Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

lunes, 3 de julio de 2017

El Confidencial: Sociedades 'offshore' y 'cash', así se compra la élite venezolana el barrio de Salamanca

"Busca piso familia venezolana. Pago al contado". Es solo una pequeña fotocopia con el texto escrito a mano en el limpiaparabrisas. Pero es también un síntoma de algo mucho mayor. Conforme empeora la situación en Venezuela, la élite del país, tanto chavistas como opositores, saca su dinero como puede y ha encontrado un refugio: el barrio de Salamanca de Madrid, donde compran pisos de lujo como inversión. En ocasiones pagan al contado o usan sociedades en jurisdicciones opacas ayudados por despachos de abogados en la capital española, de acuerdo con un reportaje de El Confidencial de España.

No solo hay miembros de la oposición —cuyos recelos para mantener el dinero en Venezuela pueden tener justificación— sino que por Madrid se mueven prominentes figuras del régimen chavista o próximas a este. Los partidos opositores les acusan de haber hecho negocio con la corrupción, generalmente con el acceso a dólares al tipo de cambio oficial que en el mercado negro multiplican por 1.000 su valor.

Ejemplo de esta presencia en el centro de Madrid es un piso de 144 metros cuadrados en la calle Lagasca. Es la única propiedad de Flamenco Inversiones, una empresa administrada por Michelle Müller, hija de Fritz Alberto Müller Navarro y nieta del general Alberto Müller Rojas, fallecido en 2010 y próximo a Hugo Chávez. El precio de la casa fue de 1,2 millones de euros, pero solo tiene una hipoteca por 500.000 euros y la escritura es de marzo de 2017. Fritz Müller no ha contestado a los mensajes y las llamadas de este diario.

A los chavistas les gusta España. A principios de junio, la prensa venezolana informó del rastro en redes sociales que dejó el paso por la capital de una hija del ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, que celebraba una fiesta en Madrid con sus amigas.

"Buscando venezolanos comprando en Madrid... Se va a aburrir. Hay infinidad", explica Leonardo Britto, un abogado con orígenes venezolanos y en cuyo despacho hay registradas varias sociedades con administradores de su misma nacionalidad que poseen inmuebles en el centro de Madrid. “No somos de los despachos que más venezolanos llevan", advierte.

Por el mismo bufete ha pasado Eudoro Antonio Dellán González, abogado y diputado del partido de la oposición Primero Justicia. Es dueño de un piso de 135 metros cuadrados en la calle Velázquez de Madrid. El piso es propiedad de la sociedad Inmuebles Monagas SLU, cuyo accionista es Triplus Inc, una firma registrada en Panamá y cuyo administrador es Eudoro Dellán.

"He decidido utilizar una sociedad para adquirir el inmueble por recomendación de los abogados de la constructora-promotora del inmueble", explica Dellán por correo electrónico. Sus abogados le recomendaron que la dueña de los pisos fuera una sociedad extranjera. Y añade: "Triplus INC es una sociedad de comercio constituida de acuerdo a las leyes de Panamá, tiene como objeto resguardar y ordenar mi patrimonio personal y es de mi propiedad desde febrero de 2009".

Eudoro, también representante de Venezuela en el Parlasur, explica que tiene relación con España desde hace años. Hizo un máster en Madrid y su esposa y su familia tienen orígenes europeos, viven en la capital. Sin embargo, desde que hace dos años tomó su acta de diputado de la oposición, cuenta, no puede salir del país porque el régimen de Maduro le ha anulado el pasaporte.

En Venezuela, sacar el dinero es casi imposible. Hay un control del Gobierno, la gente lo saca como puede y paga en efectivo
Un venezolano que busca vivienda en Madrid estos días explica a este periódico que "en Venezuela sacar el dinero es casi imposible. Hay un control del Gobierno, así que la gente lo saca fuera como puede y luego paga en efectivo". Un intermediario coincide en que hay mucho 'cash' circulando: "Ves decenas de bolsos de Carolina Herrera y las cajas de relojes o de teléfonos de última generación tiradas por todo el piso".
Del centro a La Moraleja

La promotora y dueña de todo el edificio, Italinmuebles, es de un venezolano llamado Maximilian Pizzorni, miembro de una adinerada familia dueña de un banco en Puerto Rico. Su buena conexión con la clase alta del país centroamericano la confirma la presencia de otros connacionales en el mismo inmueble, promocionado como 'magnificent luxury apartment in the center of Madrid' (magníficos pisos de lujo en el centro de Madrid). Unos tramos de escaleras más abajo de Dellán se encuentra un piso, de más de 120 metros cuadrados, a nombre de Quest Investment Group, sociedad con sede en Estados Unidos. Su administrador y dueño real del apartamento es Ramón José Medina, quien abandonó en 2014 la agrupación de partidos de la oposición venezolana.

Muchos compran casas en Miami y antes se iban a París o Nueva York, pero ahora se han dado cuenta de que no tiene sentido
"En Venezuela nadie tiene el dinero en el banco. Muchos compran casas en Miami y antes se iban a París o Nueva York, pero ahora han visto que no tiene sentido. El metro cuadrado en Nueva York cuesta 30.000 dólares y en Madrid, 8.000. Compran en el barrio de Salamanca, que les encanta por su seguridad, es medio inversión medio para uso", cuenta un intermediario de viviendas de lujo que pide el anonimato. Además, en Miami, los próximos al régimen chavista temen a la justicia americana más que a la española.

En la web de la empresa de Pizzorni, donde se promocionan una docena de edificios entre el barrio de Salamanca y urbanizaciones exclusivas como La Moraleja, se patrocina la opción de comprar un piso para obtener el permiso de residencia en España. En 2016, último año con datos oficiales, más de 4.200 venezolanos solicitaron asilo a España, por encima de las cifra de Siria.

Las andanzas por el mercado inmobiliario madrileño no se limitan al exclusivo y céntrico barrio de Salamanca. En la élite venezolana y desde 2014 destacan las inversiones de Miguel Ángel Capriles, primo del líder de la oposición y dueño de un importante grupo mediático. Ha realizado inversiones millonarias para quedarse con un edificio de la calle Barquillo y de la Corredera Baja de San Pablo, en pleno barrio de Malasaña. Los Derwick son otros de los conocidos millonarios que han comprado en Madrid.

Su aventura inmobiliaria se levantará en el exclusivo barrio de El Viso, donde las viviendas no bajan del millón de euros y fácilmente pueden alcanzar los 10 millones, justo frente al búnker inmobiliario de más de 2.000 metros cuadrados de Florentino Pérez.

Por alejarse del bullicio del centro ha apostado también Gustavo Mirabal, conocido abogado y empresario de éxito con pasión por la hípica. Hijo del antiguo dirigente de Acción Democrática, exministro de Fomento y exgobernador del estado Miranda en los años ochenta, Gustavo Mirabal Bustillo, reside en la lujosa urbanización de La Moraleja de Madrid.

Edificio en la calle Velázquez propiedad de la promotora de un empresario venezolano
Vista aérea del nuevo proyecto del clan Capriles en Madrid

Fuente: Rafael Méndez - Daniele Grasso - http://www.elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...