Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

lunes, 20 de febrero de 2017

¿Dónde están las Actas del Congreso Anfictiónico de Panamá?

Las Actas originales del Congreso Anfictiónico de Panamá han sido removidas del salón en el que reposaban. Los documentos solían exhibirse al público en el segundo nivel de la Sala Capitular del Palacio Bolívar, edificio donde también está el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIRE) de Panamá.
Dichos papeles poseen la firma de los plenipotenciarios reunidos en el Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826, todos convocados por el Libertador Simón Bolívar.

‘Parece que si el mundo hubiese de escoger su capital, el Istmo de Panamá sería señalado para este augusto destino', diría Bolívar en Lima, Perú, dos años antes de que se llevara a cabo el Congreso de Panamá, de acuerdo al diario La Estrella de Panamá.

LOS PAPELES DE PANAMÁ

Son en total 15 hojas las Actas de este congreso, que perseguía la unión de los estados de América.

Las únicas actas originales descubiertas hasta el momento e idénticas a las que están en Panamá reposan en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, en Washington, D.C.

Las Actas firmadas hace ya 193 años en la Sala Capitular, se encontraban en el Palacio de Itamaraty (Brasil) y fueron trasladas a Panamá en 1976.

De acuerdo con la Sociedad Bolivariana —grupo que custodia estas escrituras— las actas fueron enviadas para su restauración al Museo del Canal.

Sin embargo, los documentos llevan poco más de un mes sin poder ser mostrados a los visitantes de este edificio construido a finales del siglo XVII.

‘Una de las condiciones de los brasileños establecida cuando nos retornaron las Actas, es que deben estar expuestas permanentemente a la observación y acceso de los interesados', dice el arquitecto Álvaro González Clare, encargado de rehabilitar y restaurar el Palacio Bolívar en 1999.

La Secretaría de la Sociedad Bolivariana, con oficinas dentro del Palacio Bolívar, no ha recibido ningún documento que especifique la fecha en que las actas volverán a su urna especial.

Al cierre de esta edición, no se pudo concretar contacto con el MIRE para que brinde una respuesta sobre este tema en particular.

BOLÍVAR, CASTRO Y OBAMA

Urge precisar que actualmente el MIRE planea crear un Museo de la Anfictionía de Panamá en los Siglos.

Para lograr este proyecto, la canciller y vicepresidenta de Panamá Isabel De Saint Malo firmó un acuerdo con Juan David Morgan, presidente de la junta directiva del Museo del Canal.

El museo incluirá una ‘Sala Conmemorativa de la VII Cumbre de las Américas e incorporará la Biblioteca del Acervo Histórico Bolivariano y del Acervo Diplomático de la República de Panamá', según un documento de la institución publicado en octubre de 2016.

De acuerdo con el arquitecto Álvaro González Clare en entrevista con La Estrella de Panamá , la Sociedad Bolivariana ha mantenido reuniones con el director general de la Academia Diplomática, Marcel Salamín, para que el proyecto museístico tenga como figura más relevante al Libertador.

González Clare es además miembro de la Sociedad Bolivariana y explica que el Museo de la Anfictionía de Panamá en los Siglos contará con un lugar de exhibición de imágenes y documentos de la Cumbre en la que Barack Obama y Raúl Castro se estrecharon la mano.

‘El rol de Panamá en la Cumbre no es un hecho aislado, es parte de una historia de nuestro país que hemos jugado en distintos momentos y que convoca a distintos países. Y como parte de este proyecto, habrá una sala conmemorativa de la Cumbre de las Américas', diría la canciller Isabel De Saint Malo en agosto de 2016.

El museo se extenderá por un pasillo hacia la Sala Capitular, donde se reunieron los plenipotenciarios en 1826 —también donde Saint Malo y Motta firmaron el acuerdo de colaboración— y el recorrido incluirá el salón del segundo nivel, donde se exhiben las Actas de 1826, en el caso de que retornen a sus urnas originales.

‘Se le decía Sala Capitular porque conectaba con la Iglesia de San Francisco de Asís. Luego se le nombró Salón Bolívar', aclara el arquitecto y miembro de la Sociedad Bolivariana.

LA DESIDIA DURANTE GOBIERNOS RECIENTES

González Clare fue quien estuvo a cargo de la restauración y rehabilitación del Palacio Bolívar en 1999 para convertirlo en sede de la Cancillería.

Entonces, Panamá solicitó a la UNESCO que se reconociera el valor excepcional del Salón Bolívar, habitación en la que se firmaron las Actas de 1826.

