Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

miércoles, 25 de octubre de 2017

Las cuestionadas “jugadas” políticas de Acción Democrática

A lo largo de sus 76 años de existencia, el partido Acción Democrática (AD) ha sido protagonista de una variopinta colección de momentos que ha definido su carácter político. La subordinación de cuatro de sus gobernadores recién electos ante la Asamblea Nacional Constituyente, cuestionada antes por ellos mismos, se unió a ese listado.

“AD nació para hacer historia”. Esta frase pronunciada por Rómulo Betancourt el 13 de septiembre de 1941, en el célebre mitin en el Nuevo Circo de Caracas que dio origen a la tolda blanca, no ha dejado de ser cierta y son muchos los aspectos que, para bien o para mal, han corrido junto con el paso de esta organización en las transformación de la vida democrática de Venezuela.

La juramentación el lunes 23 de octubre de Laidy Gómez, Antonio Barreto Sira, Ramón Guevara y Alfredo Díaz ha puesto al partido de nuevo en el ojo del huracán, pues hay quienes aseguran que esa acción fracturó la unidad opositora y son pocos los que, hasta los momentos, se atreven a defender o justificar la decisión.

El historiador Elías Pino Iturrieta observa esta situación como parte de lo que describe como el ocaso de un ciclo histórico, protagonizado principalmente por el partido de Gobierno, en el que a manera de “sobrevivencia” se quieren plegar otras tendencias.

“Estamos contemplando la posibilidad de la clausura de un proceso histórico, y cuando ocurren hechos como este cierre, las fuerzas agotadas o en declive se juntan para buscar sobrevivencia. ¿Que quiénes son esas fuerzas en declive? Pues AD, el partido dominante desde 1958, que entra en el tobogán que lo va a sacar del teatro y la llamada revolución bolivariana, que también está en el borde del precipicio. Ante a esa situación agónica, se juntan para hacer causa común“, comentó en entrevista con Caraota Digital.

Sobrevivir políticamente en un país como Venezuela es difícil, y esas jugadas “suicidas” de factores como AD no significan más que un intento de conservar el liderazgo entre sus adeptos más fieles, aun cuando el resto del país lo perciba como una traición y el partido más antiguo del país corra el riesgo de ser sepultado por la historia, añadió el historiador.

“Esto es el corolario de la actual Acción Democrática, el que fuera un gran partido. Las fuerzas del llamado ‘madurismo’, igualmente, son el corolario de lo que pudo ser un proceso de transformación durante la administración de Hugo Chávez. Ambos se unen y resuelven vivir en el mismo domicilio, vivir en la misma casa, ante el temor de que la gente harta, desencantada, muerta de hambre y alejada de la salud física o mental, les de una patada histórica. Los que se juramentaron lo hacen como parte de una procesión que quiere detener su camino al cementerio y los juramentadores están en el mismo empeño: llevarnos a un teatro para verse fuertes, que los veamos vivos. Pero los dos elementos son débiles y están llamados a la muerte histórica “, sentenció. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Manuel Tomillo C. - http://www.caraotadigital.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...