Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Los venezolanos detenidos en España participaron en contrataciones de obras eléctricas

Entre el jueves 26 y la mañana del viernes 27 de octubre, la policía española detuvo a cuatro exfuncionarios venezolanos que vivían en ese país y que son solicitados por la Fiscalía de Houston por una investigación de lavado de dinero. Todos ellos tienen dos aspectos en común más allá de la nacionalidad: formaban parte del entorno cercano del expresidente de Pdvsa y ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, hoy embajador de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y además participaron en los procesos de compra y contratación de equipos y obras durante la crisis eléctrica de 2009-2010.
Otro involucrado en la orden de detención de EE. UU. es el expresidente de la Electricidad de Caracas (EDC) y exviceministro de Servicio Eléctrico, Javier Alvarado, quien para el momento del procedimiento policial no se hallaba en España.

El retraso y denuncias de irregularidades en la contratación del proyecto de la central hidroeléctrica La Vueltosa, entre el estado Táchira y Mérida, marcó en 2006 el final de Nervis Villalobos como funcionario público. El presidente Hugo Chávez se encargó de despedir a quien en ese momento era el viceministro de Energía Eléctrica y presidente de Cadafe. Luego de esa ocasión más nunca pudo ocupar una cartera del algún ministerio o ente público, aunque permaneció al lado de Ramírez como su asesor. También dio asistencia muy cercana a empresas del sector eléctrico, como Derwick, Ovarb y Duro Felguera.

En mayo de 2007, cuando Pdvsa forzó a AES Corporation a vender la Electricidad de Caracas, el nombre de Villalobos sonó como futuro presidente de la centenaria compañía de servicio; pero al final, Ramírez nombró a quien para ese momento era presidente de Intevep, Javier Alvarado. Sin embargo, recuerdan dos fuentes independientes que era público y notorio que Villalobos participaba en la junta directiva de la empresa por ser el asesor del presidente de la estatal petrolera.

Entre 2008 y 2009, la Electricidad de Caracas abrió el proceso para contratar la construcción de la planta termoeléctrica El Sitio, en los Valles del Tuy. De acuerdo con la investigación que se adelanta en España, a Villalobos se le abrió un proceso por lavado de dinero, que comenzó por el depósito de 46 millones de euros en el Banco Privado de Andorra debido a una asesoría oral que dio a la empresa Duro Felguera para la contratación de El Sitio. El contrato se firmó entre los españoles y la Electricidad de Caracas, presidida entonces por Alvarado, por más de 2.000 millones.

Ya para mediados de 2009, Villalobos, quien registró una empresa de consultoría llamada Ingespre, también asesoraba empresas contratistas que vendieron equipos y contrataron obras con Pdvsa, como Derwick y Ovarb. La primera compañía, presidida por Leopoldo Alejandro Betancourt, la investiga actualmente la Fiscalía de Nueva York, mientras que la segunda es propiedad de Roberto Rincón, quien espera sentencia en un tribunal de Houston por lavado y soborno.

En 2013, Villalobos, en entrevista con el periodista canadiense Steven Bodzin, aseguró que conocía muy bien a la empresa Derwick; incluso expresó que pudiera ser que hubiera volado en el mismo avión que los dueños de esa compañía porque alquilaba muchas aeronaves. “Villalobos dijo que su trabajo generalmente consiste en estudios de factibilidad y otros trabajos de consultoría en la industria eléctrica venezolana”. Pero desde 2015 la historia de la justicia española es otra.

El exviceministro no solo enfrenta las denuncias en EE. UU. y España, sino que también forma parte de una investigación que se realiza al anteriormente llamado Banco Spirito Santo, que ahora se conoce como Novo Banco, supuesto vehículo de legitimación de capitales de dinero proveniente de la corrupción venezolana.

El vicepresidente de Asuntos Legales y de Finanzas
Otro de los detenidos por la policía española es Luis Carlos De León Pérez, un abogado que laboraba en Pdvsa, específicamente en Intevep, según su registro en el Seguro Social, cuando Javier Alvarado era presidente de esta filial de la estatal petrolera.

Cuando Alvarado fue designado presidente de la Electricidad de Caracas por Ramírez, se llevó consigo a su gente de confianza. En 2007, con solo 31 años, De León Pérez fue designado vicepresidente de Asuntos Legales de la Electricidad de Caracas, en sustitución de Arminio Borjas, como se evidencia en documentos de la época.

