domingo, 14 de enero de 2018

Excontratista de la Gobernación de Portuguesa se convirtió en polémico productor agropecuario

Ángel Geretti se convirtió en productor agropecuario el 6 de noviembre de 2003, cuando registró la empresa Cayca Alimentos S.A. (Calsa), en el estado Portuguesa. Lo logró gracias a un crédito otorgado por el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapymi), adscrito entonces al Ministerio de Producción y Comercio, que asumió Wilmar Castro Soteldo un mes antes, el 7 de octubre. Hasta ese momento, fungía como contratista de la Gobernación de Portuguesa en el área de Infraestructura y Servicios, y obtuvo diversos contratos para proyectos de vivienda y hábitat. A la vez, su esposa, la arquitecto Clara Mujica, se desempeñaba como inspectora de obras, de acuerdo con un reportaje de Johanna Osorio y Bianile Rivas en elpitazo.com.

Pocos años después de la constitución de su compañía, en 2008, el Gobierno se reservó las importaciones de las principales materias primas agrícolas, entre ellas el maíz para la elaboración de la harina precocida. Estas se distribuyen entre empresas seleccionadas por el Estado bajo criterios desconocidos, condición que dificulta el acceso de los productores. No obstante, Cayca ha logrado sortear este obstáculo, y ha recibido, de parte de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa), adscrita al Ministerio de Agricultura y Tierras, materia prima para la elaboración de sus productos. Esto ha contribuido a la producción y distribución de sus marcas regionales Ángeles y Suave Masa, y permite que la empresa sea la encargada de producir la harina de maíz La Casa, distribuida por instituciones estadales, y que surtía establecimientos del gobierno como Mercal y Pdval.

Actualmente, Geretti posee más de diez empresas de categorías variadas con sedes en Venezuela y Panamá. Producción de maíz y harina precocida, granos, lácteos, cría de pollos, ganadería y un proyecto para la instalación de fábricas de papel higiénico son parte de las funciones del complejo, que ha prosperado debido a importantes convenios con el Gobierno venezolano y compañías foráneas.

Familiares directos, incluyendo sus hijas, han establecido también, recientemente, compañías en Miami y Curazao. La realidad de Geretti dista de la de otros empresarios del estado Portuguesa, y el incesante crecimiento de su fortuna en los últimos años parece coincidir con el ascenso de Castro Soteldo en los cargos del Gobierno y gabinetes ministeriales.

En 2014, Cayca fue beneficiada, junto a otras diez compañías, por la alianza del Ministerio de Agricultura con empresas privadas, para la aprobación de 50 millones de dólares destinados a elevar en más de 30 % la producción de las empresas del estado Portuguesa, gobernado entonces por Wilmar Castro Soteldo.

Fue como parte de la alianza del gobierno de Castro Soteldo con la empresa privada, según indica una nota de prensa de la Gobernación, que la Corporación Socialista de Desarrollo Ecosocial del estado Portuguesa (Corsodep) y Cayca firmaron un convenio para la activación de la fábrica de tubos de concreto para drenajes en marzo de ese mismo año. Corsodep se comprometía con el suministro del cemento y de material granular (arena lavada y arrocillo). “Con este convenio se unen dos potenciales, si se toma en cuenta que parte de la maquinaria pertenece al Gobierno y otra a la empresa privada, además del personal capacitado formado por Cayca”, sostuvo Geretti durante el anuncio del pacto.

También en 2014, en mayo, el Ejecutivo Nacional aprobó la inversión de 200 millones de bolívares para la instalación de fábricas de papel higiénico en Portuguesa, un proyecto que ejecutaría la compañía de Geretti en conjunto con la empresa brasilera D’Andrea. “Seguimos recibiendo el apoyo del Gobierno Nacional para un proyecto que nació hace 14 años, en esta empresa que actualmente genera para el estado Portuguesa y para otros estados harina precocida, arroz y alimentos balanceados. Ahora, estamos iniciando con un proyecto innovador asociado a la producción de maíz y arroz, intensivamente, para que la soca de estos rubros nos permita la fabricación de papel higiénico, toallas sanitarias y pañales, a partir de esa materia prima que es absolutamente nacional”, explicó el empresario en aquel momento, según nota de prensa del despacho ministerial.

Sin embargo, D’Andrea fue acusada en 2012 por el presidente de Bolivia, Evo Morales, de estafar a la empresa estatal boliviana Papelbol, razón por la que fue cerrada y subastada en octubre de 2014; apenas cinco meses después del anuncio. El estatus de este proyecto no ha sido aclarado por Geretti ni por el Gobierno venezolano.

