Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

martes, 16 de mayo de 2017

Empresaria venezolana Raquel Bernal se separa de jinete español

Tan fugaz como lo fue el noviazgo ha resultado el matrimonio. Menos de cinco meses después de celebrarse la boda –el pasado 28 de diciembre, Día de los Inocentes– entre el jinete, y ya de nuevo «soltero de otro», Álvaro Muñoz Escassi y la millonaria empresaria venezolana Raquel Bernal en Punta Cana, la historia de amor toca a su fin. Es ella, según el entorno de la pareja, quien alegando «discrepancias irreconciliables en la convivencia» ha tomado la decisión de separarse.
«A Raquel le ha costado tomar la decisión, pero no había otra opción. Para ella ha sido duro porque se casó enamorada, aún en contra de la opinión de muchos de nosotros, que no lo veíamos muy claro. El matrimonio no ha funcionado y lo mejor que ha hecho Raquel es plantear a Álvaro la separación definitiva. Así, cada uno puede hacer la vida que quiera sin perjudicar al otro», aporta el portal «Vanitatis» en contacto con el entorno de amistades de Bernal en España. De hecho, aunque la pareja estaba en la capital estos últimos días, no se les ha visto juntos. Mientras Álvaro Muñoz Escassi acudía a la Caja Mágica a presenciar el Mutua Open de Madrid (precisamante, el torneo en el que se conocieron en 2015), Bernal ha optado por cenas privadas en su casa madrileña de La Moraleja rodeada de amigos en estos difíciles momentos. Pese a que el matrimonio residía en República Dominicana, sus visitas a España eran muy frecuentes para pasar unos días con sus respectivos hijos: Álvaro Jr., hijo del jinete fruto de su relación con Lara Dibildos; y Raquel Flores Bernal, de 22 años, e hija del primer matrimonio de la empresaria con el ex presidente de la Bolsa de Valores Caracas, Víctor Flores.


Quizá la primera que le haya tenido que decir «te lo dije» tras tomar la decisión de separse, fue quizá su propia hija, pues al parecer ésta nunca se fió de las intenciones de Álvaro Muñoz Escassi, por su fama de conquistador, y se distanció de su madre durante un tiempo, llegando incluso a amenazarla con no acudir a la boda si se casaban, advirtiéndola de que el jinete sólo iba detrás de su fortuna. Sin embargo, no hubo lugar a plantearse esta postura entre los familiares de Bernal. Fueron invitados a una fiesta y se encontraron con una boda sorpresa, algo que algunos invitados pensaron que era una inocentada tal día como era.

Desde el mismo día de la boda, Raquel Bernal tuvo que lidiar con rumores de infidelidades e incluso el testimonio de una chica, que televisivamente afirmaba que el mismo día del enlace Muñoz Escassi le estaba mandando mensajes comprometidos. Nadie ni nada le hizo cambiar de opinión. Se dejó llevar por el amor que sentía por el jinete, le compró caballos para que éste pudiera seguir con su pasión en la otra punta del mundo, le rodeó de lujos, le regaló un lamborghini y cinco meses después, pese a todo, le ha plantado.

Álvaro Muñoz Escassi y la multimillonaria venezolana Raquel Bernal se separan meses después de casarse

El jinete y Raquel Bernal han puesto punto final a su matrimonio cuando apenas han transcurrido seis meses de su mediática boda en la República Dominicana. Parece ser que los problemas de convivencia entre Álvaro y la multimillonaria llegaron a tal punto que ella no ha tenido más remedio que dar el paso. Atrás queda su amor por el sevillano, con el que se casó a pesar de los consejos de sus amigos, que advirtieron a Raquel del pasado de conquistador del hombre con quien se iba a unir. No se sabe si Álvaro, que se había instalado en el lujo que rodea a Raquel, recibirá algún tipo de compensación tras la separación. Al jinete le vimos conducir un Lamborghini que se supone había sido un regalo de Raquel. Desde el principio, la familia de Raquel ha rechazado la relación con Escassi, a quien una supuesta amante ya acusaba de coquetear con ella el mismo día de la boda. De momento, Sonia Ferrer, ex del jinete, no ha dicho una palabra sobre la separación del hombre que la abandonó después de que la presentadora hiciera lo propio con el marido de su hija para estar con él.

