domingo, 10 de diciembre de 2017

Rafael Ramírez: Sigo convencido en “alertar los peligros” que confronta la revolución

El expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, reafirmó este domingo su “lealtad” a los ideales chavistas, en el marco de su reciente destitución como embajador ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
En un artículo de opinión publicado por Panorama, hizo una reseña de su desarrollo político desde su juventud hacia la adultez en un ambiente siempre con tendencia izquierdista y socialista. “En mi hogar, crecimos rodeados de heroísmo, amor y combate: mi padre guerrillero, con su temple trujillano y mi madre con su pasión por las ideas y su dulce fervor margariteño. Mi hogar fue el crisol de mis convicciones políticas y de mi formación como ser humano”, detalló Ramírez.

“El país estaba sumido en la vorágine de un sistema profundamente entreguista y corrupto (…) que fue entregando nuestros recursos naturales, nuestras riquezas y condenando a nuestro pueblo a un proceso brutal de empobrecimiento y marginación de todos los aspectos económicos, sociales, y culturales. La juventud de hoy ni tiene idea de lo que significó la Cuarta República en términos de destrucción y entrega de nuestra patria”, expresó.

Aseguró que durante la vida política en Venezuela antes de Chávez, los “revolucionarios” estaban en una absoluta minoría, “resistiendo cada uno a su manera, haciendo trabajo político en difíciles condiciones, desarticulados, sin dirección, sin plan”. Según Ramírez, fue entonces el 4 de febrero y el “por ahora” de Chávez, cuando se convocó a los militantes de izquierda.

Una vez Hugo Chávez asumió el poder en el año 1999, añadió que su desempeño frente a la administración de los recursos naturales del país inició inmediatamente en septiembre del año 2000, cuando fue nombrado Presidente fundador del Ente Nacional de Gas, organismo regulador del sector. Dos años después, el 17 de julio de 2002, lo nombraron Ministro de Energía y Minas; y en el 2004 Presidente de Pdvsa.

“Es curioso que el Comandante tomara esta decisión a pesar de los celos que él sabía generaba en algunos compañeros. Nunca le pedí al Comandante ninguna posición, ni cargo político. Nunca he tenido ni plan propio ni grupos, mi plan era y es junto a Chávez”, explicó.

Asimismo, Ramírez manifestó que su salida del cargo de Embajador no resultó “fácil”, y consideró además que estuvo directamente vinculado a opiniones políticas y advertencias económicas que hizo por la vía de sus artículos. Sin embargo, agregó que sigue “convencido” de que es su “responsabilidad y lealtad a Chávez alertar de los peligros que confronta nuestra revolución”.

“Yo reitero mi respeto por el Presidente de la República y por todos mis compañeros de tantas luchas y tanto tiempo al lado del Comandante pero también exijo respeto a mis posiciones y que las mismas sean asumidas como la voz de un revolucionario que tiene muchas cosas que decir”, concluyó.

Para leer el artículo completo, haga click aquí.

Fuente: Con información de http://sumarium.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...