Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

miércoles, 11 de octubre de 2017

Empresa maletín recibió 35 millones de dólares preferenciales para importar trigo

La Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) compró a una empresa registrada en Madeira, Portugal, sin experiencia en la comercialización de alimentos, 90.000 toneladas de trigo durum. La dirección que Inglewood, la compañía madeirense, declaró en el contrato con Corpovex no corresponde a sus oficinas.
“Los miembros del régimen y sus aliados dirigen contratos gubernamentales a sus empresas asociadas para importar bienes y obtener la aprobación de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) para que las empresas con domicilio en el extranjero participen en la actividad de importación. Tanto los importadores como los funcionarios del gobierno receptor suelen desviar una parte de la mercancía hacia el mercado negro, donde las ganancias son mayores”, advierte en un informe la Red para el Control de Crímenes Financieros (FinCEN), adscrita al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, de acuerdo con un reportaje de El Pitazo.

El documento, publicado en septiembre de este año en la página web del FinCEN, advierte a entidades bancarias en jurisdicción estadounidense sobre las prácticas opacas y corruptas identificadas en transacciones ejecutadas por empresas de maletín en negociaciones directas con el Estado venezolano para la importación de alimentos y otros bienes básicos.

El informe de la FinCEN, publicado con el objetivo de alertar a las instituciones financieras sobre corrupción pública en Venezuela y los métodos que las figuras políticas pueden usar para mover y esconder la corrupción, advierte como señal de alarma a las “transacciones que involucran contratos del gobierno venezolano dirigidos a empresas que operan en una línea de negocios no relacionada”.

Inglewood Sociedade de Servicios Internacionais, LDA (Zona Franca de Madeira) en 2016 recibió USD 35.000.000 por la importación de 90.000 toneladas métricas de trigo durum, materia prima para la elaboración de la pasta alimenticia, de acuerdo con un contrato de esta empresa con la estatal Corpovex que revisó El Pitazo.

La razón social de Inglewood no comprende la comercialización de alimentos y la dirección que declaró en el contrato con la empresa estatal —avenida Veracruz de Las Mercedes— no es posible hallar sus oficinas o domicilio fiscal. Sin embargo, de acuerdo con la investigación realizada por El Pitazo, estos hechos no son la única irregularidad. Tanto a Inglewood, como a Corpovex, y la negociación entre ambas empresas las arropa un velo que esconde los detalles de una transacción que involucra a funcionarios y una empresa constituida offshore por venezolanos sin experiencia en la importación de trigo. El monto del contrato alcanzaría para abastecer la red de distribución de trigo para pasta alimenticia durante un mes y medio.

La negociación
El contrato establece que Corpovex compra por cuenta y a orden de la Corporación de Abastecimiento y Servicio Agrícola (La Casa). No obstante, Inglewood subcontrató a Comercializadora Columbia, una compañía mexicana, que fue finalmente la que vendió el trigo al Estado venezolano, según advierte un empleado, quien decidió reservar su identidad, del aparente dueño de Inglewood: Fernando Martinez Sucre.

La búsqueda de las importaciones de trigo a Venezuela realizada por El Pitazo, con el apoyo de bases de datos especializadas, dio como resultado que la Comercializadora Columbia no ha importado a Venezuela trigo durum en el año 2016. De acuerdo con la información que suministró Import Genius, una empresa que revela las actividades comerciales de exportadores e importadores a nivel mundial, la firma mexicana solo ha vendido maíz al gobierno venezolano. Al intentar verificar las importaciones de Inglewood, se halló que Portugal no ofrece los datos de sus importaciones y exportaciones, informó Import Genius.

Inglewood es representada en el contrato por José Gregorio Guerrero Torres, quien además tiene su oficina en el mismo domicilio declarado por Inglewood en el contrato, que es desde donde también despacha el abogado de 44 años Fernando Martinez Sucre. Guerrero es tío del yerno del general retirado Luis Felipe Acosta Carlez, ex gobernador de Carabobo por el Psuv y recordado por los venezolanos tras eructar frente a las cámaras de televisión al ser cuestionado por reporteros, mientras allanaba una sede de la Coca-Cola en 2003 cuando se desempeñaba como comandante de la Guarnición de la Guardia Nacional en Carabobo.

Cipriana Ramos, presidente de Consecomercio en el estado Vargas, aclara que la triangulación en las negociaciones con el Estado venezolano no pueden definirse como un vicio, pues no constituyen ningún hecho ilegal. Pero advierte que este tipo de práctica encarece la compra de los productos a los que accede el Estado.

“Los informes públicos indican que el uso de terceros, o corredores, para tratar con entidades gubernamentales es común en Venezuela y es una fuente significativa de riesgo. Los corredores, en particular cuando están en connivencia con funcionarios gubernamentales corruptos, pueden facilitar las transacciones en el extranjero de una manera que elude los controles monetarios y enmascara los pagos de las empresas estatales”, advierte otra de las banderas rojas de la FinCEN.

El pago de Corpovex a Inglewood, según el contrato, fue de USD 35 millones a un cambio preferencial de Bs. 10 por dólar, pagado a través de Novo Banco, antes denominado Banco Espírito Santo (BES). El BES se declaró en quiebra en julio de 2014, después de que una auditoría realizada cuatros meses antes denunciara irregularidades. Tras su quiebra ha desencadenado investigaciones en contra de varios de sus ejecutivos, entre ellos su ex director João Alexander Silva, por corrupción y blanqueo de dinero.

Asimismo, se investiga al BES por el desvío de seis millardos de dólares de PDVSA que fueron a parar en cuentas de directivos del Ministerio de Energía y Petróleo. El ya extinto banco portugués fungió como puente del dinero que fluía desde la estatal petrolera a otros bancos a nivel mundial.

Las relaciones del BES con Venezuela no se limitan a PDVSA. También negoció con el Gobierno, en el marco de acuerdos bilaterales entre Portugal y Venezuela. Incluso, en el 2016 el Gobierno venezolano pidió a la autoridades portuguesas la retribución de 297 millones de euros invertidos por el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) y el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), de acuerdo con una noticia del diario portugués Sábado publicada en mayo de 2015. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Grisha Vera - https://elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...