Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

jueves, 13 de julio de 2017

Odebrecht, “guisos” y obras inconclusas

Fue el 22 de diciembre de 2016 cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló una serie de documentos en los que se señalaban a la constructora brasileña por el pago de sobornos en 12 naciones entre Latinoamérica y África, un hecho que sacó a relucir a Venezuela, puesto que no solo estaba en la lista de los involucrados, sino que además fue el país que recibió más sobornos por parte de la compañía en todo el continente, un total de USD 98 millones entre el período 2006 y 2015, según informó El Cooperante.

Todos los pagos realizados entre Odebrecht y funcionarios e intermediarios del Gobierno, tal como apunta la investigación de los EE.UU., se realizaron con el fin de retener la construcción de Obras Públicas, entre las cuales destacan 11 a escala nacional, seis en la Gran Caracas, dos en Bolívar, una en Zulia, en Vargas y en Anzoátegui.

En este sentido, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN), inició una investigación con la cual se pretende demostrar que la constructora malversó fondos, sobrepreció costos, sobornó y participó en la planificación retardada de la entrega de las obras, las cuales habrían resultado en un total de 16 millardos de dólares, de los cuales, al menos 98 millones de dólares fueron transacciones entre funcionarios e intermediarios.

El diputado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y presidente de la comisión, Juan Guaidó, aseguró a El Cooperante que Venezuela, además de ser país con la mayor cifra de sobornos, también es el que más invirtió en los proyectos. “Venezuela facturó por lo menos siete veces más para la construcción de las obras”, informó, y sostuvo que aunque el Gobierno Nacional esté realizando algunos trámites para enjuiciar a los involucrados, es el principal culpable de la situación, puesto que hay funcionarios de alto nivel incluidos en las investigaciones por corrupción.

Una situación irregular que, de acuerdo con José de Vania, ingeniero civil y profesor en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), existe entre el Gobierno Nacional y la constructora brasileña desde el año 1999, cuando por primera vez fue contratada para la edificación de una obra pública de gran importancia en el país, la Línea 4 del Metro de Caracas. Con la llegada de Hugo Chávez al poder, inició una nueva era gubernamental también en la empresa de servicio de transporte masivo de la ciudad, la cual, fue liderada entonces por primera vez por un militar y no por un civil.

“Odebrecht hasta el año 1998, solo había realizado una obra en toda Venezuela, el Centro Lago Mall de Maracaibo, un proyecto totalmente privado. Esta contratista jamás figuró en las licitaciones para construir la Línea 4 del Metro de Caracas. Fue en agosto de 1999, cuando se decidió contratar, sin previo concurso, a Odebrecht. Desde entonces, inició la pesadilla Metro de Caracas”, dijo, refiriéndose al que calificó como el mayor caso de corrupción en obras públicas de toda la historia de Venezuela, siendo esta Línea de metro la más cara del mundo por kilómetro cuadrado.

En este sentido, Enzo Betancourt, presidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), informó que, desde el mandato de Chávez, el Colegio fue excluido del gabinete de infraestructura y como consecuencia, su opinión acerca de los proyectos ejecutados en el país, fue reprimida. En los Gobiernos anteriores, el ente estaba al tanto de las obras públicas que se iban a ejecutar y emitía su punto de vista, aunque esto no interfiriera en las decisiones de los demás involucrados, sin embargo, en la actualidad, el profesional en ingeniería civil, aseguró que el Colegio no recibe información oficial ni está al tanto de los proyectos que se ejecutan en el territorio nacional. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de Pierangela Morillo - http://elcooperante.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...