lunes, 8 de enero de 2018

Española Duro Felguera vendió a Venezuela una central inservible a precio de oro

La asturiana Duro Felguera construyó para el gobierno de Hugo Chávez una central termoeléctrica mal diseñada, con graves problemas operativos y con sobrecostes de un 400% en relación con su capacidad generadora.

La planta de electricidad por la que la constructora asturiana recibió unos 2.000 millones de dólares, y por la cual está siendo investigada por la Fiscalía Anticorrupción en España, nunca podrá alcanzar la capacidad de generación para la cual fue diseñada.

La central cuenta con graves errores en el diseño y construcción, según concluye los informes elaborados por el parlamento venezolano (en manos de la oposición) que investigan el pago de mordidas en los contratos mil millonarios entregados durante la década pasada por el régimen chavista.

“El gobierno venezolano pagó un adelanto a Duro Felguera para la construcción de la planta eléctrica y la compañía apenas entregó el 10%. El pago de comisiones y mordidas fue en detrimento del diseño y la calidad de la obra. Hubo graves problemas con la tubería de enfriamiento, que estaba a cargo de Protesa, empresa asociada a Duro Felguera”, explica Julio Montoya, el diputado venezolano que dirige las investigaciones y que denunció a la constructora española ante la Fiscalía Anticorrupción.

“Si medimos el coste por kilovatio generado, la planta tiene un sobrecoste del 400% en relación con las plantas de similares condiciones en otras partes del mundo. Pero los sobrecostes alcanzaron el 2.000% en algunas áreas del proyecto”, agrega el diputado Montoya.

El gobierno de Hugo Chávez entregó unos 40.000 millones de dólares en contratos a constructoras y compañías eléctricas para paliar el déficit energético que sufre el país. Debido a una supuesta situación de emergencia eléctrica, el gobierno entregó los contratos a dedo y sin ningún tipo de licitación ni concurso público.

Ahora, tanto el parlamento venezolano, en manos de la oposición, como la Fiscalía, gestionada por altos jerarcas del gobierno de Nicolás Maduro, parecen avanzar en las investigaciones para procesar a los beneficiados por los contratos millonarios durante la era de Hugo Chávez y que actualmente están enfrentados con la cúpula madurista.

Sobreprecio y mala construcción
La empresa española no cumplió ni los plazos de entrega ni las calidades prometidas en su proyecto, según concluyen los informes parlamentarios que también han sido trasladados a la fiscalía venezolana.

Hasta ahora las denuncias de la oposición venezolana sobre los sobornos de las empresas extranjeras habían sido paralizadas por la fiscalía pero los enfrentamientos entre grupos del poder chavista ha abierto las puertas a investigar a los beneficiados del mayor caso de corrupción de los últimos años en Venezuela.

Más investigaciones
El parlamento venezolano, a través de los diputados opositores, también ha instado a la Fiscalía Anticorrupción en España a investigar los fondos de empresarios venezolanos que firmaron estos contratos.

Uno de los destacados, Alejandro Betancourt, con numerosas propiedades en España, ha inyectado dinero en empresas españolas como Hawkers y Job&Talent y participa en como accionista en el Banco de Dakar, donde comparte capital con los Albertos, condenados por corrupción en España por el caso Urbanor.

Fuente: Con información de David Placer - https://www.economiadigital.es - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...