Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

miércoles, 8 de noviembre de 2017

La compleja situación de Pdvsa luego de que Moody's rebajara su calificación

La situación financiera de Venezuela se complica. Luego de que el presidente Nicolás Maduro ordenara una reestructuración de la deuda externa, la agencia de calificación financiera Moody's rebajó el lunes la nota crediticia de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La nota bajó a CA —operaciones de deuda altamente especulativas con señales de posible default— de CAA3 —riesgo crediticio—. La agencia alegó que Venezuela incumplió el pago del pasado 2 de noviembre, cuando debía abonar mil 169 millones de dólares en capital por bonos 2017.

En lo que resta del año, el país petrolero deberá cancelar entre mil 400 y mil 800 millones de dólares de intereses de deuda de la República y de PDVSA. A eso se le suman deudas pendientes que debió pagar en octubre y tienen un período de gracia de 30 días.

En este contexto de "incumplimiento", la próxima calificación que podría recibir Venezuela es "D" (default) o "SD" (selective default). Esto va a depender de si deja de pagar todos los bonos —o algunos—, o si asume los intereses, pero no cumple con otras cláusulas.

Frente a este complejo panorama, una reestructuración comprensiva requeriría un minucioso estudio de las capacidades de Venezuela de obtener dólares.

Los últimos datos publicados de PDVSA corresponden a 2016, año en el que la petrolera facturó 42 mil millones de dólares. Sin embargo, la empresa —ni el gobierno— detalla cuántos dólares quedaron después del ejercicio.

Teniendo en cuenta la ineficaz operatividad de la compañía, si el costo de extracción promedio hoy en día llegara a 20 mil millones, le quedaría la mitad. Esos 20 mil millones restantes serían la suma que hay para comprar importaciones y pagar intereses en dólares.

La mayor parte de ese monto se destina a comprar alimentos. Entonces, quedarían, aproximadamente, 5 mil millones de dólares para pagar intereses. A una tasa anual del 3% (la misma que le pusieron a la deuda reestructurada griega), eso supondría 167 mil millones de deuda sin amortizaciones.

No obstante, a un país como Venezuela, con una alarmante situación económica y financiera, no se le permitiría poner un cupón de reestructuración tan bajo como ese. Por ese motivo, si la tasa llegara a ser del 5 %, el país podría contraer una deuda de 100 mil millones, lo que implicaría una quita de la deuda actual cercana al 33 por ciento.

Lo cierto es que resulta toda una odisea realizar una evaluación o un análisis de la situación financiera de Venezuela, dado que los únicos que manejan la información oficial del rendimiento de PDVSA y de todo el aparato estatal son funcionarios del Gobierno.

Fuente: Con información de Agencias - http://www.laverdad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...