Por su parte, Aníbal Illueca, presidente —casi vitalicio, según González Clare— de la Sociedad Bolivariana gestionó los trámites para mejorar esta sala y adecuarla.

Ese mismo año, González Clare inició la restauración y rehabilitación completa del Palacio Bolívar.

Se intervinieron los tres pabellones del edificio, Juana de Arco (1921), Juan Bautista de La Salle (1926) y Constitución (1931).

El arquitecto también sumó un cuarto pabellón, el cual elevó a un segundo nivel para que no interfiriera con la clásica vista al mar de este lugar. El pabellón fue bautizado como Centenario, concluido en 2003, año que conmemora los 100 años de la república.

De acuerdo con González Clare, al edificio se le dio un buen mantenimiento durante los gobiernos siguientes de Mireya Moscoso (1999-2004) y el de Martín Torrijos (2004-2009) pero entró en total abandono durante el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014).

Este es uno de los problemas que se ha criticado enormemente: el edificio no tiene el mantenimiento requerido y eso está afectando la calidad del Salón Bolívar.

‘La climatización no ha sido la mejor. Los aires acondicionados no están funcionando, igual que el problema de mantenimiento que tiene en el techo', advierte el arquitecto y miembro de la Sociedad Bolivariana, señalando goteras en el edificio considerado una joya histórica. ‘En Panamá, la palabra mantenimiento no existe. Al igual que el Palacio Bolívar, la gran mayoría de obras no tienen un plan para esto', añade.

SIN DIGNIDAD HISTÓRICA

Además, durante el gobierno de Martinelli, el entonces canciller Fernando Núñez Fábrega intentó sacar a la Sociedad Bolivariana del Palacio Bolívar, en un acto bochornoso mandando a arrancar las puertas de las oficinas y lanzó documentos de la Biblioteca del Acervo de Bolívar al patio central, según narra González Clare a este diario.

De hecho, hoy la Sociedad Bolivariana solo cuenta con un espacio para oficinas. Su espacio original es hoy usado por el Departamento de Correspondencia del MIRE, de acuerdo con Linda Luque, del departamento de comunicaciones de esta institución.

González Clare añade que más allá de la falta de mantenimiento de todo el edificio, lo más grave es que la Sala Bolívar se utiliza en este gobierno para recepciones de invitados del MIRE.

‘El uso lo puede soportar, pero lo que hay que medir aquí es la dignidad del sitio. Ahí han estado haciendo hasta almuerzos. Pero es un sitio de enorme prestigio y se le debe dar el valor que amerita. Ahí está el pensamiento de Bolívar, el centro del pensamiento universal que precede a las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos', concluye el arquitecto.

INSÓLITO

El día que se perdió la Sala Capitular del Palacio Bolívar

El Palacio Bolívar fue construido a finales del siglo XVII para ser el Convento de los Franciscanos.

Tras la independencia de España en 1821, este lugar tuvo varios usos, como cuartel militar, hospital para extranjeros, colegios y, actualmente, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores y la Sociedad Bolivariana.

Entre los colegios que había sido el hoy llamado Palacio Bolívar, están el Nacional Balboa (1892-1899), La Salle (1910-1952), San Agustín (1953-1958) y el Instituto Bolívar (1959-1999).

Cuando los curas de La Salle intervienen este edificio, se perdió la Sala Capitular —también conocida como Salón Bolívar— donde se firmaron las Actas de 1826 del Congreso de Panamá, que convocó Simón Bolívar.

Debido a que todas las habitaciones del lugar se utilizaban como salones de escuela, hubo un momento en el que ya no se sabía cuál había sido el Salón Capitular donde se celebró aquel Congreso, denominado ‘el génesis de las posteriores Conferencias Panamericanas'.

En la foto de un diario de dichos curas, aparece la foto de un salón con cielo raso indicando que este es el Salón Bolívar. No obstante, Álvaro González Clare, miembro de la Sociedad Bolivariana, asegura lo contrario.

‘Ese no era el Salón Bolívar, el Salón Bolívar se había perdido, es una cosa insólita', dilucida el arquitecto.

Con el objetivo de confirmar cuál era el verdadero Salón Bolívar, la Sociedad Bolivariana tuvo que viajar a Cuba con el fin de entrevistar a un padre Escolapio para que diera el testimonio de cuál era el sitio donde estaba el Salón Bolívar, el cual hoy está abierto a todo el público. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información Daniel M. Alarco - http://laestrella.com.pa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...