Si presenta algún problema para acceder y visualizar “Noticias Candela” visite www.informe25.com (pulse aquí) y vea allí el recuadro amarillo...

jueves, 16 de febrero de 2017

Caso Manaure estaría “policialmente resuelto”

En horas de la noche de este martes, fue hallado el cadáver de Derek Manaure (15), hijo de Juan Manaure, en una zona boscosa del Sector Chuspita, Caserio Oruza, parroquia Caucagua, municipio Acevedo, del estado Miranda.
El adolescente recibió recibió dos disparos de escopeta en el cuello y murió desangrado. Asimismo, transcendió que la única comida que recibió el joven por parte de sus captores desde su secuestro fue mandarina, así lo reveló una fuente cercana a la investigación.

Por otro lado se conoció que para el momento de la detención de uno de los responsables del suceso, este tenía puestos los zapatos de Derek.

¿Cómo inició todo?

El pasado 23 de diciembre de 2016, el joven Derek se encontraba en su vivienda en San Agustín cuando lo llamaron por teléfono celular, se desconoce quién, la persona le dijo que bajara a recibir un dinero que era para su padre, el joven accedió y cuando se encontraba en las afueras de su residencia desde un vehículo lo llamaron, el adolescente se acercó y se lo llevaron secuestrado. Ese mismo día los captores se comunicaron Juan Manaure y le pidieron una suma de 30.000 dólares, luego volvieron a llamar al basquetbolista el día 24 de diciembre, después el 26, y esa fue la última comunicación que tuvieron los secuestradores con el padre del menor.

Desde el 24 de diciembre los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) ya tenían conocimiento del caso y habían gestionado con los captores las negociaciones para el pago del secuestro.

Con el transcurrir del tiempo, los funcionarios detuvieron a dos ciudadanos identificados como Jean Carlos Bandris Palomo, Mario Alejandro Vaamonde Lovera y la prima de Manaure, Leida Solangel Mendoza Castro (27), quien planificó el secuestro, junto con su esposo llamado “el Oso”, quien estaba preso en Tocorón, y que fue asesinado momento después en ese mismo lugar.

Luego de un trabajo técnico del Cicpc en conjunto con la Unidad Antiextorsión y Secuestro del Ministerio Público del AMC , los efectivos apresaron este martes a el ciudadano Ángel Miguel Heredia González, de 22 años, quien luego de una entrevista llevó a los funcionarios del cuerpo detectivesco al lugar donde fue enterrado Derek, una zona boscosa del sector Chuspita en Caucagua, estado Miranda. Se conoció que los efectivos hallaron fue la osamenta del adolescente, debido a los días que tenía enterrado. Además estaba descompuesto.

La osamenta del menor fue trasladada hasta la morgue de Bello Monte en horas de la madrugada de este miércoles y lograron determinar que se trataba de Derek, debido a un estudio del ADN de la madre del adolescente.

Carlos Amarza, director Nacional de la Unidad Antiextorsión y Secuestro del Ministerio Público, dijo que el caso estaba “policialmente resuelto”. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Dos posibles hipótesis

Venganza o simplemente el secuestro salió mal, estas serían las dos líneas de investigación sobre el homicidio de Derek Manaure, hijo del basquetbolista Juan Manaure.

El infante, de 15 años, fue hallado muerto con heridas de bala de escopeta en una zona boscosa en Chuspita, estado Miranda. El abogado criminalista Fermín Mármol García dijo que el homicidio confirma que en Venezuela hay una delincuencia que desdibuja los límites clásicos de no atacar a niños, personas de la tercera edad o minusválidos. Esto es significado de que el país está abrazado por el “primitivismo, la agresividad y perversidad”.

“El delincuente no se conforma con la obtención del dinero sino que también tiene que hacer daño”, agregó a través de un contacto telefónico con El Cooperante.

En este sentido, habló de las posibles rutas investigables: “Fue un caso dirigido por la venganza y todo lo relacionado al secuestro fue una cortina a los fines de confundir a las autoridades policiales y a la propia familia, pero la venganza siempre fue extraer al hijo de Manaure para matarlo cosa que le daría poco porcentaje, habría que investigarlo”.

“Otra es que es un secuestro que salió mal y lamentablemente al salir mal, una delincuencia muy joven ejecuta a la víctima”, adicionó el profesor universitario.

“Publicidad” del secuestro… ¿Un punto en contra?

Desde que el niño fue raptado en San Agustín, Caracas, la noche del 23 de diciembre, Manaure publicó una secuencia de mensajes sobre el hecho en sus redes sociales, en su mayoría solo imploraba y pedía a Dios por la vida de Derek.

Opiniones encontradas señalaban que esto podría entorpecer el caso y reducir las posibilidades de salvar al niño. Sin embargo, Mármol García insistió que este no será un tema al que la delincuencia le prestaría importancia.

“No creo que sea importante el publicitar o no un evento, yo no creo que eso le importe mucho a la delincuencia, lo que creo es que si la delincuencia siente que la autoridad policial les está llegando cerca o no, hay dos tipos de accionar: criminales muy curtidos y profesionales que comprenden que la actividad salió mal liberan al plagiado y emprenden la huida; Y las bandas jóvenes que al sentirse burlados y traicionados materializan el rasgo de perversidad” matan a la víctima. Con este argumento recuerda el caso de los hermanos Faddoul -asesinados después de más de un mes de ser secuestrados- cuyos raptores se sintieron cercados y ya estaban parcialmente identificados.

El rol del CICPC

El especialista en asuntos criminalísticos desestimó el argumento que el Cicpc haya fracasado y consideró que actuó siguiendo las reglas policiales con respecto a un secuestro: hacer un estudio del entorno de la víctima y de los padres, entorno comercial y amistoso del núcleo familiar, entre otros.

“Después trabajar en torno a los informantes, las cuerdas flojas, que son importantes para la labor de búsqueda. Yo jamás vi al Cicpc dando ruedas de prensa, fueron muy esquivos en el caso, guardando las formas”, añadió.

“Esto hay que cargárselo a una sociedad que se descompuso, a una juventud que no ha tenido progreso y bienestar y que piensa que cometer delitos es muy fácil y de poco riesgo. Después a un sistema que de cada 100 delitos castiga dos, esa es la verdadera culpa”, analizó.

Asimismo, manifestó que para castigar este tipo de atrocidades es necesario trabajar en la impunidad. Cree que es clave hacer cumplir las penas existentes.

Por último, describió nuevamente el prototipo de criminales jóvenes que actúan con saña: “Hablamos de una juventud que viene en la mayoría de los casos de un padre biológico que no se hizo responsable, un padre maltratador violador, una juventud que con deserción escolar y que encuentra en la banda su protección y vocación”. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

Fuente: Con información de http://elcooperante.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envíenos sus comentarios y aportes informativos al tema. Recuerde que su comentario, aunque no sea publicado, puede ser tomado en cuenta para nuestros temas de investigación. Los comentarios con términos insultantes, ofensivos, denigrantes y que incumplan nuestras políticas serán rechazados. Sólo puede enviar comentarios de menos de 1 mil (1.000) caracteres.

 
LO + LEÍDO...

LO + LEÍDO...