Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

martes, 25 de julio de 2017

Qué negociar en Venezuela: los temas sobre la mesa para Zapatero, Maduro y la oposición

El avispero de la oposición venezolana y sus seguidores se ha revuelto. El ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero volvió a reunirse este lunes con Leopoldo López en su casa, donde cumple arresto domiciliario. Horas después, distintas personalidades de la Mesa de la Unidad pasaban por el mismo lugar. Zapatero ha abogado por el diálogo para solucionar la crisis política que atraviesa el país, pero desde la Unidad, y hasta hace bien poco, no se le ha visto como un interlocutor válido por su tibieza, que se ha llegado a confundir con simpatía por el chavismo, de acuerdo con el diario El Confidencial de España. Por ello, este encuentro ha generado suspicacias y levantado ampollas. Pero a unos días de que se celebre la votación para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, donde solo hay candidatos a favor del chavismo, uno de los terrenos donde se juega es el de la negociación. ¿Qué temas se pondrían en la mesa?

Sin duda, la principal petición en este momento de la oposición es que se frene la Constituyente. Aunque también, cada vez más, surgen voces desde el chavismo que creen que es un error. De las últimas, Hugo Carvajal, conocido como “el pollo Carvajal”, ex jefe de contrainteligencia militar y una de las figuras más cercanas a Hugo Chávez. En una reciente entrevista con EFE dijo que la Constituyente no resolverá los problemas del país. “Cuando veo que la oposición no está allí, entonces, yo digo, no hay posibilidades de negociar nada, qué vas a negociar allí si es una sola parte la que está adelantando el proceso”, contestó a la agencia.

La Constituyente parece perjudicar tanto al Gobierno como a la oposición. El primero podría perder su legitimidad, así como la validez de su discurso en estos años, donde en principio se le ha dado fuerza a sus bases. Ahora, dejaría afincada a una cúpula dirigente con un proceso poco claro y transparente, sin objetivos definidos –se dice que servirá para “arreglar el país”, desde acabar con la impunidad hasta lograr que a cada persona le llegue una bolsa-caja del CLAP (los comités alimentarios)–, además de traicionar lo que llaman el legado de Chávez, reescribiendo “su” Constitución, la vigente de 1999. A la oposición, porque además de terminar de anular la Asamblea Nacional, instala la incertidumbre sobre el rumbo que tomará el país con un órgano con suprapoderes sobre el resto.

Calmar a la calle

¿Se puede frenar la Constituyente? Parece un escenario difícil. Sería echar marcha atrás todo el discurso de mayo hasta acá, un soniquete que se ha repetido hasta la saciedad y ha llegado con toda la fuerza –y los recursos– del Estado por todos los canales posibles. Podría perjudicar la imagen del presidente Nicolás Maduro, debilitarlo ante los sectores radicales del chavismo.

Pero, ¿y si se frena? Sería fruto de una negociación. Y en esas, cada parte pone o quita algo. Si el chavismo quita la Constituyente, ¿a cambio de qué por parte de la oposición? El Gobierno podría pedir que se “enfríe la calle” y se restaure un orden, sin paros nacionales, sin trancas en las calles.

En este punto conviene recordar que las manifestaciones no empezaron el 1 de mayo, cuando Nicolás Maduro anunció la Constituyente, sino en abril, después de que dos sentencias de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia anularan a la Asamblea Nacional, bajo el control de la oposición. Y también, que había más reivindicaciones además de pedir respeto para el Parlamento.

Volver al punto anterior al 1 de mayo sería volver a poner sobre el mantel la realización de elecciones generales. Tras la anulación del referéndum revocatorio para decidir si se quería o no que Nicolás Maduro siguiente su mandato y la postergación de las elecciones a gobernador, este fue uno de los temas clave. Ahora, reforzado por los resultados de la consulta popular realizada por la oposición el pasado 16 de julio y que, según ellos, tuvo una participación de más de 7 millones y medio de personas.

La liberación de los presos políticos es otra de las peticiones anteriores a la Constituyente. Entre los nombres que más suenan en el imaginario colectivo está el de Lepoldo López, el ex alcalde metropolitano Antonio Ledezma y el ex alcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos, pero según el Foro Penal Venezolano, hay más de 400 personas privadas de libertad por motivos políticos e ideológicos.

Suministros y depuraciones

La última de las peticiones originarias es la apertura de un canal humanitario que permita la entrada al país de medicinas y alimentos. La Federación Farmacéutica de Venezuela calculaba a principios de año una escasez de más del 80% en insumos médicos tan básicos como antibióticos o anti convulsionantes. En el caso de los alimentos, cada vez aparecen más productos en los estantes de los supermercados, pero en las principales ciudades a unos precios nada asequibles para el bolsillo del venezolano promedio.

En mayo, UNICEF alertó de las cifras publicadas por el Ministerio de Salud, donde se indica que hubo un incremento de muertes en niños menores de un año de un 30% y un aumento del 64% en muertes de mujeres durante el embarazo o dentro de los 42 días tras el parto. “Son pruebas claras del impacto de la prolongada crisis en las mujeres y los niños en el país”, dijo la organización.

En el reporte anual de Crisis Alimentarias 2017 de la FAO (Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura), señala que “el empeoramiento de la situación económica en Venezuela puede causar una severa escasez de bienes de consumo, incluyendo comida y medicina” y recomienda monitorear la seguridad alimentaria, aunque apuntan que carecen de datos confiables y actuales sobre el país.

Pero desde que iniciaron las protestas, pasando por el 1 de mayo con la propuesta de la Constituyente, hasta hoy, se ha añadido una nueva petición: la depuración de responsabilidades en las fuerzas del Estado ante los abusos cometidos en las manifestaciones, así como un cambio en el papel de las Fuerzas Armadas. Según el Ministerio Público, varios manifestantes han fallecido por arma de fuego y por impacto de material antidisturbios. La prensa ha recogido casos donde la Guardia Nacional empuñaba armas de fuego para reprimir las protestas, algo que contraviene la Constitución y cualquier norma internacional.

No hay indicios de que, apenas a unos días de que se elijan a los asambleístas de la Constituyente, la negociación vaya a producirse. O al menos, no será fácil. Mientras, la oposición sigue con su agenda de calle y, cuando usted lee estas líneas, el país se prepara para afrontar un paro de 48 horas.

Fuente: Con información de Alicia Hernández - http://www.elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...