lunes, 11 de diciembre de 2017

Bariven y Citgo compraron repuestos con sobreprecio

Si usted ha esperado dos o más horas para abastecer su carro de gasolina, si ha estado más de una hora en una cola para comprar una bombona de gas, o si tiene su vehículo estacionado en casa por falta de aceite lubricante, usted está sufriendo las consecuencias del manejo inadecuado del Centro Refinador Paraguaná (CRP), responsable de la producción de las refinerías Amuay y Punta Cardón, cuya capacidad productiva (956 MBD), representa 74 % de la capacidad instalada en Venezuela.
Desde octubre de 2016, de acuerdo con un informe de auditoría de Pdvsa, 451 equipos del CRP están paralizados por fallas en las procuras y retardos en las entregas de repuestos, que han sido adquiridos con sobreprecio, a través de un convenio con Citgo, de acuerdo con un reportaje de Johanna Osorio y César Batiz en El Pitazo

Según el informe al que tuvo acceso El Pitazo, producto de un estudio entre enero de 2013 y junio de 2016, Pdvsa Bariven S.A. —filial de la estatal a la que pertenece CRP— estableció en 2014 un fondo revolvente con Citgo —filial estadounidense de Pdvsa, dirigida entonces por Nelson Martínez— para la procura de los equipos rotativos necesarios para garantizar la continuidad operacional de Amuay y Cardón. El convenio consiste en reservar un porcentaje de la factura de los cargamentos de crudo enviados mensualmente a Citgo, y con este dinero adquirir y enviar a Venezuela los materiales importados.

En un instructivo interno, con fecha de septiembre de 2013, se estableció el procedimiento para la nacionalización, guarda y custodia por parte de Bariven, de los materiales adquiridos a través de convenio fondo revolvente.

El flujograma establece que, de acuerdo con la petición de material de la Gerencia de CRP a Pdvsa, Citgo es responsable de contratar a las empresas proveedoras de los repuestos requeridos y a las empresas de transporte que trasladarán el pedido a Venezuela, donde Bariven se encarga de la gestión aduanal y la recepción y almacenaje del material.

El documento plantea también el proceso de verificación de soportes según cada escenario, para el registro del ingreso de material en el sistema SAP —plataforma que documenta cada proceso vinculado al inventario de la empresa—. Todo el proceso debe ser supervisado por el departamento de finanzas del Centro Refinador Paraguaná y los auditores de CRP y Bariven.

El fondo surgió como mecanismo emergente para solventar las dificultades de abastecimiento de la industria petrolera, provocadas por la desconfianza de los proveedores internacionales hacia la estatal venezolana, consecuencia del imcumpliento de Pdvsa Bariven en los pagos de repuestos, que según la auditoría exceden los 500 días.

Pero en lugar de solucionar la deficiencia de repuestos, el fondo revolvente se transformó en una vía “legal” y discreta para presupuestar y adquirir con sobreprecio repuestos para equipos rotativos por costos que superan su precio regular, según un histórico de compras de Pdvsa y la validación de fuentes consultadas por El Pitazo.

De acuerdo con lo expuesto por la ley, la Gerencia Regional de Procura Paraguaná, perteneciente a la filial de Pdvsa Bariven S.A. —y que se ocupa de la adquisición de materiales y equipos y la administración de inventarios de materiales para PDVSA CRP— debe velar por el adecuado proceder en la procura de inventario realizada a través del convenio con Citgo.

Esto no ocurre. Citgo, con total discrecionalidad, subcontrata a terceros para la gestión de procura, y emite una carta donde se compromete a pagar, afirman fuentes a El Pitazo. Este proceso de oferta no queda registrado en el programa SAP, situación justificada por la sede de la filial: Estados Unidos, y no Venezuela, donde es obligatorio el registro de todo el procedimiento.

Sin registro de las empresas vinculadas al proceso, Citgo puede adquirir repuestos a precios imposibles de verificar, debido a la falta de catálogos que sí ofrecen los proveedores exclusivos. No obstante, la sobrefacturación no data sólo desde la creación del fondo revolvente. La auditoría detectó también que en inventario existen rodamientos facturados en 1.562 dólares (deteriorados por almacenamiento inadecuado); el mismo modelo de rodamientos había sido adquirido en 2013 por 5.069 dólares a través de empresas de maletín.

Aunque se desconocen las empresas “multiportafolio” vinculadas a Citgo para las procuras estipuladas por el fondo revolvente, diversas investigaciones señalan que los encargados de muchas de ellas tienen relación con los supervisores de compras de Citgo.(PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Johanna Osorio - César Batiz - https://elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...