En enero de 2016, Castro Soteldo asumió el Ministerio de Agricultura, y como parte de las medidas del motor agroalimentario, en mayo de 2016 forjó una alianza con Cayca para financiar la producción de maíz en Yaracuy. En julio del mismo año, firmó otro convenio con la compañía dirigida por Geretti para incrementar la producción de pollos bebés y garantizar su distribución en la región centroccidental y parte de la central a través de la planta La Productora, perteneciente a la Unidad de Producción Socialista Agropecuaria.

En mayo de 2017, Geretti se integró al comité promotor de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) junto a otros empresarios portugueseños, coliderado por Castro Soteldo, como secretario provisional de la Constituyente Económica.

Misma base, distinto crecimiento

Entre 2003 y 2004, como Geretti, otros empresarios de la entidad fueron beneficiados por el Estado con créditos agropecuarios. Tras casi 15 años desde su creación, Cayca se ha convertido en una de las compañías que más rubros abarcan en el sector. No obstante, el éxito y expansión de su empresa contrastan con los de sus semejantes.

“Producimos semanalmente lo que nuestros competidores logran en un día. De los emprendimientos de la zona, somos la planta más débil, pues nunca hemos tenido acceso a los cupos de maíz importado que distribuye CASA”, señala César Campins, propietario y gerente de la Planta Procesadora de Harina Precocida El Silbón. Campins, con más de 30 años de experiencia como productor, incursionó en el sector agroindustrial en 2004 gracias a un crédito otorgado por Inapymi. Sin embargo, fue en 2012 cuando consiguió establecer su fábrica. “Tenemos una producción muy pequeña que no sobrepasa los 90 mil kilogramos semanales”.

Campins relata que conoció a Geretti cuando este fungía como contratista de la Gobernación de Portuguesa. “Lo vi desempeñarse como contratista de las alcaldías y de la Gobernación, y creo que aún persiste en ese oficio. He visto sus éxitos y celebro su tenacidad. Es un hombre audaz, trabajador, inteligente y muy arriesgado, que sabe aprovechar las oportunidades: donde las ve se mete. Tiene muy buen olfato”, dice.

“Ha ido creciendo mucho. Además de sus plantas, a la que se le suma una nueva para recepción y almacenamiento de maíz en Turén, cuenta con un abanico de procesamiento industrial importante. Está procesando de todo. Su empaquetadora saca leguminosas (caraotas, frijol) y azúcar, entre otros; y recientemente la Alcaldía le entregó las riendas del matadero municipal de Guanare. También he tenido buenas referencias de un programa de procesamiento lácteo grande para producir bebidas, helados, yogures y quesos, que se soporta en una finca ganadera bufalina que posee en San Nicolás, principal centro poblado del municipio San Genaro de Boconoíto, en los límites con el estado Barinas”, asevera el empresario, quien destaca el éxito de Geretti en diversos rubros.

“El complejo Cayca Alimentos S.A (Calsa) es muy variado. Allí ha alcanzado a producir cerdos, gallinas ponedoras, cabras. También impulsa con fuerza el proyecto Agro Calsa, un programa de financiamiento de insumos destinado a los productores, con lo cual asegura parte de la materia prima tanto para sus plantas como para la red de agrobodegas que ha creado como plataforma para la red de distribución de sus productos”, comenta. “Es muy ambicioso ese programa de distribución que se ve en Guanare y en Barinas”.

Todos ganan

Una nota de prensa del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria, adscrito al Ministerio de Salud, asegura que de la Planta Calsa desprenden 12 empresas más: Alcasa, Aerolíneas del Llano (Al Llano) S.A; Cayca Alimentos Panamá, S.A; Cayca Alimentos, S.A; Cayca, S.A, Docasa; Plantclasa Seguridad y Vigilancia; Plantcalsa International Trade (E-Zone); Seca, Empresa Agroecológica Tukupido Spa; Tylcasa y Ups Plantcalsa, S.A.

Dos de las compañías señaladas por ese despacho figuran en el listado de empresas que han recibido divisas adjudicadas por Dicom para el motor agroalimentario: Calsa, con 40.000 dólares, y Cayca, con 269.000 dólares.

Pero el emporio Geretti no está sólo bajo el mando del empresario portugueseño. Su esposa, una de sus hijas, un cuñado y otros familiares también dirigen o integran compañías extranjeras. Cayca Alimentos Panamá fue registrada en el país centroamericano en junio de 2016, con Ángel Geretti como presidente. Su esposa, Clara Mujica, funge como tesorera, y Daniela Geretti Marcano y María Geretti Marcano son accionistas. Estas últimas, a su vez, forman parte de otras dos compañías panameñas, aparentemente no vinculadas con Ángel Geretti. Daniela es tesorera de Inno Skyn Care S.A., y María Eugenia es accionista y apoderada del Grupo Tagsa S.A.

Curiosamente, en Sevilla, España, el 7 de noviembre de 2003 —un día después del registro de Cayca Alimentos en Venezuela— se constituyó una empresa del mismo rubro y con el mismo nombre, pero sin vinculación aparente con el empresario venezolano.