La exclusiva de la boda de Álvaro Muñoz Escassi ocupó la portada y páginas interiores de la revista Hola una semana después de que el jinete se diera el 'sí, quiero' con Raquel Bernal en en una ceremonia por todo lo alto a la que la empresaria invitó a los amigos y familiares de Escassi, que se desplazaron hasta la República Dominicana en business gratis total, y disfrutaron allí de unas minivacaciones durante las celebraciones que acompañaron al enlace.

Esta separación, que muchos daban por hecha, aunque tal vez no tan pronto, y que ha sido adelantada por Paloma Barrientos en Vanitatis, llega apenas medio años después de aquella boda que sorprendió a muchos, y que tuvo lugar en la gran mansión propiedad Raquel Bernal en República Dominicana.

Los hijos de Escassi, Anna Barrachina y Álvaro, actuaron como testigos y dos amigos dominicanos, Leopoldo Castillo y Rafael Contreras, fueron los padrinos. Lara Dibildos, ex de Escassi y madre de su hijo menor, el periodista José Oneto y el jinete Luis Astolfi, además de un grupo de amigos y familiares, 80 entre todos.

Los invitados creyeron, o al menos eso se dijo en su día, que en realidad acudían a una fiesta cualquiera. "Si se lo digo no se lo creen, y menos el Día de los Inocentes", bromeaba ese caballero llamado Escassi.

Él reconoció que durante la boda se había reído. Vistió un  traje blanco con pajarita negra mientras que la novia lució un original modelo azul diseñado por Zuhair Murad con transparencias y pedrería: "Estaba preciosa, muy guapa. A mí me dio por reírme con la emoción, pero ella estuvo conteniendo las lágrimas", aseguraba Escassi.

El ex de Lara Dibildos o Sonia Ferrer decía que Raquel era la mujer de su vida. "Queremos tener hijos, ella un niño y yo una niña", aseguraba en la exclusiva de Hola.

La venezolana tiene residencia en Madrid, donde pasa estos días. En la capital de España estudia su hija, fruto de su anterior matrimonio. La multimillonaria. ya ex esposa del jinete, se presentó de joven a Miss Venezuela como reina de la belleza de Mérida y estuvo casada con el que fuera presidente de la Bolsa de Valores de Caracas, Víctor Flores, padre de la estudiante que reside en España.

Al parecer, los contactos y relaciones del magnate venezolano le valieron a Bernal para tramarse una red de amistades que manejó magistralmente tras su primera separación. Gracias a ello, entró a formar parte de un importante grupo inversor que lleva a cabo importantes negocios inmobiliarios y que por ejemplo ha gestionado la compra de un gran hotel en Santo Domingo por un precio de 75 millones de dólares, el mismo en el que fue fotografiada con Álvaro Muñoz Escassi  cuando saltaron los primeros rumores de su relación. Su trabajo le ha permitido adquirir una mansión en la isla caribeña, en La Romana, que aseguran es la envidia de la jet-set, y otra en la urbanización madrileña de La Moraleja, la que ella usa cuando visita España y en la que reside su hija.

A pesar de que visita a menudo la capital, no forma parte del círculo de amistades de otros venezolanos afincados en España, como Carolina Herrera o Margarita Vargas, pero sí se mueve por las 'altas esferas'. Sin ir más lejos, pagó 30.000 euros durante una subasta benéfica para 'llevarse' una cena privada con Antonio Banderas.

Aunque ahora se ha encontrado con la horma de su zapato, puede decirse que el currículum sentimental de Bernal sin ser tan agitado como el de Álvaro Muñoz Escassi no es escueto. Sin embargo ninguno de sus romances llegó a estar confirmado.

Raquel Bernal saltaba a los titulares de los medios españoles cuando hace ahora un año una fotografía robada dejaba al descubierto su amistad con el jinete Álvaro Muñoz Escassi.

Fuente: Con información de Blanca Benavent - http://www.larazon.es // http://informalia.eleconomista.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...