Solo un año después, debido a que fue despedido el vicepresidente de Finanzas de la Electricidad de Caracas, Antonio Simancas, Alvarado le dio ese cargo a De León. Desde entonces pasó a ocupar las dos vicepresidencias.

Como el hombre de las leyes y de las finanzas de la EDC, empresa que estaba en el tránsito de convertirse en Corpoelec, le correspondió firmar los primeros contratos de proyectos eléctricos con la empresa Derwick, tal como lo muestra un contrato publicado por el bloguero venezolano Alek Boyd, radicado en Londres.

Cuando Javier Alvarado es destituido como presidente de la Electricidad de Caracas y viceministro del Sector Eléctrico, De León Pérez deja de ejercer las dos posiciones. Poco tiempo después, el abogado clase media, que vivía en un apartamento en San Bernardino, se mudó a Madrid junto a su esposa e hijo. Desde entonces, su nombre poco figuró en las redes sociales y páginas web, hasta este jueves 26 de octubre, cuando lo detuvo la policía española.

El hombre de la seguridad
Rafael Reiter, gerente de Protección Control y Pérdida (PCP) de Pdvsa, era el jefe de los guardaespaldas de Ramírez y responsable de toda la seguridad de la estatal petrolera, aun antes de cumplir los 30 años. Llegó incluso a ser condecorado por el director de Sebin, Miguel Rodríguez Torres, por su servicio a la revolución.

Tal era la confianza que le tenían que, de acuerdo con el testimonio que dio Franklin Durán, uno de los involucrados en el caso Guido Antonini Wilson, en un tribunal en Miami, fue Reiter quien llevó la maleta con 800.000 dólares al avión que voló a Argentina con el objetivo de llevar dinero, enviado por Pdvsa, a los Kirchner.

Una fuente de Bariven comenta que Reiter revisaba todas las empresas preseleccionadas en los procesos de contratación de compras internacionales. Comenta el extrabajador que la versión oficial era que velaban porque el empresario no hubiera firmado en la solicitud de referendo revocatorio contra el presidente Hugo Chávez en 2004, índice conocido más tarde como lista Tascón. La información extraoficial indica que el jefe de seguridad trataba de que las compañías seleccionadas fueran la de los amigos, aquellos que pagaban comisión, como Roberto Rincón.

Aunque el gerente de PCP no tenía relación directa con las contrataciones, dentro de la industria se conocía su inclinación a presionar al personal de compras para favorecer a las empresas amigas.

Cuando Rafael Ramírez dejó la Presidencia de Pdvsa a finales de 2014, Reiter salió del cargo que ocupaba, desde entonces, una larga lista de historias se cuentan dentro del edificio sede de la estatal petrolera en La Campiña, pero sin que haya evidencias que lo confirmen, más allá de testimonios de fuentes que no quieren revelar su nombre.

El abogado y psicólogo de Bariven
César David Rincón Godoy ingresó a Pdvsa como abogado y psicólogo, lo que lo llevó a ocupar cargos en la gerencia de Recursos Humanos de Pdvsa y de la misma Bariven. En los últimos años estuvo como representante de las compras de bienes y servicios de Pdvsa Gas ante Bariven. Su jefe era Antón Castillo, vicepresidente de esa filial.

Cuando llega Javier Alvarado a Bariven en 2011, accede al cargo de director. Para ese momento, Rincón Godoy era el que manejaba la conformación de los paneles, grupos de empresas entre quienes se definen las compañías que serán contratadas, algunas de ellas sin las condiciones adecuadas para contratar con la estatal petrolera. También, algunos contratistas lo señalan de bloquear compañías para ejercer presión.

En el caso de la emergencia eléctrica, aunque no era director al momento de la adjudicación directa de la adquisición de generadores eléctricos, entre diciembre de 2009 y febrero de 2010, sí tenía la cualidad de recomendar empresas. Además, se encargó después de velar por el pago a las compañías involucradas, entre ellas Derwicck, Ovarb y KCT Cumaná, dijo otra fuente consultada.

Rincón Godoy, al igual que Villalobos y De León fueron presentados en el tribunal. Solo falta Reiner. Será en esa instancia donde se decida la extradición o la libertad de los detenidos por la policía española. También se pudiera conocer, entonces, con qué caso se les involucra. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de César Batiz - https://elpitazo.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...