Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

domingo, 16 de julio de 2017

Asdrúbal Oliveros a PANORAMA: “Estamos en el preludio de la hiperinflación”

“Cada aumento de salario, sin atacar la inflación, no resuelve nada, más bien la profundiza”, reiteró al teléfono Asdrúbal Oliveros, economista, quien explicó que tenemos la “sintomatología” de un país en vía de hiperinflación.

En entrevista con PANORAMA, el director de Ecoanalítica, ofreció sus perspectivas de lo que será el segundo semestre del 2017; no se mostró alentador, lo único que no avizoró es un “default” para Venezuela por incumplimiento de pagos.

¿Cuál es su pronóstico del Dicom para este segundo semestre del año?
—El Ejecutivo está presionado por diferentes razones a seguir incrementando la tasa y a cierre de año pudiéramos tener una tasa que supere los 5 mil bolívares. El otro tema es el de la disponibilidad de divisas, lamentablemente el Ejecutivo tiene un grave problema de flujo de caja y en el último trimestre del año, específicamente en octubre y noviembre, tiene que pagar la deuda externa, un poco más de 4 mil millones de dólares, por lo que pensaría que el Dicom hasta mediados de agosto mantendría los niveles de liquidación que estamos viendo.

¿El Ejecutivo, entonces, podría recurrir a una venta de oro para obtener más liquidez?
—Tenemos un poco más de 5 mil millones de dólares en oro en las reservas y muy probablemente, el Gobierno haga un “swap” de este oro, venda parte o haga las dos cosas para conseguir un poco de liquidez dentro de las reservas internacionales lo que le permita liquidar divisas para importaciones y cumplir con los compromisos de deudas

Me hablaba de una tasa Dicom que estima llegue a Bs. 5.000, ¿Esto cómo impactaría en la inflación y la devaluación del bolívar?
—Tendrá un impacto importante como ya lo está haciendo. La inflación promedio de enero a mayo, en nuestro indicador de Ecoanalítica, nos da 19% promedio mensual. Ese indicador en junio, creemos, aunque aún estamos procesando los datos, que esté al 24% o 25%. Ya comienzas a ver una aceleración de la tasa de inflación, con lo cual vas a terminar el año con una inflación cercana al 1.000%. Las razones principales de esto es que hay una gran cantidad de rubros que utilizan dentro de su estructura de costos la tasa Dicom, principalmente de cuidado personal, del sector de telecomunicaciones, ciertos alimentos, los que son servicios aduanales y al aumentar tan fuertemente esta tasa esto tiene un impacto importante en los precios.

¿Estamos en vía de hiperinflación?
—Estamos en el preludio de la hiperinflación. Ahorita tenemos las primera sintomatología, por ejemplo, cada vez es más frecuente el aumento de salario, la duración de los contratos cada vez es menor: la gente pasa una factura y la validez es de un día. Cada aumento de salario, sin atacar la inflación, no resuelve nada, más bien la profundiza.

¿El Dicom ha sido insuficiente para frenar el dólar “negro”?
—Sí y tiene que ver con tres elementos, que a mí juicio, son negativos (del Dicom). El primero es que la tasa no reconoce la oferta y la demanda, se debería permitir que las bandas reflejen lo que el agente económico está dispuesto a pagar por un dólar, entonces esa tasa deben moverla con mayor flexibilidad. El segundo elemento es administrativo, burocrático, y el tercero tiene que ver con las distorsiones de la economía en general, tú no puedes pretender normalizar el mercado cambiario con una tasa de inflación del 700% y con un déficit fiscal de más del 15%, al final tienes que dar una respuesta integral.

Aunando está el aumento de la liquidez monetaria, ¿cómo impacta en el “paralelo”?
—Con la data que hemos podido levantar lo que nos queda claro es que el factor más importante que impacta el dólar negro es la liquidez. En este momento con la inyección de liquidez que está ocurriendo, el modelo que diseñamos corrige su estimación y arroja que cada dólar puede llegar más allá a las cuatro cifras.

En cuanto a la liquidez monetaria, ¿cuáles son sus proyecciones?
—Creo que la liquidez puede estar creciendo un 400% a 500% este año.

¿Cuál es su apreciación sobre el “remate” de bonos a Goldman Sachs?
—Eso es una medida irresponsable y desesperada. Es irresponsable porque de alguna manera estás elevando el servicio de la deuda para obtener 860 millones de dólares, incrementaste el servicio de la deuda en más de 3.500 millones de dólares en los próximos cinco años, eso es un sinsentido. Es el equivalente a endeudarte a una tasa del 47% en dólares que no tiene ningún sentido. También te demuestra el grado de desesperación que tiene el Gobierno en términos de caja, de necesitar dólares.

¿Se pueden esperar otro tipo de operaciones de este tipo?
—Sí, el Gobierno tiene todavía una emisión por unos 5 mil millones de dólares de un bono Pdvsa 2036, que está en la banca pública; hay unas notas estructuradas por un poco más de 2 mil millones de dólares que tiene el balance del Banco Central de Venezuela y que también pueden ser utilizados. Hay unos pagarés por un poco más de 1 mil millones de dólares que también tiene el BCV, que también pueden ser rematados. De manera que todavía hay algunos activos tóxicos, dentro del balance de las instituciones públicas que estoy convencido que el Ejecutivo si cada vez tiene más estrechez en sus problemas de caja va a utilizar.

Entonces, ¿el país podría quedar en “default” este año?
—Este año el Gobierno podría cumplir con sus compromisos, estoy más preocupado por el 2018 por tres razones: no hay recuperación de precio petrolero, el nivel de liquidez o de activos disponibles líquidos es limitado y bajo, la capacidad de recortar importaciones parece haber llegado a un fin.

¿Cuál es su previsión en cuanto a las reservas internacionales?
—Muy probablemente las reservas internacionales se muevan el rango de 9 mil a 10 mil millones de dólares, se van a quedar allí. Pienso que el Gobierno hará el esfuerzo porque no caigan más de allí. Eso se traduce que si el flujo de caja se hace más estrecho, el Gobierno va a recortar más las importaciones con el impacto que eso tiene en el desabastecimiento, inflación y escasez.

¿Para el resto del año ve alguna mejoría en las importaciones?
—Estimamos que las importaciones este año sean 15.500 y 16.000 millones de dólares. El año pasado fueron entre 18.000 y 19.000 millones de dólares, tienes un recorte importante.

¿Cuáles son sus proyecciones para el cierre del PIB?
—Será el cuarto año de contracción de la economía y estimamos una caída cercana al 11%, más del doble de lo que esperábamos a principio de año que era una contracción de 4,3%; sin embargo, hemos aumentado esa previsión en función de la conflictividad política.

Fuente: Jhoandry Suárez - http://www.panorama.com.ve

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...