Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

miércoles, 24 de mayo de 2017

Tenencia local de bonos en manos del Estado está en $18.300 millones

Las tenencias locales de los bonos emitidos por el Gobierno venezolano y las empresas estatales representan 18.300 millones de dólares del valor nominal, con un valor estimado de mercado de $8.800 millones, informó Torino Capital.

En su informe semanal ¿Dónde están los bonos?, detallan que 8.000 millones de dólares corresponden a la reciente emisión del bono Venezuela 6,5% 2036 y del bono PDVSA 6% 2022, que siguen detentados “completamente” por instituciones propiedad del Estado, mientras que la cifra restante de $10.300 millones corresponde a una cartera más diversificada de bonos soberanos, principalmente.

“Así, las tenencias locales representan 27,7% de todos los bonos emitidos y en circulación”, señalan.

Y van más allá, calculan que de los $66.300 millones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y sus entidades, se disgregan en los referidos $18.300 millones de las entidades nacionales, y la cifra restante de $47.900 millones (72,3%), que es ostentada por entidades foráneas.

En contraste, los especialistas exponen que en el tercer trimestre de 2015, los nacionales poseían $22.900 millones (32,8%), mientras que los extranjeros tenían $47.000 millones (67,2%) de los bonos emitidos y en circulación.

Destacan "entre sus hallazgos clave", el hecho de que el propio Gobierno se "ha autofinanciado considerablemente" al vender o rescatar bonos de las tenencias nacionales en este período, particularmente bonos PDVSA.

Los economistas describen que el total de tenencias locales de bonos ha declinado en $4.600 millones desde el tercer trimestre de 2015, pero si se tiene en cuenta la cifra de $5.000 millones en la emisión en 2016 de los bonos Venezuela 6.5% 2036, es concluyente que el gobierno (o sus dependencias) vendieron o amortizaron $9.600 millones en bonos el pasado año y medio.

"Estas transacciones parecen provenir principalmente de las existencias de los bonos emitidos por Pdvsa, que declinaron en $9.300 millones en este período", agregan.

Asimismo, encuentra Torino que la cartera local remanente de bonos ahora está inclinada fuertemente hacia los bonos soberanos. De la cifra restante de $18.300 millones en tenencias locales, apenas $3.800 millones están conformados por bonos PDVSA, en tanto que $14.300 millones son bonos soberanos (la cifra restante de $200 millones consiste en bonos ELECAR 2018).

Esto sería, explican, una indicación de que la mayoría de los bonos restantes se encuentran en cuentas nacionales del sector privado, tales como las de la banca local, que tradicionalmente ha tenido preferencia por las emisiones anteriores de bonos soberanos.

Ahora, de la cifra de $18.300 millones, 44% representa la cantidad de $5.000 millones de los bonos Venezuela 6.5% 2036 y $3.000 millones de los bonos PDVSA 6% 2022 que aún no se han comercializado en los mercados internacionales y que estiman que el Gobierno siga detentando completamente. Así, de la cantidad restante de $10.300 millones, $9.300 millones son bonos soberanos, apenas $843 millones son bonos PDVSA y la cifra restante de $220 millones son bonos ELECAR, completan en el documento.

"En consecuencia, nuestros resultados sugieren que la capacidad del gobierno es limitada para respaldar directamente una operación de gestión de pasivos de Pdvsa, ya que solo controla 3% de las emisiones de los bonos PDVSA, aparte de los bonos PDVSA 6% 2022. Obviamente, respalda indirectamente esa transacción mediante la venta de sus existencias de bonos soberanos. Con todo, aun cuando los tenedores locales poseen 26% de los bonos soberanos emitidos y en circulación, controlan una fracción más pequeña de 16,1% de las dos emisiones con vencimiento en 2018".

Es importante destacar que el gobierno controla, según la firma, apenas 6,4% de los bonos PDVSA 8.5% 2017N y 8,5% de las emisiones de 2020 cuyo pago de amortización está pautado para el cuarto trimestre del corriente año, lo que coloca a la empresa en una posición "vulnerable" si es que los tenedores extranjeros de bonos no están dispuestos a participar en una eventual oferta de canje a finales de año.

Para dar cabida a estos fundamentos, explican que su método radica en combinar la información pública existente con un algoritmo de programación matemática para inferir la distribución más probable de tenencias locales.

Se fundamenta en un hecho crucial aunque poco destacado, que es que las estadísticas del Banco Central sobre deuda externa transmiten información implícita sobre el nivel agregado y el precio promedio de las tenencias locales de bonos. “Empleamos este hecho junto con la evolución de las tenencias publicadas de inversionistas institucionales para crear un estimado de las tenencias por cada bono”, argumenta Torino.

-Al igual que con cualquier cálculo fundamentado en un modelo, los datos se basan en la inferencia, lo que implica que deberían verse tan solo como una aproximación a la cifra real.

"Nuestro método no nos permite distinguir cuál de estas tenencias están bajo el control directo de las entidades gubernamentales y cuáles son propiedad de instituciones del sector privado en el país, tales como la banca y las aseguradoras. No obstante, nuestro balance final es que el gobierno aún controla aproximadamente $9.000 millones de bonos en valor de mercado, que puede utilizar para cubrir sus necesidades de financiamiento externo en el transcurso de los próximos años".

Fuente: Pablo Escalona - http://www.eluniversal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...