Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

lunes, 28 de agosto de 2017

El crítico escenario tras la imposición de sanciones de EE.UU. a Pdvsa

La decisión Donald Trump de cerrar completamente la posibilidad de que el Gobierno de Nicolás Maduro consiga financiamiento fresco en el mercado estadounidense colocó a Venezuela en una encrucijada: honra los pagos de deuda de finales de año y evita el default o importa alimentos y materias primas para tratar de impedir que se profundice aún más la crisis económica y social.

Todo parece indicar que Venezuela, que no tiene posibilidades de refinanciar su deuda, optará por pagarla y profundizar más la crisis interna que se refleja en escasez de alimentos y medicinas y una inflación que luce indetenible y que según las más recientes cifras del Fondo Monetario Internacional cerrará el año por encima de 1.000%. Entre octubre y noviembre Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la República de Venezuela deben cancelar $3.500 millones por concepto de deuda, publicó el Diario de las Américas.

El país cuenta con $9.855 millones en Reservas Internacionales –el nivel más bajo en 15 años– de los que, según los expertos, solo puede usar $700 millones, pues el resto corresponde a barras de oro y colocaciones de bonos en el Fondo Monetario Internacional. En 2004 la deuda externa total de Venezuela se ubicaba $24.000 cifra que en 2016 cerró en $103.700 millones. Este monto incluye las emisiones de bonos del Gobierno y Pdvsa, así como los financiamientos con China.

Torino Capital en su informe acerca de la orden ejecutiva del gobierno de EEUU advierte que “si bien estas acciones seguramente aumentarán la presión financiera sobre Venezuela y reducirán su capacidad para cumplir con las obligaciones de deuda, pueden irónicamente hacer que un incumplimiento sea menos probable”. Una de las consecuencias de las sanciones es que impide a Venezuela cualquier reestructuración de deuda, pues los tenedores americanos están imposibilitados de recibir nuevos papeles.

El año pasado la petrolera estatal hizo un canje de deuda que le dio un respiro de corto plazo a sus finanzas. . Explica la firma de inversión basada en Nueva York que “al aumentar los impedimentos para una reestructuración ordenada de la deuda, (las sanciones) obligan al país a elegir exclusivamente entre un incumplimiento desordenado o continuar prestando servicios a la deuda”.

En esto coincide el economista y director de Econoanalítica, Asdrúbal Oliveros, quien cree que es muy probable que el gobierno descarte la posibilidad de caer en situación de impago y prefiera recortar aun más las importaciones que vienen de una contracción de 24% en el primer semestre y de una baja de 52% el año pasado, cifra reconocida por Nicolás Maduro. China y Rusia, los socios de los que ha echado mano Venezuela más recientemente, podrían no responder con la velocidad que la República requiere.

Asdrúbal Oliveros advierte que la crisis interna que se avecina en los próximos meses no tiene precedentes. Un recorte de 50% de las importaciones pondría a Venezuela en niveles de escasez de alimento y medicinas inéditos en el país. Explica el economista que el gobierno para pagar necesita obtener fondos por más $3.000 millones y mantener importaciones de entre $7.000 y $7.700 millones los últimos seis meses del año.

Fuente: Con información de http://elcooperante.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...