Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

viernes, 1 de diciembre de 2017

Nervis Villalobos acusado de recibir sobornos millonarios en Suiza

No corren tiempos felices para los funcionarios y empresarios venezolanos que se han enriquecido ilícitamente al calor de la revolución bolivariana que inició Hugo Chávez en 1998. Especialmente para aquellos que han amasado ingentes fortunas gracias a supuestas tramas de corrupción urdidas en torno al sector energético, beneficiándose de contratos irregulares con Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) y otras compañías públicas como Corpoelec, de acuerdo con el diario español El Confidencial.
Un auto de la Audiencia Nacional describe cómo uno de los exdirigentes detenidos en Madrid en octubre, Nervis Villalobos, recibió supuestamente más de 27 millones de dólares en una cuenta en Suiza procedentes de esas redes de corrupción.
En ese contexto de zozobra para los exdirigentes, Nicolás Maduro expresó públicamente la semana pasada: “Desde hace un tiempo para acá he venido trabajando personalmente en un plan para una transformación revolucionaria de PDVSA”. Añadió el actual presidente de Venezuela: “Asumo la responsabilidad plena de esa transformación revolucionaria y de los pasos que vamos a dar contra la corrupción, contra el bandidaje, para limpiar a PDVSA”.
Desde hace unas semanas, los acontecimientos judiciales y políticos van en esa dirección. El jueves pasado, el anterior presidente de la petrolera estatal, Rafael Ramírez, fue destituido como representante de su país ante Naciones Unidas en Nueva York. Ese mismo día, el fiscal general, Tarek Williams Saab, comunicó la detención en Caracas del exministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio Del Pino, y del también expresidente de PDVSA, Nelson Martínez, por una trama de corrupción en el sector de los hidrocarburos.


Asimismo, el pasado 15 de noviembre, un tribunal de Nueva York declaró culpables a dos empresarios venezolanos, Luis Díaz y Luis Javier Díaz, por blanquear 105 millones de dólares de la corrupción en el sector energético venezolano a través de la empresa Miami Equipment & Export. Los Díaz, padre e hijo, habrían triangulado el dinero entre Venezuela y Estados Unidos para transferirlo limpio hasta cuentas abiertas en países como Suiza. Entre los beneficiarios de ese blanqueo de capitales estarían el hermano de Rafael Ramírez, Fidel, y Nervis Villalobos, director general de Energía del Ministerio de Energía y Minas de Venezuela y viceministro de Energía Eléctrica entre 2001 y 2006.

Un auto revelador
Precisamente Villalobos fue arrestado en Madrid a finales de octubre por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil por supuesto blanqueo de capitales junto a Luis Carlos de León, César Rincón Godoy y Rafael Reiter. Todos ellos habían ocupado cargos públicos en instituciones y compañías estatales de su país vinculadas al sector energético. La orden de arresto tuvo su origen en un requerimiento del Departamento de Justicia de Estados Unidos por una investigación que se lleva a cabo en la ciudad tejana de Houston. Seguidamente, fueron puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

El diario El Confidencial de España  ha tenido acceso en exclusiva al auto de detención de Nervis Villalobos (Maracaibo, 1967), que, según diversas fuentes consultadas, fue uno de los cerebros de las tramas de corrupción que facilitaron que los llamados ‘boliburgueses’ y ‘bolichicos’ amasaran grandes fortunas mediante supuestos negocios ilícitos. En el escrito judicial se describe un esquema de negocio muy sencillo: empresarios afincados en Estados Unidos ofrecieron sobornos de millones de dólares a los altos ejecutivos de las compañías estatales venezolanas para asegurarse la concesión de obras en el sector de la construcción de plantas de energía. Villalobos, según el documento judicial, era miembro del “equipo administrativo” que solicitó a los contratistas de PDVSA “sobornos y mordidas a cambio de proporcionar asistencia a esos vendedores”.
Villalobos era la firma autorizada de una cuenta en Suiza a la que Rincón y Shiera transfirieron más de 27 millones de dólares
Entre esos “vendedores” están Roberto Rincón y Abraham Shiera, quienes ya se declararon culpables de la conspiración en junio de 2016 ante un tribunal de Houston. Estos usaron “a Villalobos y a uno de sus cómplices como intermediarios para comunicarse con los funcionarios de PDVSA”, según reza el auto de la Audiencia Nacional. En septiembre de 2011, Shiera le envió un mensaje a Villalobos en el que se leía: “La institución no aceptó el palo [dinero]. Me están preguntando por facturas y órdenes de compra”. Unas semanas más tarde, Villalobos contestó: “No olvides hablar con administrador, es vital que el flujo llegue en diciembre”. A lo que Shiera replicó: “Me acaba de confirmar que lo tendrás antes de este viernes”.
El auto describe cómo Villalobos y sus cómplices urdieron una red internacional de empresas, intermediarios y cuentas bancarias para blanquear el dinero procedente de los sobornos. El mismo Villalobos era el firmante autorizado de una cuenta en Suiza a la que Rincón y Shiera transfirieron más de 27 millones de dólares. “Por ejemplo, el 26 de octubre de 2011, Villalobos causó la transferencia de $515.513,20 de una compañía controlada por Rincón a la Cuenta Suiza 1”, recoge literalmente el escrito del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.
Nervis Villalobos y los otros tres detenidos en Madrid están en prisión provisional a la espera de su posible extradición a Estados Unidos por el delito de conspiración para cometer blanqueo de dinero y por violar la ley sobre prácticas corruptas en el extranjero.

Fuente: Con información de MARCOS GARCÍA REY - ÁNGEL VILLARINO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...