La empresa Plantcalsa International Trade (E-Zone), también relacionada con el empresario y con su compañía en Venezuela, fue registrada en Curazao en septiembre de 2016. Su director es José Wilfredo Mujica, de 26 años, residenciado en Barquisimeto, ciudad de origen de la familia de su esposa Clara.

Su hija, Clara Geretti, de 22 años, también es empresaria. En octubre de 2017 registró AC Partners Corp, en Florida, junto a Andrea Escarrá, amiga de la familia y modelo de su línea de trajes de baño, creada también recientemente: The Fifth Element Design. Tanto Clara como su hermana menor exhiben en sus redes sociales una vida lujosa y viajes a destinos como Abu Dhabi, Francia, España e Italia.

De empresas de alimentos a equipos deportivos

El empresario es dueño del equipo de fútbol profesional Llaneros de Guanare 

La Planta Calsa, sus compañías adjuntas y filiales extranjeras no son las únicas propiedades de Ángel Geretti. El empresario es el actual dueño del equipo de fútbol profesional Llaneros de Guanare, que gerencia también desde agosto de 2016, tras la renuncia de José Méndez. Su esposa, Clara, es la vicepresidenta del equipo, y lidera también la Fundación María/Mina, que presta servicios médicos a trabajadores de la Cayca Alimentos.

En marzo del año pasado, ambos anunciaron la construcción de un hotel (con 60 habitaciones duplex) y 18 apartamentos para la divisa de fútbol de Portuguesa, además de una villa deportiva con gimnasio, canchas alternas y un centro comercial. Estará ubicado en los espacios del Complejo Agroindustrial Calsa, en la Autopista José Antonio Páez.

Geretti ha manifestado su deseo de incursionar en otros deportes, y en diciembre de 2016 anunció la creación de la Escuela de Ciclismo Suave Masa y de la Escuela de Baloncesto Maiceros de Los Llanos, con la que pretende, una vez consolidada, competir en la Liga Nacional de Baloncesto. Ninguno de los proyectos ha sido concretado.

Demandas por falta de pago

El cuestionable historial jurídico de Cayca Alimentos S.A. (Calsa) no le impidió pactar con el Estado, pese a haber sido demandado por el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria en junio de 2008. El ente gubernamental alegaba un cobro de bolívares derivado de un crédito otorgado a la empresa, y solicitaba el “embargo sobre la maquinaria que constituye la hipoteca mobiliaria descrita en el libelo de demanda y sobre el inmueble objeto de hipoteca inmobiliaria”, además del embargo preventivo sobre bienes propiedad de Geretti y su esposa Clara Mujica. El empresario salió librado.

Una situación similar ocurrió en 2013, cuando el empresario afrontó una demanda del Banco Provincial por ejecución de hipoteca mobiliaria por parte de la entidad hacia Cayca Alimentos. La petición fue negada. Tres años después, el mismo banco lo demandó por un cobro de bolívares derivado de un crédito agrario, pero el Juzgado Segundo de Primera Instancia Agraria decidió, nuevamente, a favor de Geretti, y negó la homologación de la transacción.

Su historial de procesos judiciales incluye también demandas por resolución de contratos de compra-venta, y acciones de trabajadores por cobro de prestaciones sociales e indemnizaciones por accidentes laborales; pocas veces se ha favorecido a la contraparte.

Roscelly Rangel, asistente administrativo contable, lo corrobora. La trabajadora formaba parte de la nómina de la empresa privada Arenera y Constructora Gil C.A. desde 2012, gerenciada para el momento, según indica, por Yomana Koteich y Pedro Kalhil. En marzo de 2016, Koteich fue designada presidenta del Banco Agrícola y Kalhil presidente de Agropatria, ambos entes adscritos al Ministerio de Agricultura y Tierras, dirigido entonces por Castro Soteldo.

Rangel asegura que tras los nombramientos, la empresa quedó bajo la tutela de Ángel Geretti, quien la despidió y no se responsabilizó por el pago de sus prestaciones sociales. “Me botaron por teléfono. Me llamaron y dijeron que el Sr. Geretti no me quería ver más en la empresa. Quedaron muy pocos trabajadores ahí. Cuando le reclamamos nuestro dinero, él nos dijo que sólo pagarían lo adeudado desde abril de 2016”.

La administradora emprendió entonces un proceso judicial en su contra, pero fue infructuoso. “Introduje una demanda laboral en la inspectoría del trabajo, en Guanare”, relata. “Nos informaron que él tenía muchas demandas ahí y nos exhortaron a no continuar con la denuncia. Nos dijeron que él movía mucho dinero, y no valía la pena perder el tiempo en casos que no iban a prosperar”. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Johanna Osorio - Bianile Rivas - https://elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...