.

También lleva a cabo exámenes preliminares sobre las situaciones en Colombia; el Gabón; Guinea; Iraq/Reino Unido; Palestina; Nigeria; y Ucrania.

Actualmente, la Fiscalía de la CPI al mando de Bensouda examinará las evidencias sobre crímenes presuntamente cometidos en Filipinas al menos desde el 1o de julio de 2016, en el marco de la campaña denominada “la guerra contra las drogas” lanzada por el Gobierno filipino.

Sobre Venezuela, la fiscal Bensouda indicó que se analizarán los presuntos crímenes cometidos desde abril de 2017 en el marco de manifestaciones antigubernamentales.

Más

La mañana de este jueves se conoció que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional abrió un “examen preliminar” sobre Venezuela por la “fuerza excesiva” de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Fuerza Armada Nacional (FAN) para “dispersar y reprimir manifestaciones” y “graves abusos” a detenidos. La encargada del trámite es la abogada Fatou Bom Bensouda.

Bensouda, de 57 años de edad, es una abogada de Gambia, se desempeñó como Fiscal General y Ministra de Justicia en la República de Gambia. Es Fiscal de la Corte Penal Internacional desde junio de 2012, después de haber servido como Fiscal Adjunto a cargo de la División de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional desde 2004.

Nació en una familia musulmana polígama en la República de Gambia. Tras cursar estudios de derecho en Nigeria volvió a su país natal en 1987 para trabajar como abogado y fiscal. Tiene un máster en Derecho Marítimo Internacional y Derecho del Mar, convirtiéndola en la principal experta de Gambia en derecho internacional marítimo. Bensouda es la madre de dos hijos y una hija adoptada.

Fue Directora General de un banco comercial líder en Gambia. Entre 1987 y 2000, fue sucesivamente Consejera de Estado, Fiscal General, Directora Adjunta del Ministerio Público, Procuradora General, Secretaria Jurídica de la República, Fiscal General y Ministra de Justicia. También tomó parte en las negociaciones sobre el Tratado de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental, CEDEAO, en el Parlamento de África Occidental y el Tribunal ECOWAS.

Ha sido delegada en conferencias de las Naciones Unidas sobre prevención del delito, en la organización de las reuniones ministeriales de la Unidad Africana sobre Derechos Humanos, y como delegada de Gambia ante las reuniones de la Comisión Preparatoria de la Corte Penal Internacional. Fue fiscal del Tribunal Penal Internacional para Ruanda,​ desde el año 2014 bajo la dirección de Luis Moreno Ocampo, exfiscal de la Corte Penal Internacional.

Elegida por consenso en 2011 por la Asamblea de los 121 Estados miembros de la Corte Penal Internacional, es la primera mujer al frente del único organismo permanente destinado a juzgar el genocidio y los crímenes de guerra y contra la humanidad. Posteriormente fue nombrada como nueva Fiscal General de la Corte Penal Internacional. La Revista TIME incluyó a Fatou Bensouda en la lista de las cien personas más influyentes del mundo en la edición anual del año 2012.

El “examen preliminar” analizará delitos presuntamente cometidos desde abril de 2017, en el marco de las manifestaciones que se produjeron en Venezuela a partir de ese mes.



Fuente: http://talcualdigital.com

1 comentario:

  1. Más que su currículum.interesa saber cómo.abordará el.tema Venezuela se dice que tiene lazos amistosos con.la hermana de Tarek El Aissami, auto.nombtrada embajadora ante ese organismo, cargo que no exist

    ResponderEliminar

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...