jueves, 20 de julio de 2017

Acusan a PDVSA de provocar despidos de 150 trabajadores

Un comunicado de cese de relación laboral, emitido por la gerencia de servicios de PDVSA, ordenó el retiro de 150 trabajadores de las contratistas Esvenca, Zarandas, Bohai y CNPC, del área de control del sólido en los talaros que operan en el Lago de Maracaibo. El personal afectado por la salida de sus cargos protestó este miércoles en el edificio Miranda para exigir protección y reubicación en cumplimiento con la política de inamovilidad laboral y la promesa de eliminación de la tercerización.
Daniel Candaroza, trabajador petrolero, dijo que desde hace seis semanas esperan por la respuesta de PDVSA ante el incumplimiento de la protección laboral que ordena la Ley Orgánica del Trabajo y los decretos presidenciales. “Estamos despedidos y Will Rangel (presidente de la FUTPV) nos apoya, sabe que no puede pasar. Contrataciones laborales y Recursos Humanos dicen que Osmel Molina, gerente de Servicios, debe pasar otra notificación” para restituir la nómina de trabajadores.



Los taladros “están operativos, funcionando. No existe causa para justificar despidos”, asentó el grupo de operadores apostado en las oficinas administrativas de la petrolera. Francisco Hernández, operador de la empresa Esvenca, explicó que el personal controla los fluidos de perforación y la conversión en sólido para derivados de productos. Pidió por el reenganche y reubicación si la razón es el traslado de la actividad del pozo.

Los petroleros temen quedar sin empleo y verse en el espejo de Marcos Quintero, quien tiene cuatro años despedido, esperando por reubicación. Quintero, extrabajador de Inpeven, acusó que fueron retiros escalonados que suman 54 personas sin trabajo. “Queremos que no den la oportunidad de regresar a nuestros trabajos”, solicitó recordando que la razón emitida por PDVSA para la salida de la nómina se presentó por la reubicación de taladros y gabarras.

Douglas Acosta, de la contratista Zarandas, alertó que sin el personal de control de sólidos se suman más complicaciones ambientales al lado de Maracaibo. Y es que existe la duda de adónde se verterán los residuos de los fluidos petroleros si no hay tratamiento controlado y vigilado con las normas internacionales.

“En el caso de Zarandas hay 60 trabajadores que se ven afectados. Pero hay como 150 trabajadores de las cuatro compañías que tenemos años trabajando. Están afectando a nuestras familias si nos dejan sin empleo”, lamentó Acosta.

Fuente: Yasmín Ojeda - http://www.laverdad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...